OTRA SOMBRA SOBRE LA CONCACAF
LO OCURRIDO EN LA SEMIFINAL MÉXICO-PANAMÁ RECORDÓ EL POR QUÉ ESTA CONFEDERACIÓN VIVE BAJO LA SOMBRA DE LA CORRUPCIÓN
10830A.jpg

Si la Confederación de Fútbol de América del Norte, Central y Caribe (CONCACAF) esperaba que la Copa de Oro hiciera olvidar sus escándalos, el partido entre las selecciones de México y Panamá dio por tierra esa ambición. Lo ocurrido en esta semifinal recordó el porqué esta confederación vive bajo la sombra de la corrupción, dejando un sabor amargo entre los amantes de este deporte.

La crónica deportiva analizó al detalle las irregularidades causadas por el árbitro estadounidense Mark Geiger que ayudaron a que México llegue a la final del torneo. A diferencia de las usuales controversias surgidas alrededor del fútbol, como de otros deportes, ahora hay un acuerdo universal sobre la injusticia de la expulsión de un jugador panameño como de un penal que salvó a México de la derrota.

No hay prueba alguna de que el árbitro fue influenciado para favorecer a un equipo determinado, pero tampoco se necesita mucha evidencia para que la sospecha caiga sobre la confederación organizadora. La CONCACAF fue el centro en el escándalo de corrupción que estremeció a la Federación Internacional del Fútbol Asociado FIFA. Como consecuencia los dos últimos presidentes de CONCACAF han estado más cerca de la cárcel que de un estadio.

Esto causó la remoción de un liderazgo mayormente de origen caribeño, abriendo el espacio para una directiva muy distinta. El entonces vicepresidente de CONCACAF, el hondureño Alfredo Hawit asumió la presidencia, mientras que se creó un Comité Especial para manejar los asuntos de la confederación, integrado por el estadounidense Sunil Gulati, el canadiense Victor Montagliani y el mexicano Justino Compean. La nueva directiva mencionó antes del inicio de la Copa de Oro su compromiso con la reforma para promover “un juego con responsabilidad y transparencia“. Lo ocurrido no refleja estos objetivos, aunque sí da la ocasión para que la directiva actúe con firmeza mostrando las nuevas corrientes.

A la CONCACAF también le cabe la responsabilidad de la falta de seguridad y presencia policial en el estadio en donde se permite al público arrojar objetos contra los jugadores. Este comportamiento está prohibido hacerlo y suele a conducir a sanciones contra equipos y estadios de alrededor del mundo.

El partido México-Panamá fue vergonzoso, una estafa al bolsillo y a la ilusión de los fanáticos.?

 

Edición de esta semana
¡LA COMUNIDAD LATINA TAMBIÉN CRECE EN NORTH LITTLE ROCK!  
Por Michel Leidermann
Cuando se piensa en la comunidad latina en el área metropolitana de Little Rock, mucha gente cree que principalmente está en las áreas del Southwest de la capital, circundada por las calles 65, Geyer Springs y Baseline. Pero la realidad es que la creciente comunidad latina se vive a ambos lados, norte y sur, del río Arkansas.   / ver más /
El objetivo de este evento deportivo es mejorar la colaboración y la confianza entre los pobladores latinos y los oficiales de policía, mucho de los cuales son de origen latino, afín de ayudar a que los policías puedan realizar aun una mejor función de proteger y servir a la población. El juego será el sábado 27 de julio a las 6:00 p.m. en el Otter Creek Park (#11500 Stagecoach Road, Little Rock).   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Con Donald Trump, Estados Unidos ha recuperado una prosperidad propia de los felices años 60.   / ver más /