Clinton opina que sería una locura deportar a todos los indocumentados
1052A.jpg
En un encuentro sobre pobreza y desigualdad en América Latina, en Washington, DC, el ex presidente Bill Clinton se convirtió en el “orador estrella” al tocar el tema de la reforma migratoria y calificar como “una locura” la propuesta legislativa de realizar deportaciones masivas de indocumentados.
Clinton se ganó una ovación de los asistentes a la conferencia “Oportunidades para la Mayoría” organizada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el martes 13 de Junio, cuando expresó su respaldo a una reforma migratoria que sea capaz de incluir el camino a la legalización.
El ex mandatario tuvo una posición similar a la del presidente George W. Bush sobre este tema. En efecto, si bien apoyó la propuesta de legalizar a los indocumentados y abrirles el camino a la ciudadanía, Clinton consideró (al igual que Bush) que aquéllos no deberían tener un trato preferencial que pueda afectar a los miles de inmigrantes que desde hace años “hacen fila” para convertirse en ciudadanos estadounidenses.
Clinton hizo una férrea defensa de los valores de los inmigrantes que residen en el país. “Podemos decir que prácticamente el cien por ciento de los inmigrantes que han venido a Estados Unidos, documentados o sin documentos, están trabajando”, afirmó. Añadió que esta situación significa que “no sólo satisfacen sus propias necesidades sino también pagan impuestos y, además, envían dinero a sus familiares”.
Allí fue donde expresó enfáticamente que “la sugerencia de que toda esta gente que vive en nuestro país es mala gente y que todos deben ser deportados y tratados como criminales no es sólo moralmente sospechoso o un recurso desesperado sino una locura”.
Durante el bloque final de la charla que también comprendió la situación económica y el comercio mundial, Clinton aludió a la llamada “ley Sensenbrenner” (HR 4437) aprobada en diciembre pasado por la Cámara de Representantes. Por otro lado, el ex mandatario admitió que “no hay una solución perfecta en este tema (inmigración), teniendo en cuenta el tamaño de nuestras fronteras, no sólo con México sino también con Canadá. Si observamos el tamaño del Golfo de México así como los lugares de entrada al país por el Atlántico o por el Pacífico, veremos que es lógico que tanta gente trate de llegar aquí todo el tiempo, para trabajar y ayudar a sus familias”, explicó.
Al cierre de su intervención, Clinton abogó porque la ley que se apruebe finalmente en el Congreso “sea realista y humana”.
Edición de esta semana
MUERE GEORGE BUSH PADRE, EL PRESIDENTE QUE SELLÓ EL FIN DE LA GUERRA FRÍA
George Herbert Walker Bush murió el viernes 30 a la edad de 94 años. Hubo temores de que después de que su esposa, Barbara, muriera en abril, Bush también podría morir. Fue ingresado en el hospital con una infección de la sangre el 23 de abril, un día después del funeral de la exprimera dama, y permaneció allí durante 13 días.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Donald Trump hizo campaña para los candidatos republicanos en las elecciones intermedias de noviembre con un solo logro legislativo importante: un gran recorte de impuestos para las corporaciones y los ricos.    / ver más /