LA ENFERMERÍA, UNA PROFESIÓN DE SERVICIO Y SOLIDARIDAD
Son muchos quienes aspiran a entrar en la profesión, pero pocos los programas de estudios que ofrecen becas completas
1056A.jpg
Alcanzar el sueño de ser enfermera no es una tarea fácil. Se necesita mucha dedicación y hay que prepararse en matemáticas, inglés, química, pero al final hay recompensa: se tiene un buen sueldo y al mismo tiempo se ayuda a los demás.
En la actualidad las enfermeras profesionales licenciadas (RN) son muy cotizadas especialmente por la falta de profesionales de la salud bilingües para traducirle a los doctores y a las enfermeras que atienden a los pacientes que no hablan bien o nada de inglés.
En los EUA, muchos latinos no tienen acceso a cuidado culturalmente y lingüísticamente apropiado, y esto tiene un efecto de gran alcance en su salud y calidad de vida. Los estudios muestran que los pacientes responden mejor cuando las instrucciones de cuidado de la salud son proporcionadas en su propio idioma y el origen cultural de la persona es tomado en cuenta.
Hay dentro de la denominación de “enfermera” común, diferentes categorías y responsabilidades en la profesión:
El mayor rango lo ostenta la enfermera diplomada (RN, por sus siglas en inglés).
• Son las personas que se encargan de supervisar la atención de los pacientes y tienen a su cargo a las enfermeras profesionales licenciadas y a las asistentes certificadas (CNA y LVN). Entre sus responsabilidades está la de evaluar a los pacientes y suministrar medicamentos por vía intravenosa.
• La enfermera profesional licenciada (LVN por sus siglas en inglés). Su cometido es limitado. No puede suministrar medicamentos vía intravenosa, ni emitir recetas médicas y no es responsable de las evaluaciones de salud de los pacientes. Está a cargo de las asistentes certificadas, pero tiene que reportar la información recopilada del paciente a la enfermera diplomada.
• La asistente de enfermera certificada (CNA por sus siglas en inglés) se encarga de labores auxiliares, tales como bañar a los pacientes, cambiarles, darles de comer y tomarles sus signos vitales.
En general hay dos caminos para llegar a ser enfermera diplomada.
• Uno de ellos es el que conduce a la obtención del título Associate Science (AD). Se consigue asistiendo a un colegio comunitario por lo menos dos años después de haber completado los requerimientos necesarios para ingresar en el programa.
• Otro sistema para graduarse en la profesión, es el de transferirse directamente desde la escuela secundaria a una universidad de 4 años para obtener la licenciatura (BA).
La Junta de Enfermeras Diplomadas (RNB) recomienda esta última opción ya que considera que se invierte el mismo tiempo que en un colegio comunitario, pero los beneficios son superiores con la licenciatura. Da la oportunidad a que las enfermeras continúen creciendo. Pueden obtener una maestría y enseñar la profesión o irse al ámbito administrativo y ganar más de 100 mil dólares al año.
Además en los ascensos siempre se considera a las enfermeras que tienen un mayor nivel de educación.
Pero entrar en los programas universitarios de enfermería no es algo fácil, porque escasean (ver lista para Arkansas).
En los colegios comunitarios los estudios que han de seguir los estudiantes para obtener los diplomas respectivos, son generalmente los siguientes:
El programa de la enfermera diplomada (RN) es de cuatro semestres después de haber completado las clases requeridas para ingresar al programa como anatomía, física, microbiología, inglés y matemáticas.
La enfermera profesional (LVN) tiene que participar en un programa de doce meses.
El de las auxiliares (CAN), es de seis meses.
Los expertos recomiendan a los estudiantes interesados en esta profesión que tomen clases de ciencias desde que están en la escuela secundaria y que cuando se gradúen soliciten de inmediato una beca en las escuelas de esta formación profesional.
El Fondo del Colegio Hispano (HFC por sus siglas en inglés) (1-800-340-7866), otorgó $2 millones en becas que beneficiarán a más de 700 estudiantes sobresalientes alrededor de todo el país. El HFC espera que los estudiantes premiados puedan llegar a ser ingenieros, científicos, enfermeras y médicos. Para mayor información vea en la Internet en: www. hispanicfund. org
También la Fundación PacifiCare (1-800-730-7866) ofrece 75 becas, cada una con un valor de $2,000 disponibles para estudiantes de secundaria y mínimo de 3.0 promedio que hablen español y sean biculturales y que deseen seguir una carrera en la industria de la salud. Las becas son ofrecidas a través del United-Healthcare Latino Health Scholars. Para mayor información ver en la Internet: www.pacificarelatino.com.
El amor a la profesión, la solidaridad y el compromiso que se tiene con una institución de salud cuya misión es apoyar a quien lo necesite, son elementos que fomentan la labor diaria. En la mayoría de las ocasiones, los pacientes llegan nerviosos y asustados, el tranquilizarlos y platicar con ellos los ayuda mucho, facilitando la labor de la enfermera. Estudiar enfermería es una carrera a la que hay que llegar por vocación y no porque les guste a los padres o a los demás. La enfermera representa para el médico un apoyo importante para ofrecer la atención debida a cada paciente.
Edición de esta semana
DEBATE BILINGÜE ENTRE CANDIDATOS A ALCALDE DE LITTLE ROCK 
Un debate en el que participaron candidatos a la alcaldía de Little Rock, fue organizado por Rolando Ochoa de la cadena de televisión Univisión-Little Rock, Cesar Ortega pastor de la organización de servicio comunitario basado en la fe cristiana City Connections, y Michel Leidermann, director del periódico en español El Latino. El debate se realizó a las 7 PM del lunes 29 en la iglesia South City ubicada en la Baseline Rd con la I-30 en el Southwest de la ciudad.   / ver más /
El Obispo Anthony Taylor de la Diócesis de Little Rock, publicó una segunda carta el martes, 23 de octubre, actualizando información sobre la actual crisis de abuso sexual por clérigos y la ayuda para las víctimas.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Cuando los jóvenes de la antigua Atenas alcanzaban la edad de 17 años, se marcaba un momento en el que pasaban de ser jóvenes a ser considerados hombres responsables para la toma de decisiones sobre la ciudad. De ahí en adelante se les permitía el ingreso a las filas militares para luchar en la guerra.    / ver más /