“VERIFICACIÓN DEL SEXO” ES LA ÚLTIMA HUMILLACIÓN PARA LAS MIJERES FUTBOLISTAS
LA FIFA OBLIGA A JUGAR EL MUNDIAL EN CANADA EN CANCHAS SINTÉTICAS
10669A.jpg

“En las competiciones para hombres de la FIFA, solo los hombres pueden ser seleccionados para jugar. En las competiciones para mujeres de la FIFA, solo las mujeres pueden ser seleccionadas para jugar”. Estas frases que parecen una necedad reiterada, pertenecen al punto 4 del Reglamento para la Verificación de Sexo de la FIFA. 

Están delineando una realidad —la de la sexualidad humana— mucho más compleja y que intimida a las jugadoras que no encajan en el estereotipo físico de mujer deportista, hasta el punto de amenazarlas con expulsarlas de sus equipos y someterlas a una humillación pública que algunas ya han sufrido.

Las mujeres que se nieguen a participar en este examen humillante, serán sancionadas. Y lo que es peor aún, las mujeres que no encajen en su género serán suspendidas.

El sábado 6 arrancó en Canadá la Copa Mundial Femenina de Fútbol y con el pitido inicial se habrá impuesto una normativa calificada como humillante tanto por expertas como por las propias deportistas (que prefieren tomarlo a broma en su mayoría): las jugadoras tienen que demostrar a la FIFA que son mujeres. 

Y lo que es peor, en cualquier momento puede desatarse una tormenta sobre una de ellas, basta con que un equipo considere que tiene “motivos y evidencias” de que una jugadora podría ser en realidad un hombre, para iniciar una “investigación a fondo”. 

Según el propio reglamento de la FIFA, se debe considerar “cualquier anomalía de las características sexuales secundarias”, es decir, atribuciones físicas como pechos y caderas anchas en mujeres y vello corporal o musculatura varonil. Todo para asegurarse de que las jugadoras “sean del sexo correcto”.

“Esta política puede invitar fácilmente al abuso apuntando a las mujeres que no se ajusten a las normas de feminidad y someterlas a investigaciones humillantes y estigmatizantes”, denuncia la doctora Katrina Karkazis, especialista en bioética de la Universidad de Stanford. 

Karkazis lleva mucho tiempo denunciando los criterios anticientíficos que organismos como el Comité Olímpico Internacional (COI) y la Asociación Internacional de Atletismo (IAAF) usan para tratar como tramposas a mujeres, por ejemplo, con exceso de testosterona en sus cuerpos, como la corredora sudafricana Caster Semenya. 

La ciencia tiene claro que la sexualidad de las personas, las condiciones anatómicas y fisiológicas que caracterizan a cada sexo, está lejos de ser ese o blanco o negro que reclama la legislación de la FIFA.

El problema fundamental es que los conocimientos científicos no se están trasladando a la normativa deportiva y se pretende que la biología se adapte a la legislación, lo cual es imposible. Lo lógico es que la ley se adapte a la biología.

La llegada del Mundial femenino también ha estado cargado de acusaciones de discriminación sexual contra las mujeres por parte de la FIFA, por el tipo de cancha en que se jugaran los partidos. Por primera vez en su historia, una competición de este nivel se jugará totalmente sobre césped artificial, que es más abrasivo, lo que provocó un motín de las principales jugadoras y una demanda por discriminación en los tribunales canadienses. Finalmente, las futbolistas tuvieron que dar su brazo a torcer porque la FIFA se negó a concederles siquiera que la final se jugara sobre hierba natural.

 

Edición de esta semana
EL ZÓCALO JUNTO AL CONSULADO CELEBRAN EL DÍA DE REYES
El pasado domingo 7, el Centro de Recursos para los Inmigrantes El Zócalo con el apoyo del Consulado de México en Little Rock, celebraron el Día de Reyes junto a varias familias y voluntarios. / ver más /
Al pastor Martin Luther King Jr. se lo recuerda en Estados Unidos el tercer lunes de enero de cada año, y quizás se le conozca mejor como el principal portavoz estadounidense del activismo no violento por su papel de liderazgo en el movimiento de los derechos civiles de Estados Unidos y su oposición a la discriminación racial.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Muchos de nosotros empezamos 2017 esperando lo peor. Y, de distintas maneras, nos tocó lo peor.   / ver más /