NO SABÍA QUE ESTABA EMBARAZADA Y DIO A LUZ EN UN AVIÓN 
ADA GUAN COMENZÓ A SENTIR LOS DOLORES DE PARTO CUANDO YA HABÍA DESPEGADO EL VUELO DE CANADÁ A JAPÓN
10603A.jpg

Sentir malestar de estómago a bordo de un avión no suele ser causa de alarma. Pero los dolores que atormentaron a Ada Guan el domingo 10 de mayo en un vuelo de Air Canada con destino a Tokio nada tenían que ver con el nerviosismo de viaje o las turbulencias.

Resulta que eran dolores de parto provocados por el inminente nacimiento de su hija, pero la joven de 23 años no tenía ni idea de que estaba embarazada.

“Pensábamos que tenía un dolor de estómago muy malo, o calambres, o úlcera, o algo así. Su barriga ni siquiera estaba grande”, declaró el novio de Guan. 

La pareja, que vive en la Columbia Británica y había estado saliendo durante un año, estaba a bordo de un vuelo de Calgary hacia Japón, donde iban a pasar sus vacaciones. Y Guan sintió que su dolor se hacía más intenso mientras cruzaban el Océano Pacífico a 36.000 pies de altura.

Cuando la situación empeoró y Guan mostró señales evidentes de necesitar atención médica, la tripulación pidió ayuda a uno de los tres doctores que iban a bordo. Ese médico le puso un suero y le dio Tylenol, pero el dolor no cedía.

Y no era para menos: una bebé de 37 semanas estaba a punto de hacer una entrada inolvidable en este mundo. La pequeña Chloe, parece estar en buen estado de salud.

¿Pero cómo es posible que la pareja estuviera totalmente ajena a que dentro de la joven crecía un bebé? El novio contó que aunque la madre había ganado peso recientemente, todas las pruebas de embarazo habían dado resultados negativos. Asimismo dijo que Guan había ido al médico unas semanas antes de viaje y no le detectaron el embarazo.

“No es muy común que un bebé a término sea una sorpresa total, pero puede suceder”, explicó el Dr. Gil Weiss, ginecólogo y profesor asistente de Medicina Clínica en la Universidad Northwestern de Chicago. Basado en un estudio reciente publicado en el British Medical Journal sobre embarazos sorpresa, él estima que las probabilidades son uno en cada 3,000 nacimientos.

“Se supone que la prueba de embarazo detecte una hormona en la orina, pero si la orina de la mujer está muy diluida porque recientemente bebió mucha agua, eso podría descartarlo”, precisó. “Además, si la placenta se desarrolla en frente del útero, eso puede evitar que ella sienta los movimientos del bebé”.

Otra explicación estaría relacionada con el ciclo menstrual irregular que muchas mujeres tienen. “Si para una mujer es normal que su menstruación desaparezca durante meses, ella no va a alarmarse y asumir que está embarazada”, señala Weiss. n

 

Edición de esta semana
EL ZÓCALO JUNTO AL CONSULADO CELEBRAN EL DÍA DE REYES
El pasado domingo 7, el Centro de Recursos para los Inmigrantes El Zócalo con el apoyo del Consulado de México en Little Rock, celebraron el Día de Reyes junto a varias familias y voluntarios. / ver más /
Al pastor Martin Luther King Jr. se lo recuerda en Estados Unidos el tercer lunes de enero de cada año, y quizás se le conozca mejor como el principal portavoz estadounidense del activismo no violento por su papel de liderazgo en el movimiento de los derechos civiles de Estados Unidos y su oposición a la discriminación racial.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Muchos de nosotros empezamos 2017 esperando lo peor. Y, de distintas maneras, nos tocó lo peor.   / ver más /