UN NÚMERO SIN FUERZA
Por Michel Leidermann

El poder latino en EE.UU. es inmenso pero sirve tan poco como una ametralladora sin balas. Se dice que los 50 millones de personas de origen latino constituyen una fuerza que ya no puede ser ignorada en la política ni la economía estadounidense. 

Se dice que el valor de la producción de los latinos en EE.UU. equivaldría a la economía número 20 del mundo si fuesen un país. Esto es, si la ametralladora tuviera balas. Pero en la práctica es un embaucamiento.

También es cierto que el idioma español constituye una realidad viva y pujante y que cada vez con mayor frecuencia las agencias de publicidad diseñan campañas específicas para el consumidor latino. Pero eso no se traduce en fuerza política. El peso demográfico es una realidad que carece de una representación política equivalente. 

El problema de fondo es que la causa a favor de los latinos no rinde dividendos en una campaña presidencial. 

Y es que a diferencia de otros países, la elección por la presidencia de EE.UU. es una votación por Estados y no por votos universales. De hecho, la mayor parte de las Estados se consideran amarrados en un sentido u otro y reciben atención de los candidatos según sus tendencias. La lucha se concentra en los llamados swing states: históricamente Ohio, Virginia y Florida; y más recientemente Pennsylvania, New Hampshire, Iowa y Carolina del Norte. En algunos de estos Estados, el discurso en contra de la mano de obra ilegal es muy popular entre las clases trabajadoras tradicionales. 

Por otro lado, la población de origen latino es diversa y por lo demás, algunos latinos de segunda o tercera generación incluso pueden ser hostiles al arribo de los nuevos migrantes. 

Pero aún así, sin votar no hay voz ni nuevas oportunidades para nuestra comunidad inmigrante.

 

LA NUEVA INMIGRACIÓN

La inmigración indocumentada mexicana se ha reducido según un análisis del Pew Research Center analizando cifras oficiales de México y EE.UU.. El que se estén regresando más mexicanos a su país de los que se aventuran a cruzar la frontera para buscar mejores oportunidades, es una tendencia que se viene manifestando desde hace varios años.

La pérdida de empleos en EE.UU. durante la última recesión, los refuerzos en la frontera y el incremento de las deportaciones, han desalentado la ida hacia el norte de los mexicanos, siendo muchos más los que se regresan que los que vienen.

Esta realidad parece no registrarse entre los precandidatos presidenciales. El agresivo discurso de Donald Trump contra los inmigrantes mexicanos transformó la elección primaria en una competencia de quien es más duro en contra de los indocumentados. Es una carrera de quien quiere deportar, encarcelar y dividir familias con más rapidez. 

El problema del tema migratorio es que la realidad ha sido reemplazada por inexactitudes. Los indocumentados se transformaron en un blanco ideal para explicar la falta de empleos, los salarios bajos, los déficits presupuestarios, la inseguridad pública y todo aquello que es difícil de explicar.

Es indignante que políticos y candidatos, lejos de mostrar liderazgo, se dediquen a alimentar las creencias falsas de una parte del electorado contra los inmigrantes  y las promuevan activamente para ganarse sus votos. 

La realidad es precisamente lo contrario, como señala el análisis.?

 

Edición de esta semana
CIUDAD DE LITTLE ROCK CELEBRÓ EL LANZAMIENTO DE LA TARJETA DE IDENTIFICACIÓN MUNICIPAL
El pasado sábado 7 de julio se inició oficialmente el proceso para que las personas mayores de 14 años que residen dentro de los límites de la ciudad de Little Rock, sin importar su estatus migratorio, puedan obtener oficialmente una tarjeta de identificación municipal. Será muy beneficiosa para personas que no tienen otro medio oficial de identificación y también les serán útiles para conseguir trabajo.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La reunión entre los presidentes Donald Trump y Vladimir Putin en Helsinki será recordada por el bochornoso papel del presidente de Estados Unidos: indigno y lastimoso.   / ver más /