ANA CLAUDIA AGUAYO RELATA SU ASOMBROSA EXPERIENCIA DE REENCONTRAR A MÉXICO 
10801A.jpg

Mi primera impresión

Mi reencuentro con México fue una experiencia increíble. En mis 19 años de vivir en Estados Unidos (llegué cuando tenía sólo 8 años), vivía anhelando la idea de regresar a mi tierra natal. Gracias a un nuevo programa de la Fundación U.S.–México, la Secretaria de Relaciones en el Exterior y del Consulado de Arkansas, mi sueño anhelado se hizo realidad. Finalmente conocería a mi patria, su bella cultura, su agridulce historia, y su potencial.

Cuando el avión toco tierra, me paralice de la emoción. No sabia que esperar y mucho más los nervios de sentirme extranjera en al tierra que me vio nacer, pero estos sentimientos se esfumaron después de que conocí a mis compañeros DREAMers  que, al igual que yo, estaban llenos de emoción de vivir el reencuentro con México.

Nerviosos pero felices nos encontramos con funcionarios de lla Secretaria de Relaciones en el Exterior quienes nos dieron una cálida y agradable bienvenida. Al caminar por las calles de la Cuidad de México, mis cinco sentidos se llenaron de nuevos sabores, olores, sonidos, colores y texturas. Finalmente pude disfrutar de las autenticas delicias que la cultura mexicana ofrece. Me di cuenta que México es un país lleno de riquezas culturales desde la ardiente comida deliciosa que intoxicaba mis cinco sentidos y despertaba recuerdos perdidos, pero a la misma vez es un país con mucha pobreza y desigualdad. Mi mente no estaba preparada para ver la pobreza y la cantidad de niños y adultos en la calle. Me conmovió tanto que mis lágrimas no dejaban de correr. Me pregunté a mi misma, “¿Como puede ser que haya tanta pobreza? Porqué los niños no están en la escuela o en algún alberge.” La respuesta que recibí me dejo boca abierta. Alguien me dijo, “es algo normal. Después te acostumbras y no recuerdas que está ahí.” Yo no podría conformarme con esa respuesta y mi recorrido por México me enseñaría que existe esperanza en nuestro país.

La oportunidad de conocer mis raíces

El vivir en Estados Unidos y sentirse desterrado con solo una ventanilla para conocer tus raíces y cultura, no ha sido fácil. En mi desarrollo, he luchado por informarme y sentirme orgullosa de mi origen, sin embargo, mi recorrido por México me enseñó lo limitado que mi conocimiento es.

¡Me enamoré de nuestra historia! Desde la época prehispánica hasta el presente, México sigue lleno de innovaciones, retos y oportunidades. Me llené de orgullo al saber que mis ancestros eran personas muy inteligentes al entender la tierra y conocer plantas medicinales, inventaron el cero y fueron magníficos astrónomos, pero debido a nuestra falta de unidad, les permitimos a los españoles conquistar, convertir y mestizar. En el presente veo el potencial de México con su diversidad, cultura e innovación.

Tuve la oportunidad de participar en el evento “Cerrar brechas: Seminario regional sobre estrategias para favorecer la integración y reinserción de las personas migrantes”. En esta actividad regional participaron 11 diferentes países, distintas organizaciones y organismos internacionales que dialogaron sobre estrategias para desarrollar un plan y resolver problemáticas transnacionales de migración. Me enorgulleció poder participar en este seminario y lo más grande fue que por primera vez se abrió al público y esto permitió mi presencia.

El aprendizaje principal es que México ha evolucionado y el día de hoy es más que un país de tránsito para los migrantes. México se ha convertido en un país de origen, tránsito, destino y retorno para los migrantes de todo el mundo. El desafío para todos los mexicanos —en el interior y en el exterior—, para funcionarios electos, miembros de la asociaciones civiles y para el ciudadano ordinario es la siguiente prerrogativa ¿Podremos respetar la dignidad humana del migrante, su movilidad y su retorno digno a su país de origen?

Esta pregunta es de suma importancia al reconocer que somos casi 12 millones de inmigrantes en Estados Unidos, viviendo una vida llena de temor, de rechazos, y lucha porque nuestros derechos humanos sean admitidos. “Existe la posibilidad de liderar en la compasión y unificación para terminar con la discriminación e intolerancia hacia los migrantes.” Así como buscamos que los medios dejen de propagar que somos criminales, lo mismo hay que hacer con la migración en México.

 

Regreso a la realidad

Durante mi semana en México me pude vincular con DREAMers  que han regresado a México, su país de origen, por varias razones, tal vez por deportación o por convicción propia. Conocí a Nancy Landa, una Dreamer deportada, víctima de fraude notarial en Estados Unidos que consecuentemente le costó su repatriación. También conecté con Patricia Carolina Ruiz quien vivió 20 años en Estados Unidos y que en un acto de rebeldía no quiso solicitar su permiso de trabajo como beneficiaria de DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia). Patricia decidió regresar a México para luchar y enfrentar los retos en su país.

Así como Nancy y Patricia, hay aproximadamente 500 mil jóvenes retornados a México que enfrentan problemáticas para poder integrarse a su país de origen. Por ejemplo: 1) Revalidar estudios universitarios obtenidos en el exterior en México es burocrático, lento e ineficiente; 2) Integrarse al ámbito laboral es complicado debido a que la experiencia obtenida en el exterior no es apreciada; 3) Mexicanos que han vivido décadas en el exterior como indocumentados, al ser deportados, batallan al no poder identificarse debido a que la matrícula consular expedida en el exterior no es totalmente aceptada en México debido a la falta de capacitación e información, puesto que es algo nuevo.

Los DREAMers  que ya obtuvieron su permiso de trabajo por medio de DACA reconocen que este programa es frágil y temporal. La posibilidad de que un candidato a la presidencia de Estados Unidos con una agenda extremista y antiinmigrante llegue al poder y desaparezca DACA, no es una pesadilla muy lejana. Los que nos lleva a preguntarnos. ¿Qué pasaría si DACA fuese eliminada y viéramos un periodo de deportaciones masivas? ¿Cómo reaccionarían las instituciones gubernamentales, las organizaciones comunitarias y la sociedad mexicana en general?

Esta es un realidad que se aproxima con la elecciones del 2016, entonces que ¿harás tu para mantener esta oportunidad?

Para culminar, quiero decir que estoy muy agradecida por la oportunidad de poder conocer mi México. Estoy orgullosa de mis orígenes y de ver que mi cultura es una cultura que lucha y no se rinde. Mi reto personal es poder levantar conciencia en mi comunidad sobre como las políticas en Estados Unidos pueden ayudar a mejorar o empeorar la condiciones en nuestra tierra natal. Yo deseo ver un México fuerte, con oportunidades económicas para destacarse en una plataforma internacional.?

 

Edición de esta semana
CIUDAD DE LITTLE ROCK CELEBRÓ EL LANZAMIENTO DE LA TARJETA DE IDENTIFICACIÓN MUNICIPAL
El pasado sábado 7 de julio se inició oficialmente el proceso para que las personas mayores de 14 años que residen dentro de los límites de la ciudad de Little Rock, sin importar su estatus migratorio, puedan obtener oficialmente una tarjeta de identificación municipal. Será muy beneficiosa para personas que no tienen otro medio oficial de identificación y también les serán útiles para conseguir trabajo.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La reunión entre los presidentes Donald Trump y Vladimir Putin en Helsinki será recordada por el bochornoso papel del presidente de Estados Unidos: indigno y lastimoso.   / ver más /