¡LA LUCHA CONTRA EL RACISMO NO HA TERMINADO!
PRESIDENTE OBAMA HABLÓ EN EL FAMOSO PUENTE EN SELMA, ALABAMA DONDE UNA MARCHA POR LOS DERECHOS CIVILES FUE REPRIMIDA BRUTALMENTE HACE 50 AÑOS
10276A.jpg

El presidente Barack Obama aseguró el sábado 7 que la lucha contra el racismo en Estados Unidos no ha terminado, durante un discurso en Selma, Alabama, con motivo del 50 aniversario de la marcha pacífica por el derecho al sufragio de los afroamericanos, que fue un catalizador de la Ley de Derecho al Voto.

"Sabemos que la marcha no ha terminado", dijo el presidente ante miles de personas en el puente Edmund Pettus, donde los activistas fueron duramente reprimidos por la Policía en 1965, episodio que pasó a la historia como el "Bloody Sunday" Domingo sangriento).

Medio siglo después de que el reverendo Martin Luther King liderara una marcha sobre el puente, el primer presidente afroamericano de Estados Unidos conmemoró en la localidad sureña los triunfos del movimiento por los derechos civiles de las minorías raciales, al que tantas veces ha agradecido la posibilidad de que él llegara a la presidencia.

"Sólo tenemos que abrir nuestros ojos y oídos y el corazón, saber que la historia racial de esta nación todavía proyecta su larga sombra sobre nosotros", agregó Obama.

El mandatario hizo referencia a casos como el de Michael Brown, un joven afroamericano de 18 años que murió el pasado agosto tiroteado en una calle de Ferguson por un policía blanco, en un suceso que desató protestas y disturbios y que abrió el debate sobre el racismo policial.

El Departamento de Justicia publicó la semana pasada un informe en el que acusa a la Policía de Ferguson de discriminación racial y de violar los derechos civiles de la población negra, con detenciones sin motivo aparente y el uso excesivo de fuerza, especialmente contra la comunidad afroamericana.

A pesar de que la actuación de la policía en Ferguson demuestra que “poco ha cambiado” con respecto a la raza, el presidente aseguró que se niega a aceptar que el progreso sea nulo. “Lo que pasó en Ferguson puede que no sea único, pero no es tan endémico ni está protegido por la ley ni nuestras costumbres como ocurría antes del movimiento por los derechos civiles”.

"Selma nos enseña, también, que la acción requiere que nos despojamos de nuestro cinismo. Por lo que se refiere a la búsqueda de la justicia, no podemos permitir ni complacencia ni la desesperación", sumó el presidente.

Obama señaló que sería un "error" concluir que el racismo ha sido desterrado por lo que hizo un llamamiento a todos los estadounidenses "no solo blancos, no solo negros", a trabajar para elevar el nivel de confianza mutua.

En el acto estuvieron presentes el ex presidente republicano George W. Bush y su esposa Laura, así como el gobernador de Alabama, Robert Bentley, y una delegación de un centenar de congresistas encabezada por el demócrata John Lewis, quien participó en la marcha cuando tenía 25 años y a quien Obama se refirió como uno de sus "héroes".

Lewis, quien introdujo al presidente, también coincidió en que "todavía queda trabajo por hacer" y pidió a los ciudadanos "construir sobre el legado de la marcha", en la que él mismo resultó herido.

El movimiento por los derechos civiles denunció en los 60 la dificultad para ejercer el derecho a voto como el principal obstáculo para participar en democracia

Dos semanas después de llegar a Montgomery, el presidente Lyndon B. Johnson presentó ante el Congreso el proyecto de Ley de Derecho a Voto de 1965. La normativa, firmada ese mismo verano en presencia del reverendo King, está considerada como la mayor protección legal del derecho de las minorías raciales a participar en democracia.

 

Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /