LOS ‘FOOD TRUCKS’ LUCHAN POR HACERSE UN LUGAR EN MÉXICO
CENTENARES DE PUESTOS AMBULANTES SE MULTIPLICAN POR LAS CALLES DE LA CAPITAL PERO LOS ‘FOOD TRUCKS’ SON ACOSADOS POR LOS POLICÍAS DE TRÁNSITO O AUTORIDADES DE LAS DELEGACIONES
11077A.jpg

Con su cultura de comida callejera, Ciudad de México destila olor a fritura, maíz tostado y cilantro. Pero un vacío jurídico mantiene a raya los ‘food trucks’, una propuesta gourmet sobre ruedas que lucha por triunfar después de su éxito en grandes metrópolis de los EEUU.

La propuesta de los ‘food trucks’, está lejos de “los típicos tacos y tortas” de los puestos ambulantes, que en ocasiones tienen condiciones insalubres y muchos operan en la vía pública gracias a los sobornos que pagan a las autoridades, reconocen sus propios dueños. El propósito de los ‘food trucks’ o camiones de comida es “trabajar de forma legal” para llevar una propuesta “con toque gourmet” a diferentes partes de la capital, 

Centenares de puestos ambulantes se multiplican por las calles de la capital, pero cuando un camión se instala en la vía, “llegan los policías de tránsito o autoridades de las delegaciones”, se queja Fernando Reyes, presidente de Foodtrucks DF, una asociación que agrupa a decenas de los cerca de 300 ‘food trucks’ del Distrito Federal. Pese a que “el movimiento ‘food truck’ ya se extiende desde Tijuana hasta Cancún las camionetas no pueden operar de manera libre y legal, como ocurre en otras partes del mundo, incluyendo Arkansas.  

Así, las camionetas suelen agruparse en un terreno privado que promocionan mediante las redes sociales, donde además publican fotos de sus jugosos menús: desde sushi hasta sofisticados platos libaneses de carne de cordero.

“Es algo original porque no hay muchos lugares para comer variado cerca de la oficina”, estima Miguel Mendoza, un contable de 39 años apasionado de los cebiches.

Twitter, Facebook o Instagram son “el motor fundamental del negocio”, reconoce Jorge Udelman, un chef con 20 años de experiencia que ahora instala su camioneta en autocines, conciertos o fiestas particulares. “El 90% de la gente que nos visita es por que ve publicadas nuestras campañas”, apunta. Este venezolano que vende arepas en su combi turquesa de estilo vintage duda que el gobierno empiece a otorgar los permisos para ‘food trucks’, pues “está más interesado en votos para permanecer en el poder que en permitir propuestas gastronómicas más bonitas”.

La Asamblea Legislativa de la capital ha visto pasar varias iniciativas de ley para otorgar permisos a los ‘food trucks’ a cambio de que sus dueños regulen el manejo de sus tanques de gas y aguas residuales ante las autoridades de Protección Civil, así como la calidad de los alimentos ante Salubridad.

Muchas calles de Ciudad de México están bordeadas de enclenques puestos de comida que no cuentan con agua corriente o sistemas de refrigeración y, en ocasiones, están junto a coladeras del drenaje. En cambio, los ‘food truckeros’ buscan “trabajar pagando impuestos” y tienen estándares como una “cocina de acero inoxidable, tanques de agua, planta de luz, refrigeración, uso de guantes, cubre-bocas” y protocolos de cocción de los alimentos, alega el presidente de Foodtrucks DF, que lucha para que los legisladores retomen la iniciativa de ley?

 

Edición de esta semana
DEBATE BILINGÜE ENTRE CANDIDATOS A ALCALDE DE LITTLE ROCK 
Un debate en el que participaron candidatos a la alcaldía de Little Rock, fue organizado por Rolando Ochoa de la cadena de televisión Univisión-Little Rock, Cesar Ortega pastor de la organización de servicio comunitario basado en la fe cristiana City Connections, y Michel Leidermann, director del periódico en español El Latino. El debate se realizó a las 7 PM del lunes 29 en la iglesia South City ubicada en la Baseline Rd con la I-30 en el Southwest de la ciudad.   / ver más /
El Obispo Anthony Taylor de la Diócesis de Little Rock, publicó una segunda carta el martes, 23 de octubre, actualizando información sobre la actual crisis de abuso sexual por clérigos y la ayuda para las víctimas.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Cuando los jóvenes de la antigua Atenas alcanzaban la edad de 17 años, se marcaba un momento en el que pasaban de ser jóvenes a ser considerados hombres responsables para la toma de decisiones sobre la ciudad. De ahí en adelante se les permitía el ingreso a las filas militares para luchar en la guerra.    / ver más /