DEBATEN QUE ESTUDIANTES VAYAN ARMADOS A LA UNIVERSIDAD
OCHO ESTADOS PERMITEN QUE DENTRO DE LA MOCHILA UN ESTUDIANTE PUEDA LLEVAR UN ARMA CON LICENCIA DE PORTACIÓN
10420A.jpg

Un estudiante, o un profesor quizá, van a la universidad con hambre de saber, mochila al hombro, libros, tableta digital y revolver cargado. La compañera de la banca de al lado, o del cubículo anexo, tiene también en su bolso un cuaderno, un teléfono inteligente, los imprescindibles elementos de maquillaje y una pistola cargada.

Se trata de la cotidianidad que en muchas universidades de EEUU es ya posible, y que muchos quieren ver aumentar.

Los trágicos casos de tiroteos desatados en campus universitarios en EEUU en años pasados, originaron una ola de iniciativas en Legislaturas Estatales, para legalizar la portación de armas en las instalaciones de instituciones de educación superior. 

La idea, muy debatida y candente, es que una mayor presencia de armas en los campus –y por ende la posibilidad resistir y/o someter a un posible agresor– sería un fuerte disuasivo para muchos que pretendan cometer una masacre. Otros, desde luego, indican que desatar una carrera armamentista dentro de los centros académicos es, en realidad, una receta para el desastre mucho peor y que la solución no es más, sino menos armas a nivel general.

Actualmente, hay 20 Estados que prohíben portar un arma oculta en un campus universitario: California, Florida, Georgia, Illinois, Luisiana, Massachusetts, Michigan, Missouri, Nebraska, Nevada, Nueva Jersey, Nuevo México, Nueva York, Carolina del Norte, North Dakota, Ohio, Carolina del Sur, Tennessee, Texas y Wyoming.

En 23 Estados la decisión de prohibir o permitir armas de portación oculta en los campus se realiza por cada universidad individual: Alabama, Alaska, Arizona, Arkansas, Connecticut, Delaware, Hawai, Indiana, Iowa, Kentucky, Maine, Maryland, Minnesota, Montana , Nueva Hampshire, Oklahoma, Pensilvania, Rhode Island, Dakota del Sur, Vermont, Virginia, Washington y West

En 2013, la Legislatura de ARKANSAS aprobó y el gobernador firmó la Ley 226, que establece la facultad para llevar armas ocultas y con licencia de portación a las universidades. La ley contiene una disposición importante - las universidades  pueden optar anualmente, por no permitir armas en sus campus. Por un segundo año consecutivo, todas las universidades de  2 y 4 años de Arkansas han ejercido su derecho de no permitir efectivamente armas ocultas.

Pero sea como sea, tan solo en 2015 en 15 Estados se han presentado nuevas iniciativas de ley para permitir la portación de armas dentro de los campus universitarios. 

Con todo, las autoridades de seguridad por lo general, no están de acuerdo en que se autorice la portación de armas en las universidades, pues temen que la presencia de armas en el contexto de una agresión por un atacante, sólo crearía mayor peligro y daños. 

Así, mientras que algunos creen que lo mejor para quien acude a una universidad son sacar altas calificaciones y menciones honoríficas, otros quieren armarse y añadir un arma a sus útiles escolares.

 

Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /