DISCRIMINACIÓN

¿Cómo leeremos en el futuro? ¿Seguirá habiendo libros dentro de 100 años, o solo se venderán E-Books? 

No es qué leeremos dentro de unas décadas. Más importante parece ser cómo lo haremos. De qué forma leeremos en el futuro próximo. Naturalmente, la primera cuestión que nos viene a la cabeza es si se seguirán publicando libros en papel. 

Teniendo en cuenta el auge de los E-Books, la duda es si existirán o no bibliotecas dentro de un siglo. ¿Tendremos que renunciar a las librerías y optar por gigantes como Amazon para que nos manden los ejemplares directamente a casa? ¿Tendremos que restringir la búsqueda de información a tablets u otros dispositivos que ni siquiera se han inventado aún? 

Aunque estas y otras preguntas están presentes en nuestras conversaciones desde hace ya un par de años, la llegada al mercado de dispositivos de lectura y smartphones cada vez más sofisticados, ha fomentado el debate.

Muchas respuestas, muchas especulaciones.

Algunas ya tienen respuesta. Los que consideran que el papel está acabado, aseguran que cada vez son más las personas que han optado por los E-Books en detrimento de los libros. Los más tradicionales, sin embargo, hacen hincapié que los nuevos dispositivos nunca serán competencia para el papel, sino una simple alternativa.

El libro en papel se va a extinguir en un futuro cercano, afirman convencidos los más radicales. Aunque sólo sea debido a la escasez de recursos (arboles/papel) que viviremos en el futuro, es más que probable que se dejen de imprimir. Una vez desaparecida la generación de lectores que considera el papel eterno, no habrá ninguna razón para mantener el formato clásico. Las nuevas generaciones, por ejemplo, no utilizan ni libros ni papel hoy en día, y hasta las instrucciones de funcionamiento de sus nuevos smartphones, están on-line.

Los firmes defensores del libro como bien cultural, por su parte, creen firmemente en un futuro en papel. Si bien dudan de la prevalencia de formatos como las enciclopedias o los libros técnicos y manuales, confían en que las novelas y relatos seguirán imprimiéndose. Aquellas librerías que se mantuvieron fieles a la vieja escuela, y que han sabido adaptarse a los nuevos tiempos a través de la especialización literaria, sin embargo, ven cómo su negocio crece. 

El del futuro del libro es un debate necesario y revelador. La transformación cultural de la lectura es sólo una cuestión de tiempo.

 

SEAMOS CAUTELOSOS

Si perdemos la guerra actual contra el terror, nada más importará. Ni las cuestiones básicas, los almuerzos escolares, la tasa de desempleo, el seguro de salud Obamacare, el medio ambiente o el calentamiento global. Ni siquiera el interés de 1% por el dinero invertido. Y ciertamente no importará si las parejas homosexuales puedan comprar flores y pasteles para sus bodas.

No, estas grandes cuestiones que muchos consideran tan importantes hoy en día no importaran si los extremistas musulmanes ganan la guerra del terror. Piense en nuestros pueblos y ciudades y centros comerciales y universidades, atacados con bombas explotadas por estos radicales.

Piense en ISIS, al-Qaeda y Al-Shabaab controlando las calles de nuestras ciudades. Piense en las decapitaciones y mujeres lapidadas hasta la muerte por alguna infracción religiosa. 

Estados Unidos necesita ganar esta guerra por todos los medios. Animemos a nuestros líderes a ser muy cautelosos al negociar con enemigos y a establecer fuertes medidas para ganar la guerra contra el terrorismo, en EEUU y a nivel mundial. 

 

Edición de esta semana
¡SUBIERON BANDERA EN OAKLAWN!
Ubicado en el Parque Nacional de Hot Springs, el Oaklawn Racing & Gaming (# 2705 Central Ave. Hot Springs.1-800-OAKLAWN) es uno de los mejores hipódromos en el país desde 1904, y hogar del afamado Arkansas Derby con un premio de $1 millón al ganador. Hoy en día, Oaklawn también ofrece una gran cantidad de diversión y conciertos y máquinas de juegos de azar, día y noche durante todo el año.   / ver más /
¡Nueva sección!   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El Partido Republicano (GOP) está en problemas más profundos de lo que sugiere la pérdida de un escaño en el Senado en la elección en Alabama. La fuente de ese problema se remonta al 19 de julio de 2016, cuando el GOP aceptó a Donald Trump como candidato a presidente.   / ver más /