NIÑA  DE CINCO AÑOS CON UNA ENFERMEDAD TERMINAL NO QUIERE VOLVER AL HOSPITAL
11216A.jpg

Cuando nació, Julianna Snow era una beba normal. Sin embargo, al cumplir 9 meses, su madre, comenzó a notar que algo no andaba muy bien. Comparaba la evolución de su hija con la de los demás bebés y notaba que no avanzaba a la misma velocidad; de hecho, cuando todos ya se podían quedar sentados sin inconvenientes, Julianna aún no lo conseguía. No podía sostener la columna erguida.

Tres meses más tarde, al cumplir un año, sus padres, Michelle y Steve, se mostraron ansiosos: ya era tiempo que empezar a dar sus primeros pasos. Sin embargo Julianna aún no podía sentarse derecha.

Entonces, su madre comenzó a preocuparse. Michelle es neuróloga, por lo que entendió desde el primer momento que algo sucedía con su hija; pero no quiso adelantarse; tampoco aceptarlo tan rápido.

Cuando se decidió a llevar a su nena al pediatra para hablar sobre estos temas, la respuesta del médico fue un alivio: hay que tener paciencia, el 5 % de los nenes comienza a caminar recién al año y medio. Michelle intentó relajarse.

Pero su intuición de madre era mucho más fuerte: algo andaba mal. Entonces, comenzó con una investigación propia y comenzó a ver mucho más aparte de su imposibilidad de mantenerse erguida: Julianna no tenía fuerza en ninguna de sus extremidades. El diagnóstico era letal: atrofia muscular espinal (AME), una enfermedad genética y hereditaria que ataca las neuronas motoras de la médula y que no tiene cura.

Hoy Julianna ya tiene 5 años pero tras las muchas internaciones demasiado largas en su corta vida decidió que ya no quiere luchar más. No puede ya ni siquiera caminar con andador, o tragar la comida sin ayuda, tampoco respirar sin inconvenientes. Sin embargo, quiere quedarse en su casa, según la nota publicada por la cadena estadounidense CNN.

Su madre fue quien le dio la opción de hacerlo. En un blog que lleva desde que se enteró la enfermedad que padece su hija, Michelle cuenta cómo fue que Julianna tomó la decisión de no ir más al hospital:

El caso de Julianna vuelve a abrir el debate sobre la muerte digna. Un año atrás el tema había vuelto a cobrar atención de los medios con el caso de Brittany Maynard , la joven estadounidense de 29 años que tenía cáncer terminal en el cerebro y que decidió ponerle fecha a su muerte: el 1 de noviembre.

La eutanasia no es legal en todo el territorio de EE.UU., sin embargo ya son varios los Estados que discuten hacerla ley para dar la chance a los enfermos terminales a decidir cuándo terminar con sus vidas sin dolor.

Ahora, el trabajo pesado es para los padres de Julianna, los que deberán decidir si respetar o no la decisión de su hija de quedarse en casa hasta que llegue el momento de ir al cielo.?

 

Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /