OBAMACARE Y ARKANSAS
Por Michel Leidermann

Durante años los estadounidenses lucharon para extender la atención médica de calidad, al alcance para todos. Hubo avances para los ancianos (Medicare), los más necesitados (Medicaid) y los niños (ARKids First), pero para muchos otros, ese objetivo permanecía inalcanzable.

Después de años de barreras a la atención médica para todos, la cobertura de ha mejorado con la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio 2010 (Obamacare), ya que las personas tienen nuevas protecciones, incluyendo los que reciben el seguro de salud a través de sus empleadores. Ellos no pueden ser rechazados debido a condiciones preexistentes; o perder su cobertura sólo porque se enfermaron; y el seguro debe cubrir asimismo las visitas a la sala de emergencias, medicamentos recetados y servicios preventivos.

La cobertura ahora está al alcance asequible para millones de estadounidenses.

Para febrero de 2015, casi 11.7 millones de estadounidenses se inscribieron o fueron reinscritos a través del Mercado de Seguros durante la Inscripción Abierta de este año. Casi el 80% de los clientes del Mercado de Seguros de 2015 seleccionaron un plan utilizando HealthCare.gov, o CuidadodeSalud.gov, y tuvieron la oportunidad de comprar una cobertura por $100 o menos después de recibir los créditos fiscales.

Y estamos empezando a ver que los estadounidenses tienen ahora acceso a una cobertura de calidad y a su alcance. Desde la aprobación de la ley de la salud, hace cinco años en 2010, alrededor de 16.4 millones de personas sin seguro han ganado la cobertura de salud. Esa es la mayor reducción de personas sin seguro que se ha visto en cuatro décadas.

Pero si nos fijamos en los próximos cinco años y más allá, tenemos un nuevo reto por delante.

Muchos de los nuevos asegurados tienen cobertura por primera vez, y esto puede ser confuso. Tal vez no sepan a quién llamar o dónde ir cuando están enfermos. En muchos casos, estas personas no saben cómo tomar ventaja de los servicios preventivos gratuitos que podrían detectar el cáncer temprano o ayudar a mantener su diabetes bajo control. Y, no menos importante, tal vez no saben qué hacer para mantenerse saludable.

El próximo reto es hacer que estos cambios históricos funcionen para todos mediante el enlace de las personas con los servicios que necesitan. Es decir, pasar de la “cobertura, a la salud” enseñándoles a entender sus beneficios y dandoles las herramientas para tomar decisiones más saludables para una vida más sana.

Arkansas amplió su programa de Medicaid según lo descrito por Obamacare. Sin embargo, en lugar de una expansión tradicional, Arkansas desarrolló un nuevo modelo de expansión, la “opción-privada”.

Bajo la opción privada, los individuos en Arkansas con un ingreso por debajo del 138% del nivel federal de pobreza de aproximadamente $ 32,000 para una familia de cuatro, reciben un subsidio del gobierno para adquirir un seguro de salud a través del Mercado de Seguros de Arkansas. Esto igualmente permite a las familias elegir su proveedor de seguro de salud. Hasta enero de 2015, unos 233.500 residentes de bajos ingresos de Arkansas, se inscribieron en la opción privada.

Obamacare creó la base para una transformación histórica en nuestro sistema de salud. Hoy en día, está dando sus frutos, para las personas, las empresas, y la economía. Y sobre esa base, habrá que seguir asegurando para que todos tengan acceso a una cobertura de calidad y al su alcance de su bolsillo.

 

Edición de esta semana
CIRUGÍAS DEL CORAZÓN POR VÍA SUBCUTÁNEA
Nuevas técnicas han permitido las cirugías mínimamente invasivas y tiempos de recuperación mucho más cortos para cientos de pacientes que han sido sometidos al reemplazo de la válvula aortica del corazón por vía de un catéter (cirugía percutánea a través de la piel) en lugar de las mayores cirugías de corazón abierto.    / ver más /
El 15° Festival Literario de Arkansas 2018 incluye en su la lista de autores y presentadores a una variada gama de escritores.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
En todo EE.UU. los maestros se cansaron del tratamiento que sus gobiernos estatales dan a la educación y a los educadores.  Los gobernadores y las legislaturas republicanas están ahora promoviendo aumentar los impuestos para apaciguarlos. Los legisladores están tratando de encontrar maneras de mantenerlos en las aulas, sin darles un aumento.    / ver más /