EL OBISPO DE CHILE AL QUE SUS FELIGRESES PIDEN RENUNCIAR
JUAN BARROS HA SIDO CUESTIONADO POR SUS VÍNCULOS CON ABUSO SEXUAL DE MENORES DURANTE LOS AÑOS 80 Y 90.

La ceremonia para que Juan Barros asumiera como obispo de Osorno debió acortarse, debido a los disturbios.

“Barros, ¡fuera!”, gritaba una multitud vestida de negro en pleno centro de Osorno, en el sur de Chile. La pequeña ciudad, ubicada 850 kilómetros al sur de la capital, Santiago, nunca había visto tanta gente protestando afuera de su catedral: más de 650 personas, según la policía local.

Estaban allí para hacerle saber al nuevo obispo, Juan Barros, recientemente nombrado por el Papa Francisco, que no lo querían. Ni en la catedral, ni en la diócesis ni en la Iglesia.

Barros ha sido cuestionado por sus vínculos con el sacerdote Fernando Karadima, a quien tanto la justicia ordinaria como la eclesiástica consideraron responsable de abuso sexual de menores durante los 1980s y 1990s. Karadima fue suspendido de por vida de sus funciones.

Los denunciantes aseguran que como secretario del cardenal Juan Francisco Fresno, Barros recibió las primeras denuncias contra Karadima. “Simplemente las rompía”, asegura Cruz.

Barros, quien ha sido sacerdote por 30 años, y que se desempeñaba como obispo castrense -de las Fuerzas Armadas- antes de su nombramiento en Osorno, niega todas las denuncias.

“Jamás tuve conocimiento de alguna denuncia respecto del sacerdote Karadima   y jamás tuve conocimiento ni imaginé nunca de aquellos graves abusos que este sacerdote cometía con sus víctimas. No he aprobado ni participado en esos hechos gravemente deshonestos. Hubo una investigación exhaustiva por instancias competentes civiles y eclesiásticas para discernir las responsabilidades y sanciones”, aseguró el obispo a través de una carta pública.

Pero la cruzada contra el nombramiento de Barros no ha sido sólo de las víctimas del caso Karadima. En febrero, al conocerse la decisión papal, unos 30 sacerdotes y diáconos de Osorno enviaron una carta al nuncio apostólico, Ivo Scapolo, donde decían sufrir “mucha tribulación” y estar “confundidos e irritados” por el nombramiento de Barros. “No nos sentimos acogidos, menos comprendidos por la jerarquía de nuestra Iglesia”, aseguraban a través de la carta al representante vaticano en Chile.

 

Edición de esta semana
DEBATE BILINGÜE ENTRE CANDIDATOS A ALCALDE DE LITTLE ROCK 
Un debate en el que participaron candidatos a la alcaldía de Little Rock, fue organizado por Rolando Ochoa de la cadena de televisión Univisión-Little Rock, Cesar Ortega pastor de la organización de servicio comunitario basado en la fe cristiana City Connections, y Michel Leidermann, director del periódico en español El Latino. El debate se realizó a las 7 PM del lunes 29 en la iglesia South City ubicada en la Baseline Rd con la I-30 en el Southwest de la ciudad.   / ver más /
El Obispo Anthony Taylor de la Diócesis de Little Rock, publicó una segunda carta el martes, 23 de octubre, actualizando información sobre la actual crisis de abuso sexual por clérigos y la ayuda para las víctimas.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Cuando los jóvenes de la antigua Atenas alcanzaban la edad de 17 años, se marcaba un momento en el que pasaban de ser jóvenes a ser considerados hombres responsables para la toma de decisiones sobre la ciudad. De ahí en adelante se les permitía el ingreso a las filas militares para luchar en la guerra.    / ver más /