MUJER DE 20 KILOS PIDE AYUDA PARA SOBREVIVIR A LA ANOREXIA
10623A.jpg

“Mido 1,70 m. peso unos 20 kilos y en este punto ningún hospital quiere aceptarme. Hay un hospital de la otra costa que puede ayudarme y no tengo muchas posibilidades. Necesito su ayuda".

Con este llamado, Rachael Farrokh, una actriz estadounidense de 37 años, pidió ayuda a finales de abril en internet para tratar de salvar su vida. Rachael pasó en una década de pesar 56 kilos a sólo 20.

Menos de un mes después, esta mujer que lleva 10 años sufriendo un tipo severo de anorexia nerviosa, ha conseguido con la campaña "Rachael's Road to Recovery" (El largo camino de la recuperación de Rachael), reunir más de $115.000 con los que pretende pagar su tratamiento.

"Estoy lista para mejorar, para salvar mi vida", le dijo la actriz a BBC Mundo desde su casa de San Clemente, California, desbordada por la ayuda y los mensajes de apoyo recibidos desde que dio a conocer su historia a través de la plataforma de financiación colectiva GoFundMe.

Más de una década de anorexia nerviosa ha hecho que Rachael pasara de ser una mujer bonita, simpática y exitosa, que siempre puso a otros por delante de sí misma, como la describen quienes la conocen, a estar postrada en una cama, luchando por su vida con sólo 20 kilos de peso y numerosos problemas de salud.

Todo se empezó a torcer cuando la joven fue rechazada para un trabajo y perdió a un ser querido. Por entonces, Farrokh estaba tratando de perder algo de peso para mejorar los abdominales. Pesaba 56 kilos antes de que la enfermedad le llevara a una pérdida de peso progresiva que ha tratado de combatir con diferentes tratamientos, en los que le han hecho múltiples transfusiones de sangre y ha sufrido de edemas, fallos cardiacos, renales y de hígado.

En su caso, su esposo se vio obligado incluso a dejar su trabajo en un gimnasio para poderla cuidar las 24 horas del día porque ni los hospitales, ni las enfermeras domésticas, ni los fisioterapeutas querían atenderla para no tener que asumir responsabilidades por su precario estado de salud.

Precisamente por su situación tan delicada, Farrokh y su esposo han encontrado un sólo hospital que se atreva a tratar su caso en la costa este, al que ahora pretende ingresar con el dinero recaudado.

"Alguien con un peso tan bajo necesita tratamiento médico hospitalizado en un centro con experiencia en volver a alimentar a individuos con anorexia nerviosa severa y extendida", le explica a BBC Mundo la doctora Cynthia Bulik, profesora de Desórdenes Alimenticios en el Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill.

"Será un proceso muy lento. Han sido diez años (...) No se trata solo de comer y no puedo hacerlo porque, si de repente ingiero muchas calorías, mi metabolismo se acelerará tanto que comerá a mis órganos y moriré. Tengo que incrementar las calorías poco a poco cada día", explica la actriz.

Por el momento, los mensajes de apoyo recibidos son una primera inyección de ánimo para Farrokh que quiere recuperarse para volver a actuar y para poder ayudar a los demás con su experiencia.

 

Edición de esta semana
CIRUGÍAS DEL CORAZÓN POR VÍA SUBCUTÁNEA
Nuevas técnicas han permitido las cirugías mínimamente invasivas y tiempos de recuperación mucho más cortos para cientos de pacientes que han sido sometidos al reemplazo de la válvula aortica del corazón por vía de un catéter (cirugía percutánea a través de la piel) en lugar de las mayores cirugías de corazón abierto.    / ver más /
El 15° Festival Literario de Arkansas 2018 incluye en su la lista de autores y presentadores a una variada gama de escritores.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
En todo EE.UU. los maestros se cansaron del tratamiento que sus gobiernos estatales dan a la educación y a los educadores.  Los gobernadores y las legislaturas republicanas están ahora promoviendo aumentar los impuestos para apaciguarlos. Los legisladores están tratando de encontrar maneras de mantenerlos en las aulas, sin darles un aumento.    / ver más /