REVISTA ‘ROLLING STONE’ PUBLICÓ LOS 17 MINUTOS DEL VIDEO DE “EL CHAPO” PARA SEAN PENN Y KATE DEL CASTILLO
DETALLES SOBRE EL ENCUENTRO Y LOS PORMENORES QUE LLEVARON AL ARRESTO
11411A.jpg

Con la previsible extradición de Joaquín “el Chapo” Guzmán en el horizonte, el foco de la historia sobre la captura del capo mexicano y sus ramificaciones, se ha centrado en los actores Kate del Castillo y Sean Penn, dándole el cariz de “una telenovela”, como lo han calificado fuentes oficiales. Del Castillo gestionó la entrevista con Guzmán cuando este estaba prófugo.

El encuentro entre el líder del cártel de Sinaloa y el estadounidense, se celebró en octubre, en un lugar que la publicación sólo indica que era “montañoso y selvático”. El formato elegido fue una cena en la que del Castillo habría servido de intérprete español-inglés. La actriz es conocida por su eléctrico papel de la sensual narcotraficante Teresa Mendoza en la serie televisiva La Reina del Sur y que en enero de 2012, en plena guerra contra el narco, afirmó públicamente que confiaba más en El Chapo que en el Gobierno mexicano. 

Al convite, una comida de carne asada, tacos y tequila al que El Chapo llegó vestido con camisa de seda estampada y pantalones negros ajustados, no fue el único contacto con Penn. Posteriormente, prosiguieron a través de llamadas con Blackphone (un teléfono que encripta las comunicaciones), correos desde cuentas anónimas y un vídeo entregado por un mensajero a la actriz, la verdadera intermediaria del encuentro. Todo ello mientras las fuerzas de seguridad mexicanas desplegaban a miles de soldados y policías en busca del capo fugado.

La reunión, que ocurrió durante 7 horas de conversaciones, revela los delirantes intentos de El Chapo por producir una película sobre su vida. Una pretensión que le llevó a contactar con actores y directores mientras estaba en la clandestinidad y que, según el propio Gobierno mexicano, dio una pista clave para localizarlo y lanzar la primera operación de captura. 

La preocupación del narcotraficante por dejar testimonio de su vida venía de hacía años, cuando intentó registrar su nombre y apodo para tener los derechos sobre ellos con miras “a tener un homenaje filmográfico o un libro”.

Nació pobre, jamás buscó problemas y quiere morir en paz. Con este cándido retrato, el despiadado Joaquín Guzmán Loera “El Chapo” se quiere presentar al mundo. Y para ello eligió un sorprendente camino. Tras su fuga de una cárcel de máxima seguridad el 11 de julio pasado, el narco se reunió en secreto con el actor estadounidense Sean Penn  y la actriz mexicana Kate del Castillo, para una entrevista que el domingo 10 de enero publicó la revista Rolling Stone. 

Lo que reconoce el propio Penn en su artículo, un relato en primera persona, es que tras la cena quedaron para verse para la entrevista formal, pero que el operativo militar que sobrevino al poco tiempo frustró la reunión, obligando hacer las preguntas a través de terceros, sin posibilidad de réplica y en vídeo.

¿Corrió Penn algún riesgo? Claro que no. Él pudo viajar protegido por la misma gente que hacía peligroso que cualquier otro periodista se acercara a las guaridas del Chapo.

En la primera parte de la entrevista, aquella que corresponde a las charlas con el actor, ‘El Chapo’, aunque elusivo y rudo, se quita la careta. Durante años, en una actuación de inmenso cinismo, negó dedicarse al narcotráfico, pero frente a Penn admite sus negocios sucios y no duda en jactarse del inmenso poder de su cártel, considerado el mayor del mundo. “No quiero ser retratado como una monja. Suministro más heroína, metanfetamina, cocaína y marihuana que nadie en el mundo. Tengo flotas de submarinos, aviones, barcos y camiones”, afirma. Tampoco muestra arrepentimiento por su historia criminal ni las matanzas que se le atribuyen a lo largo de tres décadas: “Mire, yo me defiendo a mí mismo, nada más. ¿Empiezo los problemas? Nunca”.

En las imágenes se puede ver a Guzmán reflexionando sobre el mundo del narcotráfico. Cuestionado sobre quién cree él que es culpable de que exista este mercado, si los que venden o los que consumen drogas, Guzmán aseguró que si no hubiera consumo no habría venta y, además, el consumo no para de crecer. También declaró que si pudiera cambiar el mundo no lo haría, ya que es feliz con las cosas tal y como están y aseguró que probó las drogas hace más de veinte años, pero nunca llegó a ser adicto. 

Penn pregunta: Usted vio cómo fue el final de Pablo Escobar. ¿Cómo ve sus días finales en relación con este negocio? “Sé que algún día moriré. Espero que sea por causas naturales” contesta.

