UNA VIRGEN CONVERTIDA EN  NEGOCIO EN MÉXICO
SE CALCULA QUE UNOS 7 MILLONES DE FIELES VISITAN EL SANTUARIO DURANTE LOS FESTEJOS QUE CADA 12 DE DICIEMBRE
11312A.jpg

Rosarios, escapularios, estampitas, camisetas, velas, joyas y figuras a tamaño real son algunos de los objetos, miles de ellos, que se venden en los alrededores de la Basílica de la Virgen de Guadalupe de la Ciudad de México, a rebosar de devotos para festejar su día

Se calcula que unos 7 millones de fieles visitan este santuario anualmente durante los festejos que cada 12 de diciembre conmemora la aparición de la Virgen de Guadalupe en 1531, al indígena Juan Diego.

Los feligreses, como cada año, acuden en masa cargados de obsequios y flores que entregan a la Virgen, en un festejo en el que no faltan peregrinos cumpliendo promesas de rodillas, música de banda, cánticos y rituales prehispánicos.

En medio de este incesante bullicio abunda la venta, especialmente fuera del recinto, donde cualquier esquina es buena para ofrecer productos relativos a la efeméride.

A unos tres kilómetros del templo, en una calle que lleva en línea recta al santuario, aparecen los primeros vendedores ambulantes. Comercian unas cruces enormes, que tienen recostadas y en hilera en un banco; camisetas estampadas con la Virgen de Guadalupe, la Virgen María, Jesucristo o San Judas Tadeo a 40 pesos cada una; figuras hechas de resina a entre 150 pesos y 1.000 pesos y la más impresionante es un San Judas Tadeo, el patrón de las causas difíciles, mide un metro y medio; paracetamol y “otras medicinas” para los males comunes de estos días, como la fatiga, los dolores musculares o la deshidratación.

A pocos metros del recinto, varías tiendas especializadas en productos religiosos hacen estos días el agosto. Algunas se dedican a la joyería, otras ofrecen productos hechos con cera y cualquier otro recuerdo religioso que uno pueda imaginarse.

Ya en el interior del templo, una abarrotada tienda de recuerdos atestigua el consumismo que rodea a la Virgen de Guadalupe, especialmente en este recinto conformado por varias capillas, templos, un cementerio, un antiguo convento e incluso un museo.

En la tienda del templo, por muchas ventas que puedan hacerse estos días en el establecimiento oficial, “esto no es negocio” porque el mantenimiento de las instalaciones es “terriblemente costoso” pero sin duda en la calle el “negocio de los recuerdos” es más evidente, y voluminoso.

Y es que la animada presencia de vendedores responde a una máxima simple: la oferta y la demanda. Porque los compradores son muchos, muchísimos.

Este festejo supone un impulso económico a la Ciudad de México, que recibe en estas fechas alrededor de dos millones de turistas.

Solo entre el 11 y 12 de diciembre de 2014, las autoridades capitalinas informaron de una derrama de 543 millones de pesos para la ciudad. Además se repartieron 352.000 litros de agua potable y se recolectaron 771 toneladas de basura en las inmediaciones de la Basílica, lo que da fe del volumen del negocio generado.?

 

Edición de esta semana
SABORES VENEZOLANOS EN LITTLE ROCK CON EL "TREN AL SUR"
Por Michel Leidermann
Mientras que en Little Rock hay varios restaurantes mexicanos, una nueva lonchera de comidas (food truck) “Tren Al Sur” está sirviendo sabores de más al sur, precisamente de Venezuela.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Pinocho, el muñeco de madera al que le crece la nariz cada vez que miente, imaginado por el escritor italiano Carlo Collodi a finales del siglo XIX, ha renovado su popularidad gracias a Donald Trump.    / ver más /