Nuevo récord de remesas a México sumando más de 9 mil millones de dólares
113A.jpg
Las remesas de dinero que los mexicanos radicados en Estados Unidos enviaron a su país de origen durante el primer semestre de este año sumaron 9,279 millones de dólares, cantidad que representa un crecimiento del 17.7% en comparación al mismo lapso del año pasado, informó el Banco de México (Banxico).
La cifra anterior supera fácilmente los 7,878 millones de dólares que los migrantes mandaron a México entre los meses de enero y junio de 2004, de acuerdo con el más reciente reporte.
Banxico y especialistas en finanzas prevén que con el paso de los próximos meses este rubro se va a ir incrementando a un ritmo sostenido, a tal punto que puede alcanzar los 20,000 millones de dólares al cierre del año en curso. Al menos hasta ahora se pude pronosticar que seguramente la cantidad final será mucho mayor a los 16,613 millones de dólares que los connacionales residentes en el extranjero destinaron a sus familias en 2004.
Los datos difundidos por el Banxico corresponden a las transferencias documentadas oficialmente. Por lo tanto, se sobreentiende que el flujo de dólares es más caudaloso que el reportado, si se toma en cuenta que muchos mexicanos envían su dinero con familiares y amigos, o ellos mismos lo llevan.
En relación con los montos por cada operación monetaria que los migrantes hacen, el más frecuente es el que se acerca a los 250 dólares, seguido por el rango de 300 dólares, y en menor número mandan 400 dólares.
Michoacán, Guanajuato, Jalisco y Zacatecas son los estados que reciben las máximas proporciones de dólares por este concepto, debido a que tienen un mayor índice migratorio. Sin embargo, en años recientes también se han favorecido con estos envíos entidades como Oaxaca, Puebla y el Estado de México, entre otras.
Las principales ciudades emisoras de estas transferencias monetarias son, en orden de cantidades, en primer lugar Los Ángeles, California; y luego Chicago, Illinois; Nueva York, Nueva York; Houston y Dallas, Texas; y Miami, Florida.
Los especialistas coinciden en que el sustancial aumento de las remesas se debe fundamentalmente al incremento en el número de mexicanos que ha migrado a Estados Unidos, así como a un mejoramiento en sus condiciones de vida en ese país que les permite mandar más dinero, y a un eficiente registro de tales operaciones monetarias.
Anualmente emigran alrededor de 450 mil mexicanos al país del norte, tanto de manera legal como indocumentada, según estadísticas oficiales. La población de origen mexicano en Estados Unidos es superior a los 27 millones, de los que al menos 12 millones nacieron en México.
Las remesas de los mexicanos radicados en Estados Unidos se han constituido en el rubro de mayor aceleración para la economía de México durante los últimos años. En el año 2000 la suma por este concepto llegó a 8,895 millones de dólares, mientras que en el primer semestre del 2005 se elevó a 9,279 millones de dólares. Ello significa un alza del 280% en apenas cinco años.
Tanto ha sido el dinero enviado por los migrantes, que este sector económico se ha ubicado como la segunda fuente de ingresos de divisas para el país, sólo después de las exportaciones de petróleo.
De no ser porque los precios del hidrocarburo en meses recientes han subido a niveles históricos, de hasta $48 el barril (precio del crudo mexicano, mientras el precio promedio internacional ha alcanzado hasta los $60 el barril), las transferencias serían el principal ingreso para el desarrollo económico nacional.
En términos de captación de recursos, los envíos de dólares por parte de los paisanos han venido a desplazar a segmentos tan sólidos e institucionales como la inversión extranjera directa y al turismo nacional e internacional
Para tener una idea precisa de la importancia de las remesas, México es el segundo país en el mundo que resulta más beneficiado, con el 15% del total, ligeramente abajo de India, que tiene una mayor población migratoria.
Los economistas coinciden en que el beneficio cualitativo de las transferencias consiste en que las familias de los migrantes gastan esos fondos en la solución de sus necesidades básicas, como alimentación y vestimenta, del mismo modo que las invierten en áreas como educación, salud, vivienda y ahorro.
Aunque entre los expertos hay consenso en que los dólares de los mexicanos que viven en Estados Unidos han contribuido a paliar la grave pobreza que prevalece en México, el gobierno del presidente Vicente Fox insiste en que son sus programas sociales los que han frenado la expansión de la miseria.
Para especialistas del fenómeno migratorio, las remesas no sólo han tenido un efecto multiplicador de desarrollo económico sino que, por su capacidad para satisfacer las demandas inmediatas de la población, han detenido eventuales explosiones violentas de descontento social.
Edición de esta semana
CIUDAD DE LITTLE ROCK CELEBRÓ EL LANZAMIENTO DE LA TARJETA DE IDENTIFICACIÓN MUNICIPAL
El pasado sábado 7 de julio se inició oficialmente el proceso para que las personas mayores de 14 años que residen dentro de los límites de la ciudad de Little Rock, sin importar su estatus migratorio, puedan obtener oficialmente una tarjeta de identificación municipal. Será muy beneficiosa para personas que no tienen otro medio oficial de identificación y también les serán útiles para conseguir trabajo.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La reunión entre los presidentes Donald Trump y Vladimir Putin en Helsinki será recordada por el bochornoso papel del presidente de Estados Unidos: indigno y lastimoso.   / ver más /