En el encuentro estuvieron presentes “El Chapo” Guzmán y sus hijos, Alfredo e Iván. La entrevista, dice Rolling Stone, es la primera que el narcotraficante dio en las últimas décadas. Los dos actores estuvieron en calidad de entrevistadores. Penn fue quien preguntó, mientras Del Castillo traducía. La publicación dijo que tenía planeado desde antes dar a conocer esta entrevista. Por coincidencia, se supone, “El Chapo” cayó preso un día antes en Los Mochis.

El texto, a pesar de sus fallas editoriales (como darle al Chapo control sobre la historia y lo superficial de las preguntas) es un documento importante en la historia de la guerra contra el narco.

La entrevista publicada en la revista Rolling Stone un día después de la captura del Chapo, causó furor en México. Que un actor norteamericano, junto con la estrella mexicana Kate del Castillo, pudiera llegar al fugitivo Guzmán, resultó ser humillante para el gobierno mexicano. 

Distinto es el tono que emplea El Chapo en el vídeo grabado con posterioridad (http://www.rollingstone.com/culture/videos/watch-el-chapo-s-exclusive-interview-in-its-17-minute-entirety-20160112) en respuesta a las preguntas enviadas por Penn. Ahí emerge otro Guzmán Loera. Uno que evita cualquier aguijón y se demuestra humilde. Donde cuenta que arrancó a trabajar a los seis años recogiendo naranjas y vendiendo dulces y bebidas en su pueblo natal, Badiraguato, en la Sierra Madre, y que para “sobrevivir”, a los 15 años decidió plantar y vender marihuana y opio. En este punto reconoce que, sin llegar a ser adicto, consumió drogas, pero que hace dos décadas que no toca ninguna. “Las drogas destruyen. Desgraciadamente donde yo crecí, no había otra forma, y sigue sin haberla, para sobrevivir”.

El vídeo está filmado en una granja, al aire libre. El canto de un gallo interrumpe sin cesar la grabación. Sentado y sin bigote, El Chapo no se expande en ninguna contestación. En ciertos momentos, incluso se le nota incómodo. Responder por sus actos nunca ha sido su fuerte.

Rolling Stone dice que surgió el interés de hablar con Guzmán, luego de que el narcotraficante más famoso del mundo hiciera contacto con Hollywood para que alguien hiciera una película sobre su vida.

El diario mexicano Milenio difundió parte de los diálogos entre el capo y la actriz a través de teléfono celular, mediados por Andrés Granados, abogado del narcotraficante, e interceptados por los servicios de inteligencia mexicanos. En una conversación que supuestamente ocurrió el 25 de septiembre, Guzmán y Del Castillo ultiman los detalles para concertar su encuentro de octubre. Pareciera que “El Chapo” tenía un “interés casi obsesivo” en Del Castillo, a quien llamaba “hermosa” en sus comunicaciones, y estaba interesado en “tener contactos frecuentes e íntimos” con ella, uno de los aspectos que ayudó a la recaptura del narcotraficante. Los mensajes entre ambos fueron interceptados. Guzmán Loera preparaba un segundo encuentro con la actriz en la casa donde se había refugiado. “Sabíamos que estaba loco por volver a verse con ella, y que el encuentro sería en una casa, no en la montaña. Quería seducirla como fuera”, señaló una fuente gubernamental.

Los derechos del video de la entrevista de Penn a Guzmán difundido completo por la revista Rolling Stone y que fue grabado con base en un cuestionario después de un encuentro entre los tres en la selva mexicana en octubre pasado, son propiedad de Kate del Castillo Productions.

De acuerdo con el subsecretario el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa, el Gobierno mexicano desconoce si hubo beneficio económico en la relación que entablaron Guzmán y Del Castillo para hacer realidad el encuentro con el actor estadounidense y que se ha abierto “una discusión sobre la naturaleza psicológica de la relación, qué es lo que realmente pretendían el delincuente prófugo y los actores”.

En tanto, el procedimiento para extraditar a Guzmán hacia Estados Unidos sigue su curso al cumplirse las órdenes de detención con fines de extradición en su contra, pero el proceso puede durar de uno a seis años si la defensa del capo del cártel de Sinaloa es combativa e interpone recursos oportunamente.

Las órdenes parten de dos solicitudes que presentaron un juzgado de California y otro de Texas por diversos delitos, entre ellos asociación delictiva, delincuencia organizada, narcotráfico, lavado de dinero y homicidio.?

 

Edición de esta semana
CIUDAD DE LITTLE ROCK CELEBRÓ EL LANZAMIENTO DE LA TARJETA DE IDENTIFICACIÓN MUNICIPAL
El pasado sábado 7 de julio se inició oficialmente el proceso para que las personas mayores de 14 años que residen dentro de los límites de la ciudad de Little Rock, sin importar su estatus migratorio, puedan obtener oficialmente una tarjeta de identificación municipal. Será muy beneficiosa para personas que no tienen otro medio oficial de identificación y también les serán útiles para conseguir trabajo.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La reunión entre los presidentes Donald Trump y Vladimir Putin en Helsinki será recordada por el bochornoso papel del presidente de Estados Unidos: indigno y lastimoso.   / ver más /