IGLESIA CATÓLICA SAN EDUARDO SE ASOCIA CON “ACCIÓN DE ALFABETIZACIÓN DE ARKANSAS CENTRAL” PARA AYUDAR A LOS HISPANOHABLANTES A APRENDER INGLÉS
LAS PRÓXIMAS CLASES INICIAN EN ENERO Y LOS MIEMBROS DE SAN EDUARDO SON LOS PRIMEROS EN SER MATRICULADOS, PERO CUALQUIER PERSONA ES BIENVENIDA AL PROGRAMA
10010A.jpg
El reverendo Jason Tyler, pastor de San Eduardo

La asociación de la Acción de Alfabetización de Arkansas Central con la iglesia de San Eduardo en el centro de Little Rock, para ofrecer un programa de Inglés como segundo idioma (ESL) a sus feligreses, es una increíble historia de dos etnias, dos generaciones y dos culturas, que se unen para enseñar y para aprender Inglés.

Hasta ahora, el programa ha sido todo un éxito ya que cerca de 50 estudiantes han participado en el programa.

El programa de ESL de San Eduardo nació del deseo de crear más oportunidades para la interacción positiva entre los miembros latinos con los de habla Inglés de la parroquia. Los maestros laicos encargados del programa son Albert “Al” Schneider y Dale Pekar (un voluntario de AmeriCorps para la Acción de Alfabetización).

 

UNA CORDIAL BIENVENIDA

Cuando llegan nuevos vecinos al barrio, lo cortés es hacer que se sientan bienvenidos llevándoles alguna comida y explicándoles lo que ocurre en el vecindario. ¿Pero qué hacer cuando los nuevos vecinos necesitan un poco más de ayuda para entender porque no hablan inglés?

Como la comunidad latina de Little Rock sigue creciendo, los feligreses de la Iglesia Católica de San Eduardo de habla inglesa, buscaron formas para que los miembros latinos de su iglesia y de la comunidad, se sintieran cómodos como en su casa.

La composición étnica de la congregación ha cambiado desde sus orígenes como una iglesia alemana, siendo ahora la mayoría se sus feligreses, de habla hispana. Y debido a la división lingüística, algunos feligreses dijeron que sentían como si San Eduardo se componía de dos congregaciones separadas pero que utilizan las mismas edificaciones y que sólo llegan para las misas en sus lenguas nativas.

10010B.jpg
Al Schneider, líder del “Comité de Inquietudes Sociales” de la iglesia, sabía que los apretones de manos y las buenas intenciones no bastaban y necesitaban ser apoyadas con acciones para unificar a toda la congregación y dar una especial bienvenida a los feligreses latinos. Schneider, un ex sacerdote criado por padres que incorporaban el servicio a la comunidad en su rutina diaria, rápidamente abrazó la idea de ofrecer tutoría intensiva de inglés a los feligreses latinos de San Eduardo.

“El tema de la inmigración nos impactó de inmediato” afirma Schneider. “Padres que no pueden ayudar a sus hijos con las tareas debido a la barrera del idioma, o personas con miedo de tomar la prueba para la ciudadanía debido a sus pobres conocimientos de inglés, 

¿Pero por dónde empezar para mejorar la situación?

Una cosa que Schneider y los demás voluntarios tuvieron a su favor para iniciar las clases de ESL, fue la ayuda de la “Acción de Alfabetización de Arkansas Central”, que se ofreció para capacitar a los tutores, proporcionar libros de estudio y ayudar a supervisar el programa para asegurarse de que estaba encaminado al éxito. 

“No había manera de que nuestra parroquia pudiera realizar este programa de enseñanza si no fuera por ellos”, explica Schneider.

El reclutar tutores resultó ser mucho más fácil de lo esperado, en parte porque no se requerían conocimientos de español. “Pensé que era muy bueno que no hablaran español porque lo que van a enseñar es inglés y así evitan la tentación de intentar hablar algo de español”, señala Schneider.

Un grupo de tutores se inscribió de inicio para las sesiones de tutoría que se realizaban dos veces por semana los lunes y los jueves, por una hora y media cada noche de 6:30 a 8 PM. Algunos voluntarios sólo van una noche a la semana, otros van las dos noches. Algunos trabajan solos, otros trabajan en equipo.

