¿SE PUEDE TRABAJAR MENOS Y PASAR MÁS TIEMPO CON LA FAMILIA?
Por Michel Leidermann

Menos del 10% de los países latinoamericanos fijan un límite de 40 horas de trabajo a la semana. Empleados y empresas buscan ahora armonizar el trabajo con la vida personal. Tal vez sea hora de disponer de más tiempo de calidad para la familia, para sus pasatiempos y sus intereses.

Mientras que las nuevas tecnologías han simplificado y ahorrado tiempo en el modo de trabajar, también han acostumbrado a las organizaciones a “esclavizar” a más de un empleado 24/7. Responder mails fuera de horario, recibir mensajes laborales en redes sociales o terminar una presentación de manera remota durante un día de descanso, ya son parte de la responsabilidad semanal.

De acuerdo a la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el 67% de los países desarrollados y de la Unión Europea (UE), han estipulado un límite obligatorio de 40 horas de trabajo semanales, mientras que tan solo 9% de los países en América Latina tiene la misma limitación.

A este se le suma que los latinoamericanos pueden llegar a perder hasta 4 horas por día en viajar del trabajo a casa y de casa al trabajo. Toda una odisea si lo que se trata es de conciliar la vida laboral con la vida personal. 

La incorporación de la mujer en el mercado laboral hizo que ellas llevaran adelante esa doble agenda, entre el trabajo y la vida familiar. El hombre se desconecta más.

De acuerdo al estudio del Banco Mundial, “Cuestiones de género en el trabajo”, en América Latina y el Caribe, la participación de la mujer en la fuerza de trabajo ha aumentado un 35% desde 1990. 

“En general estoy irritable en casa porque mi trabajo es muy agotador”. “Mi familia se queja de que no le presto la debida atención por el exceso de trabajo”. “Puedo hacer que mi pareja/mis hijos/mi familia no se sientan desatendidos aunque yo tenga mucho trabajo”. “Es paradójico, uno trabaja por el bienestar de sus seres queridos, pero reciben lo peor de uno porque estamos cansados por el trabajo”, explican algunas de las afirmaciones en la encuesta de la campaña “Hacé el click hoy” desarrollada por el Consejo Publicitario Argentino.

Así es como, de la mano con un cambio de modelo personal, muchas empresas también han decidido flexibilizar su jornada laboral y brindar condiciones favorables para balancear las horas de oficina con la vida familiar. Cuando una empresa contrata a un técnico, a un analista o a un gerente, tiene que entender que está empleando a una persona que tiene familia.

A pesar de que muchas empresas en Latinoamérica comienzan a reconocer las ventajas de tener a trabajadores motivados, los gobiernos deben apoyar a través de legislación porque muchos empleadores no son sensibles a la realidad de sus empleados. Trabajar jornadas de 12 horas no pueden ser vistas como normales por un empleado.

Ya en Europa, empresas han probado con éxito la reducción del horario laboral que entre otros beneficios, ha mejorado la productividad, reduciendo el absentismo y los accidentes laborales.

 

MÁXIMAS & MÍNIMAS CONTEMPORÁNEAS 

La vida es para divertirnos hasta despedirnos.

A Dios le pedimos lo que queremos aunque lo que pidamos no lo necesitemos.

El hombre es el animal que más se parece al mono. ¡Pobre mono!

No hay mujeres desconfiadas, simplemente precavidas.

Políticamente hablando, el último en ser contratado siempre será el primero en ser descartado.

 

Edición de esta semana
CIUDAD DE LITTLE ROCK CELEBRÓ EL LANZAMIENTO DE LA TARJETA DE IDENTIFICACIÓN MUNICIPAL
El pasado sábado 7 de julio se inició oficialmente el proceso para que las personas mayores de 14 años que residen dentro de los límites de la ciudad de Little Rock, sin importar su estatus migratorio, puedan obtener oficialmente una tarjeta de identificación municipal. Será muy beneficiosa para personas que no tienen otro medio oficial de identificación y también les serán útiles para conseguir trabajo.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La reunión entre los presidentes Donald Trump y Vladimir Putin en Helsinki será recordada por el bochornoso papel del presidente de Estados Unidos: indigno y lastimoso.   / ver más /