Las salas de emergencia de hospitales están en crisis
Los pobres y los sin seguro que no encuentran atención médica en otra parte, acuden a las salas de emergencias.
1063A.jpg
Medio millón de veces al año - alrededor de una vez por minuto las salas de emergencia (ER) repletas, rechazan ambulancias que transportan nuevos enfermos y las envían a otras salas más lejanas.
Es un síntoma de cuán saturados y abrumados están los hospitales de la nación. Están "a punto de colapso’’, concluye una investigación del Instituto de Medicina (IOM).
¿Cuántas personas mueren como resultado? La investigación de dos años no pudo ofrecer una respuesta; hay poco seguimiento de cómo les va a los pacientes de emergencia tras la frenética llamada al 911 o la carrera al hospital. Pero hay algunas claves inquietantes. En algunas ciudades, por ejemplo, los trabajadores de emergencia salvan a la mitad de las víctimas de paros cardiacos pero en otros lugares apenas salvan al 5 %.
Esta crisis nacional se produce diariamente. Los ER están lejos de estar listos para manejar las masivas víctimas que provocaría un ataque terrorista o una epidemia, aseguró el Instituto en un reporte de tres volúmenes.
"Si usted apenas alcanza a atender las llamadas al 911 de todas las noches, ¿cómo va a poder manejar un desastre?", se preguntaba su co-autor el Dr. Arthur Kellerman, jefe de Medicina de Emergencia de la Universidad de Emory.
Hasta el choque de un autobús escolar pudiera calificar como un desastre en la mayoría de los hospitales. Aunque los niños representan más del 25 % de todas las visitas a las salas de emergencia, sólo el 6 % de ellas tienen los equipos necesarios para tratar emergencias pediátricas, y pocos tienen médicos entrenados en atención a los niños, según encontró el panel del IOM.
Que las ER están sobrecargadas no es nada nuevo. Pero la investigación del IOM, un grupo científico independiente que asesora al gobierno, proporciona una nueva visión sobre la magnitud del problema y recomienda medidas urgentes para tratar de resolverlo.
En las raíces de la crisis hay un aumento de la atención de emergencias aún cuando la capacidad de los hospitales, de los servicios de ambulancias y de otros trabajadores de emergencia está disminuyendo.
Hubo casi 114 millones de visitas a las salas de emergencias en el 2003, en comparación con 90 millones en la década anterior. Sólo alrededor de la mitad eran verdaderas emergencias médicas. Cuando los pobres y los que no tienen seguro no pueden encontrar atención médica en otra parte, acuden a las salas de emergencias que tienen que tratarlos independientemente de si pueden pagar o no.
"Es la única atención médica a la que los americanos tienen un derecho legal", observó Kellerman, añadiendo que lo que constituye una emergencia es distinto para un médico que para un paciente.
La principal recomendación del reporte es un llamado a los estados y hospitales para que establezcan sistemas de emergencia coordinados regionalmente.
Esto permitiría administrar el flujo de pacientes para tratar de evitar las congestiones en forma similar a como los aeropuertos dirigen el tráfico aéreo.
Edición de esta semana
EL BARRIO SUDOESTE DE LITTLE ROCK OFRECE NUEVOS SERVICIOS Y OPORTUNIDADES
Por Michel Leidermann
La oficina del Censo de los EE.UU. anuncio que la población de Arkansas llegó a 3,021,991 personas en 2017 de las cuales 7.2% eran latinas o de origen latino lo que se traduce en 218.000 en Arkansas. Este número, aunque en opinión de muchos, la realidad está más cercana a los 230.000 latinos.   / ver más /
Con más muertes por gripe reportadas en Arkansas en la última semana, la cifra de muertos se elevó a 140 en lo que ya se había convertido en la temporada de gripe más mortal del estado en al menos 17 años.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
“No se supone que suceda aquí” dijeron los padres de los estudiantes en Parkland, Florida. "No, no se supone que suceda en ningún lado, pero las matanzas masivas suceden con una frecuencia venenosa. Y en un horrible miércoles14, el Día del amor y la amistad, sucedió en el sur de la Florida. Padres, abuelos, hermanos, amigos han visto sus vidas cambiar para siempre.   / ver más /