¿PUEDE GANAR DONALD TRUMP?
Por Michel Leidermann

Aún si no gana, la candidatura presidencial por el Partido Republicano de Donald Trump ha sacado a relucir peligrosas corrientes políticas en el país. Trump ha acaparado los titulares con sus escandalosas declaraciones, especialmente las que ha hecho contra los inmigrantes mexicanos. Menos atención han recibido sus desviaciones de la ideología económica de su partido, como ser su disposición a aumentar impuestos a los más ricos y sus palabras positivas sobre la cobertura sanitaria universal. El magnate es acaso, en algunos asuntos importantes, menos radical que los supuestos “moderados”. 

Trump sigue liderando las encuestas de las primarias, lo cual sugiere que estas “desviaciones” no lo han debilitado. Y lo más probable es que tampoco lo hayan fortalecido. Porque su ascenso en las encuestas no se debe a sus ideas, muchas de las cuales son confusas, inconsistentes o simplemente sin fundamento, sino a algo más difícil de combatir y por eso más peligroso: el fenómeno Trump no es una ideología sino una actitud política.

Algunos de los demás precandidatos, piensan que criticar sus posiciones relativamente moderadas sobre política tributaria y salud pública —y no su xenofobia y sexismo, por ejemplo— es la más efectiva manera de derrumbarlo.

La estrategia no ha funcionado. Las bases republicanas consideran una herejía, el subir impuestos a los ricos y rehusarse a recortar programas de asistencia social.

La mala noticia es que estos cambios programáticos no tradicionalmente republicamos,  están siendo propuestos ahora por una persona que no tiene las aptitudes ni el temperamento para ser presidente.

¿Qué explica su actual éxito? Las encuestas apuntan a que se trata de un viejo fenómeno: la antipolítica. Trump se vende como un foráneo que, a diferencia de los políticos tradicionales, habla con transparencia y no puede ser comprado. 

Sus escandalosas declaraciones, y su renuencia a dar discursos “políticamente correctos” no son vistas como desventajas sino ventajas de su autenticidad. Su falta de experiencia en el Congreso, también es considerada una ventaja  porque lo distancia de los políticos tradicionales que muchos perciben como fariseos y corruptos. A eso se suman los beneficios que conlleva ser una celebridad televisiva, su inclinación a decir exactamente lo que piensa, y el talento de Trump para entretener, promocionarse a sí mismo, y explotar políticamente ansiedades y prejuicios de muchos estadounidenses.

Trump además cabalga sobre una ola de descontento. Encuestas de Gallup revelan que en EE UU la confianza en el gobierno está en su punto más bajo desde que se lleva el registro, y que la aprobación de los dos principales partidos ha caído, por primera vez, por debajo del 40%. No sorprende que los precandidatos republicanos que siguen a Trump en las encuestas, el neurocirujano Ben Carson y la empresaria Carly Fiorina , son otros “outsiders” que publicitan como una virtud sus carreras fuera de la política.

Es cierto que Trump todavía confronta fuertes barreras para llegar a la presidencia. Un porcentaje demasiado alto de sus compatriotas piensa que no tiene la capacidad ni el carácter para ser presidente. Con sus propuestas contra los inmigrantes ha asustado al cada vez más importante voto latino y sus ofensas contra las mujeres también ponen en duda su apoyo. En la historia reciente de EE UU hay un solo caso de un presidente, el general Eisenhower, sin previa experiencia política.

Pero en otros países, ricos y pobres, excéntricos demagogos han ganado elecciones. No hay razón alguna para pensar que este tipo de accidente no pueda ocurrir en Estados Unidos. ?

 

Edición de esta semana
¡SUBIERON BANDERA EN OAKLAWN!
Ubicado en el Parque Nacional de Hot Springs, el Oaklawn Racing & Gaming (# 2705 Central Ave. Hot Springs.1-800-OAKLAWN) es uno de los mejores hipódromos en el país desde 1904, y hogar del afamado Arkansas Derby con un premio de $1 millón al ganador. Hoy en día, Oaklawn también ofrece una gran cantidad de diversión y conciertos y máquinas de juegos de azar, día y noche durante todo el año.   / ver más /
¡Nueva sección!   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El Partido Republicano (GOP) está en problemas más profundos de lo que sugiere la pérdida de un escaño en el Senado en la elección en Alabama. La fuente de ese problema se remonta al 19 de julio de 2016, cuando el GOP aceptó a Donald Trump como candidato a presidente.   / ver más /