ARRESTOS NO APORTAN REVELACIONES SOBRE LA DESAPARICIÓN DE 43 ESTUDIANTES EN GUERRERO
SUMA UN TOTAL DE 90 LOS ARRESTADOS, ENTRE POLICÍAS NARCOTRAFICANTES Y POLÍTICOS IMPLICADOS
10089A.jpg

Las autoridades mexicanas han detenido a otros diez policías del municipio de Iguala, en Guerrero, relacionados con la muerte de seis personas y la desaparición de 43 estudiantes de la escuela rural de Ayotzinapa el pasado 26 de septiembre. Esta es la primera novedad que se ha dado a conocer en 2015 de un caso que aguarda justicia y que ha marcado a la presidencia de Enrique Peña Nieto.

Las detenciones fueron realizadas en una región de Guerrero y en una fecha no especificada por miembros de la Fiscalía General y la Gendarmería, una división de la Policía Federal creada expresamente por Peña Nieto para patrullar las zonas asoladas por el narcotráfico. 

La Gendarmería llegó en octubre a este Estado, uno de los más violentos del país, para hacerse cargo de la seguridad pública de Iguala. Los policías detenidos fueron trasladados a la ciudad de México para ser interrogados en una subprocuraduría especializada en delitos de delincuencia organizada.

Desde la fatídica noche del 26 de septiembre 58 policías de este municipio y de Cocula, el contiguo, han sido detenidos, de un total de 90 arrestados, entre narcotraficantes y políticos implicados. La fiscalía cree que los agentes trabajaban para los Guerreros Unidos, el cartel de la región, y que entregaron a los estudiantes a los narcotraficantes para que fueran ejecutados.

Al día de hoy solo uno de los desaparecidos, Alexander Mora, ha sido identificado gracias a los restos óseos que los peritos hallaron en un basurero de la región.

Las pesquisas, sin embargo, aún no han logrado aportar piezas fundamentales de este puzle que ha quebrado la cabeza a las autoridades. Felipe Flores Velázquez, el exjefe de la policía de Iguala (que fue detenido y liberado por la policía ministerial de Guerrero poco después del incidente), sigue estando prófugo a pesar de que el Gobierno ha emprendido una cacería humana en todo el país para ubicarlo.

Las declaraciones del líder de Guerreros Unidos, Sidronio Casarrubias, detenido en octubre, aseguran que su operador en la región, Gildardo López Astudillo, apodado El Gil, se encuentra a salto de mata junto con Felipe Flores en la sierra de Guerrero. Ambos sospechosos podrían confirmar que José Luis Abarca, el alcalde de Iguala, ordenó a su jefe policial detener a los estudiantes y entregarlos al narcotráfico.

Abarca y su esposa, María de los Ángeles Pineda, fueron detenidos el 4 de noviembre en la ciudad de México. El matrimonio ha sido señalado por las autoridades como los autores intelectuales del crimen. Abarca se encuentra en una cárcel de máxima seguridad, acusado de homicidio calificado de uno de sus adversarios políticos.

 

Edición de esta semana
LOS DEMÓCRATAS GANAN EL CONTROL DE LA CÁMARA DE REPRESENTANTES, PERO LOS REPUBLICANOS AUMENTAN SU MAYORÍA EN EL SENADO
Aunque las esperanzas de los demócratas estaban puestas en ganar el Senado y la Cámara Baja en las elecciones de noviembre, el partido solo volverá a controlar la Cámara de Representantes después de siete años, pero los republicanos reforzaron su dominio en el Senado aumentado 4 senadores a su mayoría.    / ver más /
El día de Thanksgiving o Acción de Gracias es una de las festividades más importantes en Estados Unidos, se festeja cada cuarto jueves de noviembre.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La orden de Donald Trump de desplegar miles de militares en servicio activo a la frontera sur para detener lo que caracterizó como una inminente “invasión” de las llamadas caravanas de los migrantes centroamericanos, tuvo su función como farándula política para las elecciones de noviembre 6.   / ver más /