México promueve en EUA el voto ciudadano en el exterior
El director del IFE orienta a las autoridades de Estados Unidos sobre el proceso
El director del Instituto Federal Electoral de México (IFE), Luis Carlos Ugalde, reconoció el viernes 22 durante su visita a Washington D.C., que la ley que permite el voto de los mexicanos en el exterior es un experimento con “ciertos candados” que, sin embargo, dará voz a millones de conciudadanos en Estados Unidos.
“Es una ley que gradualmente se irá expandiendo en sus alcances. Es un primer experimento y, como todo experimento, tiene que tener ciertos candados”, dijo Ugalde durante un foro auspiciado por el Diálogo Interamericano en Washington.
El director del IFE se refirió a las limitaciones de la nueva ley que, entre otros elementos, sólo permite el voto a aquellos mexicanos que cuenten con una acreditación electoral.
Ugalde realizó una gira por Nueva York, Washington y Miami, para informar a las autoridades estadounidenses sobre el alcance de la nueva ley, aprobada hace cuatro semanas por el Congreso mexicano y cuya aplicación y logística estará a cargo del IFE.
El IFE anunciará en las próximas semanas un acuerdo con el Servicio Postal de EU para coordinar la logística de la entrega de papeletas de votación por correo, según Ugalde.
Se calcula que unos 10 millones de mexicanos viven en Estados Unidos, de los cuales cuatro millones tienen acreditación electoral con fotografía, emitida por el IFE desde los años 90.
Entre los diversos requisitos de la nueva ley, sólo los que tengan esa acreditación podrán votar.
Además, los mexicanos que aún no estén empadronados podrán inscribirse en la lista de votantes en el exterior entre el 1 de octubre y el 15 de enero próximos.
Para votar en las elecciones presidenciales de 2006 es necesario solicitar una boleta electoral del IFE, a través de correo certificado, un costo que oscila entre 8 y 10 dólares y que correrá por cuenta del elector.
El IFE enviará al votante a partir de abril próximo un sobre prepagado y certificado para que pueda emitir el sufragio.
Los votos desde el exterior serán contabilizados junto al resto de las papeletas el propio día de las elecciones, el 2 de julio de 2006.
“En un esquema de votación donde tienes que pagar 8 dólares, habrá que ver cuántos ejercen el voto, pero quiero ser enfático en una cosa: el éxito no depende del número [de votantes], sino de la seguridad” y transparencia del proceso electoral, recalcó Ugalde. En ese sentido, insistió en que la tasa de participación de los mexicanos en el exterior es “insignificante frente a la necesidad de garantizar un buen ejercicio”.
En todo caso, el Congreso mexicano podrá evaluar en los próximos años el éxito o fracaso de la nueva ley y realizar ajustes con el objetivo de “ir expandiendo el universo de votantes potenciales”, dijo el funcionario del IFE.
Citó como ejemplo el caso de República Dominicana en el que, de un millón de dominicanos en EUA, sólo 35 mil (3.5%) votaron en las elecciones de su país.
Ugalde reconoció que el IFE tiene por delante numerosos retos para asegurar que el proceso electoral de 2006 sea seguro, legal y transparente.
Asimismo, Ugalde subrayó la necesidad de que los aspirantes a la presidencia de México respeten “la regla, el árbitro y los resultados” de las elecciones. En su opinión, el fraude electoral ya es cosa del pasado en México y los retos de ahora están relacionados al alto costo de las campañas políticas.
Para aumentar la confianza en el IFE, Ugalde se mostró partidario de aumentar el número de observadores internacionales, que en las elecciones del año 2000 totalizaron alrededor de 900.
“La situación política en el país ha generado controversias en diferentes frentes, además del electoral, y me parece que el papel de los observadores internacionales podría generar un punto de vista neutral que fortaleciera el resultado de la elección”, dijo.
El IFE, que desde principios de mes supervisa los gastos electorales de los partidos, tomará decisiones respecto a cómo asegurar que los candidatos presidenciales no reciban recursos del exterior, ni hagan campaña política cuando acudan a diversos foros académicos o políticos en Estados Unidos, agregó.
Edición de esta semana
DEBATE BILINGÜE ENTRE CANDIDATOS A ALCALDE DE LITTLE ROCK 
Un debate en el que participaron candidatos a la alcaldía de Little Rock, fue organizado por Rolando Ochoa de la cadena de televisión Univisión-Little Rock, Cesar Ortega pastor de la organización de servicio comunitario basado en la fe cristiana City Connections, y Michel Leidermann, director del periódico en español El Latino. El debate se realizó a las 7 PM del lunes 29 en la iglesia South City ubicada en la Baseline Rd con la I-30 en el Southwest de la ciudad.   / ver más /
El Obispo Anthony Taylor de la Diócesis de Little Rock, publicó una segunda carta el martes, 23 de octubre, actualizando información sobre la actual crisis de abuso sexual por clérigos y la ayuda para las víctimas.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Cuando los jóvenes de la antigua Atenas alcanzaban la edad de 17 años, se marcaba un momento en el que pasaban de ser jóvenes a ser considerados hombres responsables para la toma de decisiones sobre la ciudad. De ahí en adelante se les permitía el ingreso a las filas militares para luchar en la guerra.    / ver más /