LA ADMINISTRACIÓN DE PEÑA NIETO REGALA DIEZ MILLONES DE TELEVISORES EN AÑO DE ELECCIONES
ENTREGA MILLONES DE APARATOS MESES ANTES DE QUE SE RENUEVE LA CÁMARA DE DIPUTADOS Y SE ELIJAN 9 GOBERNADORES
10147A.jpg

México apagará la señal analógica de televisión el 31 de diciembre de 2015. Para lograr la transición a la televisión digital terrestre (TDT), en un país donde más de 50 millones de personas —casi la mitad de la población— viven en pobreza, el Gobierno mexicano obsequiará durante este año más de 10 millones de aparatos digitales. 

La controversia en torno a este programa la ha servido los opositores del presidente Peña Nieto, quienes apuntan a que los equipos regalados pueden impactar en los resultados de las elecciones intermedias que el país celebrará el próximo 7 de junio.

Los retozos son inevitables cuando la gente sale con una caja rectangular bajo el brazo de los centros que el Gobierno ha designado para la entrega de los nuevos televisores. Los nuevos televisores ya se han distribuido en Estados del norte del país y desde enero se están repartiendo en la región central. 

No todos los mexicanos pueden recibir uno. El programa está diseñado para apoyar a la población con menos recursos. De los casi 52 millones de personas que viven en la pobreza en México, 13 millones tendrán una televisión nueva al terminar el año. La selección de los beneficiados la ha hecho la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL), encargada de administrar los programas de asistencia social.

Las críticas al programa se han intensificado en la víspera del comienzo de las campañas electorales. Legisladores de izquierda y de derecha han señalado las deficiencias técnicas del programa, pero sobre todo que la mayoría de los equipos televisivos sean entregados en un año de elecciones. 

El Partido Acción Nacional (PAN) ha denunciado que las regiones donde se están distribuyendo los televisores coinciden con los Estados que tendrán elecciones de gobernadores y ayuntamientos en 2015, entre ellos Guerrero y Michoacán, sitios que han sufrido el impacto de la violencia en los últimos años.

Los equipos vienen empacados y con la pegatina “Mover a México”, la frase que el Gobierno de Peña Nieto ha utilizado en los últimos dos años para promover las acciones de su Administración, en verde, blanco y rojo, los colores nacionales pero también los de su partido, el Revolucionario Institucional (PRI). 

Algunas de las televisiones han sido encontradas en casas de empeño revelando que hay ciudadanos que les quitan las estampas [pegatinas] y las venden.

El programa fue planteado desde 2010 y contemplaba que los equipos se entregaran de 2011 a 2015. 

La Administración de Peña Nieto en 2013, decidió descartar la entrega de decodificadores y antenas para enfocarse solo en las televisiones. 

Los partidos políticos han apuntado a que el Gobierno mexicano ha prometido entregar televisiones con conexión a internet, cuando los aparatos en realidad no poseen dispositivos para utilizar la banda ancha y la población que los recibe no tiene recursos para sostener un gasto como la conexión a un servicio de internet. Cada uno de los televisores de 22 pulgadas ha costado al Gobierno mexicano unos 150 dólares, cuando el precio en el mercado de estos aparatos es de 340 dólares, en lugar de los decodificadores, que en México cuestan unos 55 dólares. La SCT ha argumentado que se eligieron las televisiones porque consiguen el ahorro energético del 60% en el consumo de energía eléctrica. 

 

Edición de esta semana
CIRUGÍAS DEL CORAZÓN POR VÍA SUBCUTÁNEA
Nuevas técnicas han permitido las cirugías mínimamente invasivas y tiempos de recuperación mucho más cortos para cientos de pacientes que han sido sometidos al reemplazo de la válvula aortica del corazón por vía de un catéter (cirugía percutánea a través de la piel) en lugar de las mayores cirugías de corazón abierto.    / ver más /
El 15° Festival Literario de Arkansas 2018 incluye en su la lista de autores y presentadores a una variada gama de escritores.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
En todo EE.UU. los maestros se cansaron del tratamiento que sus gobiernos estatales dan a la educación y a los educadores.  Los gobernadores y las legislaturas republicanas están ahora promoviendo aumentar los impuestos para apaciguarlos. Los legisladores están tratando de encontrar maneras de mantenerlos en las aulas, sin darles un aumento.    / ver más /