SIN VIOLENCIA NI ODIO
Por Michel Leidermann

Uno juguete que pedí para navidad cuando tenía 7 años, fue un tiro al blanco de patitos plásticos. También jugué a policías y ladrones, pero nunca fui agresivo. Sólo jugábamos a los buenos contra los malos.

De aquellos tiempos de niño, al presente, ha pasado mucha agua por debajo del puente. El mundo cambió perversamente. Ahora los juegos se transforman de la fantasía a la realidad con sólo apretar un botón o maniobrar el control de un video, transformándola en actos peligrosos.

Las matanzas masivas en los EEUU, ponen de relieve varios problemas culturales, como la enorme la pasión por las armas, los programas inoperantes de salud ante una epidemia de enfermedades mentales que parecen crecer día a día, autoridades y padres permisivos a la tenencia en casa de armas y pertrechos de guerra, y la falta de una política de control sobre estos dispositivos letales. 

Pero lo primario, es la ausencia de una buena y sana educación en el hogar. Atravesamos tiempos difíciles en el mundo, en donde las personas se han vuelto crueles y frías. Son insensibles ante el sufrimiento ajeno. Forman una sociedad deshumanizada que ha perdido la fe y el respeto por la vida, nutrida por resentimientos y venganzas.

Pareciera que se venera la violencia. El crimen y el odio se ven a diario en los medios de comunicación, el cine o los videojuegos, y algunos los quieren imitar en la vida real, soñando con formar parte de ese universo irreal y errático, el cual copian a manera de desahogo de sus rencores por algo o por alguien.

La sociedad no puede seguir siendo cómplice o ajena a ese mal colectivo. Es necesario que, sin interesar qué idea política o religión se practique, reflexionemos sobre cuál es el papel que desempeña la familia y la comunidad en el corazón de las todas personas, cultivando el bien y suprimiendo la violencia y el odio.

MAYORÍA DE TRABAJADORES

LATINOS YA SON

CIUDADANOS 

La resistencia a una reforma de inmigración integral es una miopía que ignora el cambio en la demografía de EEUU y lo que esto significa a futuro.

Se estima que el 40% del crecimiento laboral para el 2020 en EEUU, será de trabajadores latinos que puede llegar hasta el 75%, según la firma de proyecciones económicas IHS Global Insight.

Estas cifras son el resultado del envejecimiento de la población blanca no-hispana y la juventud de la comunidad latina. 

Básicamente el crecimiento proporcional de la población blanca será nulo debido a la jubilación de los “baby boomers”  nacidos entre 1946 y 1964. La tasa de natalidad de generaciones nacidas después de 1964 entre los blancos no-hispanos, es insuficiente para sustituir a los nuevos jubilados de manera que faltaran trabajadores blancos en los empleos que se van creando.

Esto no quiere decir que los inmigrantes les quitarán los empleos a los estadounidenses como algunos interpretan maliciosamente. En realidad, desde el 2014 la mayoría de los trabajadores latinos en la fuerza laboral, son nacidos en los EEUU. Un porcentaje que sigue creciendo cada año debido a las tendencias demográficas.

El crecimiento de la fuerza laboral latina es una buena noticia para todos, especialmente para los jubilados. Estos trabajadores serán quienes con sus deducciones de nómina pagarán la jubilación de los baby boomers, mayormente blanco no-hispanos.

Ese es el futuro. Puede gustar o no, pero es una ceguera muy grande y un empecinamiento ideológico muy fuerte, el no legislar en inmigración, pensando en el pasado e ignorando el futuro.

 

Edición de esta semana
EL ZÓCALO JUNTO AL CONSULADO CELEBRAN EL DÍA DE REYES
El pasado domingo 7, el Centro de Recursos para los Inmigrantes El Zócalo con el apoyo del Consulado de México en Little Rock, celebraron el Día de Reyes junto a varias familias y voluntarios. / ver más /
Al pastor Martin Luther King Jr. se lo recuerda en Estados Unidos el tercer lunes de enero de cada año, y quizás se le conozca mejor como el principal portavoz estadounidense del activismo no violento por su papel de liderazgo en el movimiento de los derechos civiles de Estados Unidos y su oposición a la discriminación racial.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Muchos de nosotros empezamos 2017 esperando lo peor. Y, de distintas maneras, nos tocó lo peor.   / ver más /