LATINA DIRIGE LA POLÍTICA NACIONAL DE LA CAMPAÑA PRESIDENCIAL DE HILLARY CLINTON.
AMANDA RENTERÍA TIENE EN SU AGENDA CONSEGUIR EL VOTO LATINO Y CONECTAR A CLINTON CON EL AMERICANO COMÚN
10487A.jpg

Con apenas 40 años de edad, la méxico americana, Amanda Rentería, es la nueva directora política nacional de la campaña presidencial de Hillary Clinton, un encumbrado puesto que la mantendrá lejos de sus hijos en California mientras establece el mensaje demócrata para ganar la Casa Blanca en 2016.

Rentería reconoce los desafíos para contrarrestar los ataques republicanos, conquistar el voto latino y, sobre todo, conectar a Clinton con el estadounidense común.

“Cuando evalué cómo podría yo tener un mayor impacto, supe que tenía que hacer esto“, dijo Rentería en entrevista telefónica desde Brooklyn, sede de la 

En su incipiente campaña electoral, Clinton valora su acercamiento con los votantes en foros, pequeños encuentros y “casa por casa”, para explicar su “visión de futuro”, centrada en cuatro pilares: la economía; el fortalecimiento de las familias y comunidades; mejoras al sistema político, y la seguridad nacional.

Rentería fue contratada tras una reunión con Clinton, en la que ambas descubrieron “muchos valores en común”, y anunció su puesto en su cuenta de Twitter, resumiendo su biografía como: “Hija del Valle Central, madre, ex maestra de secundaria, ex jefa de personal, bailadora, beisbolera, y ahora directora política nacional #Hillary2016”.

Desde ese cargo, se convertirá prácticamente en una aliada inseparable de Clinton porque, aunque no todo el tiempo viajarán juntas, sí se comunican por teléfono a diario.

“La gente va a tener oportunidad de conocerla de cerca en esta elección y, aunque será difícil, vamos a procurar mantener estos acercamientos de uno a uno”, prometió Rentería, al insistir en que Clinton conoce a los latinos “y sabe cómo luchar por nosotros”.

Rentería señaló que el mensaje de Clinton estará centrado en la inclusión, la igualdad y prosperidad de los estadounidenses.

Hija de un inmigrante de Zacatecas, Rentería conoció desde pequeña los sacrificios de su familia, puesto que su padre trabajó en los campos del Valle Central, y el entorno en el que ella creció, le enseñó “lo que es importante en la vida”.

Tras graduarse de las prestigiosas universidades Stanford y Harvard, con un breve paréntesis como maestra, Rentería se sumergió de lleno en la política, con cargos en el Capitolio, primero con la senadora californiana Dianne Feintstein, y después como jefa de personal de la senadora por Michigan, Debbie Stabenow.

Aunque los latinos tradicionalmente han preferido a los demócratas, la escurridiza reforma migratoria ha polarizado a EEUU, y tanto activistas como los líderes del Congreso aseguran que todos los candidatos tendrán que hablar con claridad sobre inmigración.

En ese sentido, Rentería dejó entrever que, si gana en 2016, Clinton mantendrá los alivios migratorios del presidente Barack Obama, ahora impugnados por 26 estados en los tribunales.

Como parte de su evolución política, Clinton dijo ahora que apoya las licencias de conducir para inmigrantes indocumentados, algo que no dijo con claridad en su primera contienda presidencial y le causó daño entre los latinos en 2008.

 

Edición de esta semana
DEBATE BILINGÜE ENTRE CANDIDATOS A ALCALDE DE LITTLE ROCK 
Un debate en el que participaron candidatos a la alcaldía de Little Rock, fue organizado por Rolando Ochoa de la cadena de televisión Univisión-Little Rock, Cesar Ortega pastor de la organización de servicio comunitario basado en la fe cristiana City Connections, y Michel Leidermann, director del periódico en español El Latino. El debate se realizó a las 7 PM del lunes 29 en la iglesia South City ubicada en la Baseline Rd con la I-30 en el Southwest de la ciudad.   / ver más /
El Obispo Anthony Taylor de la Diócesis de Little Rock, publicó una segunda carta el martes, 23 de octubre, actualizando información sobre la actual crisis de abuso sexual por clérigos y la ayuda para las víctimas.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Cuando los jóvenes de la antigua Atenas alcanzaban la edad de 17 años, se marcaba un momento en el que pasaban de ser jóvenes a ser considerados hombres responsables para la toma de decisiones sobre la ciudad. De ahí en adelante se les permitía el ingreso a las filas militares para luchar en la guerra.    / ver más /