UNA NUEVA EPIDEMIA DE HEROÍNA SACUDE A LA CLASE MEDIA DE ESTADOS UNIDOS
MUEREN MÁS PERSONAS POR SOBREDOSIS DE HEROÍNA Y OTRAS DROGAS QUE POR ACCIDENTES DE TRÁFICO
11427A.jpg

Una epidemia de heroína y drogas similares golpea Estados Unidos. Al contrario que hace unas décadas, las víctimas no viven en zonas urbanas degradadas sino en barrios residenciales blancos. 

Insólitamente, en los debates de la campaña para las elecciones presidenciales los candidatos no discuten sobre políticas represivas sino de rehabilitación. Las muertes por sobredosis casi se han cuadruplicado desde 2000. En EE.UU. mueren más personas por sobredosis —de esta y otras drogas— que por accidentes de tráfico.

Durante años la epidemia de heroína y opiáceos se ha gestado en silencio, lejos de los focos políticos y mediáticos. Ahora es una prioridad de la Casa Blanca y de los candidatos a las presidenciales. 

En 2014 murieron en EE.UU. más personas por sobredosis de drogas (47.055) que en ningún otro año registrado, según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC). Un 60% murieron por sobredosis de opiáceos, que incluye medicamentos que pueden adquirirse con receta, y la heroína.

El auge de los analgésicos legales está en el origen de la actual epidemia, según los expertos. Las ventas se dispararon en la década pasada, cuando algunos médicos empezaron a recetar opioides con ligereza. A veces subestimaron sus efectos adictivos. En 2012, se escribieron 259 millones de recetas para estos medicamentos, una media de casi una por habitantes de este país. El debate sobre el papel de médicos, farmacias y farmacéuticos llevó a un mayor control y los adictos encontraron en la heroína una alternativa barata procedente de México.

Una novedad de la epidemia es el perfil del adicto. En los años 70 su imagen pública era la de un adicto al crack, afroamericano y asociado a la violencia. La respuesta de los poderes públicos era la mano dura: arrestos y encarcelamiento. 

El adicto de 2015 es distinto. El 90% de los nuevos usuarios son blancos, viven en los barrios residenciales de clase media en las afueras de las grandes ciudades, no se asocian con la violencia puesto que el aumento de la adicción ha coincidido con un declive en las tasas de crimen pero entre las víctimas hay personas de todas las razas y etnias.

Por ello no suscitan condena sino compasión y los políticos piden prevención y tratamiento, no represión.  

 

Edición de esta semana
CIUDAD DE LITTLE ROCK CELEBRÓ EL LANZAMIENTO DE LA TARJETA DE IDENTIFICACIÓN MUNICIPAL
El pasado sábado 7 de julio se inició oficialmente el proceso para que las personas mayores de 14 años que residen dentro de los límites de la ciudad de Little Rock, sin importar su estatus migratorio, puedan obtener oficialmente una tarjeta de identificación municipal. Será muy beneficiosa para personas que no tienen otro medio oficial de identificación y también les serán útiles para conseguir trabajo.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La reunión entre los presidentes Donald Trump y Vladimir Putin en Helsinki será recordada por el bochornoso papel del presidente de Estados Unidos: indigno y lastimoso.   / ver más /