En una típica tarde de clases, los espacios y las salas de reuniones en las instalaciones de la iglesia, se llenan con pequeños grupos de estudiantes, divididos según su nivel de conocimiento. “Algunos estudiantes hablan bien pero quieren aprender a escribir y leer mejor. Otros son principiantes”, aclara Schneider. Hay cinco niveles diferentes de inglés para los alumnos.

Las lecciones van bien porque todos los tutores tuvieron dos sábados completos de entrenamiento antes de que comenzar el programa. Y todos pusieron unas horas adicionales cada semana preparándose para las clases y reportando el progreso de sus alumnos, gracias a un programa en línea administrado por “Acción de Alfabetización de Arkansas Central”, para asegurarse de que el programa fuera por buen camino. La carga de trabajo es pesada, pero hasta ahora todos los 17 tutores siguen firmemente en él programa.

Es un equipo de tutores importante teniendo en cuenta que el programa se inició  hace menos de un año, en abril de 2014. Pero a medida que se corrió la voz, las clases se llenaron rápidamente. 

Un curso se graduó al final de junio, el segundo en septiembre y el tercero el 16 de diciembre pasado. También habrá clases los jueves de 9 a 10:30 AM y los lunes y jueves a mediodía de 1:30 a 3 PM.

Las próximas clases inician en enero y los miembros de San Eduardo son los primeros en ser matriculados, pero cualquier persona es bienvenida al programa. 

Dale Pekar dice que están dispuestos a adecuar las clases a las necesidades que los alumnos puedan tener para desempeñarse en sus trabajos y que necesitan hacérselo saber.

Hay voluntarios adicionales que van en las noches para prestar servicios de guardería para los padres que asisten a clases. Alrededor de dos docenas de niños son traídos a cada sesión.

Ciertamente, la popularidad del programa se debe en gran parte al liderazgo de Schneider que anima al equipo de tutores a tomar descansos para que no se agoten y ayuda a organizar fiestas para marcar hitos en la trayectoria de los estudiantes a medida que van adquiriendo fluidez en inglés.

El reverendo Jason Tyler, pastor de San Eduardo, asegura que el programa es un éxito y una bendición. “En primer lugar, beneficia a nuestra población inmigrante ayudándoles a aprender Inglés e integrándose mejor al nuevo mundo que les rodea”, comentó. “En segundo lugar, ayuda a reducir la barrera idiomática que existe incluso dentro de nuestra propia iglesia. Los estudiantes y los tutores no sólo están interactuando en el aula, sino también en algunos entornos sociales. En última instancia, queremos ser una sóla comunidad, no dos comunidades que pasan a utilizar el mismo espacio para el culto.?n

 

 

Los interesados en participar en el programa, como alumnos o como tutores y que deben cumplir con ciertas requisitos  pueden contactar  a ACCIÓN DE ALFABETIZACIÓN DE CENTRAL ARKANSAS, 100 Rock Street, Suite 530 (Biblioteca Central) Little Rock, AR 72201, Lunes a Jueves: 9 am – 4 pm, Viernes: cerrado. Teléfono 501-372-7323, o: laca@literacylittlerock.org

 

Edición de esta semana
¡SUBIERON BANDERA EN OAKLAWN!
Ubicado en el Parque Nacional de Hot Springs, el Oaklawn Racing & Gaming (# 2705 Central Ave. Hot Springs.1-800-OAKLAWN) es uno de los mejores hipódromos en el país desde 1904, y hogar del afamado Arkansas Derby con un premio de $1 millón al ganador. Hoy en día, Oaklawn también ofrece una gran cantidad de diversión y conciertos y máquinas de juegos de azar, día y noche durante todo el año.   / ver más /
¡Nueva sección!   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El Partido Republicano (GOP) está en problemas más profundos de lo que sugiere la pérdida de un escaño en el Senado en la elección en Alabama. La fuente de ese problema se remonta al 19 de julio de 2016, cuando el GOP aceptó a Donald Trump como candidato a presidente.   / ver más /