OKLAHOMA PLANTEA EJECUTAR A LOS CONDENADOS A MUERTE EN LA CÁMARA DE GAS ANTE LA FALTA DE BARBITÚRICOS PARA LA INYECCIÓN LETAL
UNA FARSA EL BUSCAR “HUMANIDAD” EN LA PENA DE MUERTE
10227A.jpg

Estados Unidos tiene en común con Arabia Saudí, China, Irán y Yemen que son los países que más personas ejecutan cada año. En la categoría de métodos bárbaros, Arabia Saudí decapita a los condenados; China los fusila; Irán los ahorca y lapida; Yemen usa el fusilamiento; y Estados Unidos se plantea la vuelta a la tenebrosa cámara de gas.

Con las ejecuciones en Oklahoma en suspenso pendientes de la decisión del Tribunal Supremo de si uno de los tres componentes que se usan en el cóctel mortal de drogas para acabar con la vida del condenado por inyección letal, viola la Constitución de EEUU, legisladores republicanos están a un paso de convertir Oklahoma en el primero Estado que permita el uso de gas nitrógeno para acabar con la vida de los reos.

Se trataría de una muerte por hipoxia, al utilizar gas nitrógeno y privar al preso de oxígeno en la sangre, lo que en opinión de quienes patrocinan la ley es equiparable a una muerte sin dolor como la que sufren los pilotos cuando la cabina de un avión se despresuriza. “No se necesitaría a ningún médico para hacerlo. Es muy práctico y eficiente” asegura el representante Mike Christian, ex policía de carreteras.

Durante más de un siglo, Estados Unidos buscó la forma ‘más humana’ de acabar con la vida de alguien en nombre del Estado. La horca y el pelotón de fusilamiento primero, y la electrocución de los condenados (la primera silla eléctrica data de 1890) y la muerte en la cámara de gas (1920) después, herían los sentimientos de incluso quienes participaban en la gran farsa de la muerte humana auspiciada por el Estado.

Se llegó a la adopción de la inyección letal tras un macabro acto de evolución propiciado por un forense partidario de la pena capital, que consideraba que se mataba animales “con más humanidad que con la que se mataba a personas”. El padre de la inyección letal no pudo imaginar allá por 1982 –primera vez que se usó tal método, en Texas- que su invento sería desterrado por algo tan simple como un problema de oferta ya que los laboratorios ya no quieren vender anestesia para uso en las cárceles.

Ante esta posibilidad, Oklahoma ya tiene listo el proyecto de ley que establece la vuelta a la cámara de gas y lo que costaría la construcción de esta, en torno a los $300.000. En la actualidad, cuatro Estados permiten la muerte en cámara de gas –Arizona, California, Misuri y Wyomoing-, pero todos ellos tienen la inyección letal como primer método de ejecución.

El último preso ejecutado en una cámara de gas fue Walter LaGrand en Arizona en 1999. Según la ley actual de Oklahoma, si la inyección letal es considerada inconstitucional, el Estado debería de usar la silla eléctrica. La tercera opción sería el pelotón de fusilamiento. El representante Mike Christian asegura que se plantea presentar una ley que elimine la silla eléctrica como opción.

 

Edición de esta semana
CIUDAD DE LITTLE ROCK CELEBRÓ EL LANZAMIENTO DE LA TARJETA DE IDENTIFICACIÓN MUNICIPAL
El pasado sábado 7 de julio se inició oficialmente el proceso para que las personas mayores de 14 años que residen dentro de los límites de la ciudad de Little Rock, sin importar su estatus migratorio, puedan obtener oficialmente una tarjeta de identificación municipal. Será muy beneficiosa para personas que no tienen otro medio oficial de identificación y también les serán útiles para conseguir trabajo.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La reunión entre los presidentes Donald Trump y Vladimir Putin en Helsinki será recordada por el bochornoso papel del presidente de Estados Unidos: indigno y lastimoso.   / ver más /