PASADIZOS SUBTERRÁNEOS DEL SIGLO XVI SE HALLARON EN LAS ENTRAÑAS DE PUEBLA 
LOS TÚNELES HABRÍAN SIDO CLAVE PARA DERROTAR A LOS FRANCESES EN UN ATAQUE SIMULTÁNEO POR DIFERENTES FRENTES EN LA BATALLA DE PUEBLA EL 5 DE MAYO DE 1862 LAS GALERÍAS ERAN SÓLO UNA LEYENDA EN ESTA CIUDAD COLONIAL, HASTA AHORA
11494A.jpg

Era una leyenda que se contaba en las sobremesas y en las tertulias: Bajo la ciudad de Puebla había túneles que conectaban iglesias con antiguos edificios y los revolucionarios mexicanos los habían utilizado para escabullirse durante la guerra. Pero no había rastro de ellos, ni mapa que probara su existencia, hasta ahora. Una red de 10 kilómetros de caminos subterráneos construidos en los siglos XVI, XVII y XVIII han sido hallados en el corazón de la ciudad y el gobierno local se ha puesto a la tarea de descubrirlos para echar un poco de luz sobre su historia.

Los primeros indicios de la existencia de los túneles los dio una serie de mapas del siglo XIX en manos de una familia de la región, pero la prueba definitiva de que no se trataba de un mito fue el hallazgo accidental de una parte de la estructura durante una remodelación urbana en 2014. Poco a poco las bóvedas semicirculares de los canales fueron descubiertas de la tierra que ocultaba su simetría casi perfecta.

Las investigaciones revelan que los túneles fueron construidos después de la fundación de la ciudad en 1531. Puebla fue una de las primeras ciudades formadas durante la colonia española y funcionaba como un importante centro habitacional para el clero novohispano. Los subterráneos se construyeron en los siguientes dos siglos a la par que la mayoría de las iglesias, monasterios y los edificios más representativos de la nueva urbe: el Ayuntamiento y la Catedral. Los pasajes habrían servido, en un principio, para trasladar con discreción las riquezas de la iglesia Católica.

Los pasadizos poseen diferentes estilos arquitectónicos según su época de construcción y hasta ahora se han encontrado hasta 15 diferentes sistemas de arcos que han sostenido las estructuras a través de los siglos. Los constructores utilizaron una composición de piedras lascas —rocas pulidas y pegadas con los materiales disponibles de la época— hasta formar un arco de medio punto y con una apariencia similar a la bóveda catalana. 

Las estructuras han soportado la construcción de edificios, el montaje de sistemas hidráulicos, seísmos, la introducción del asfaltado y el tráfico de los automóviles. Al entrar a ellos un potente olor a azufre y la humedad se apoderan del ambiente, ya que las estructuras fueron construidas en un suelo con mantos de aguas sulfurosas.

La entrada al primero de 9 túneles —llamado Puerta de Zaragoza— estará abierta a los visitantes a partir de febrero en el Barrio de Xanenetla, al noreste de la ciudad. Sus bóvedas alcanzaron alguna vez los 8,5 metros de altura y su longitud recorría 4 kilómetros desde el río San Francisco hasta el Fuerte de Guadalupe, una estructura en la cima de un cerro para proteger la urbe de ataques. 

Estos detalles respaldan la hipótesis de que el corredor sirvió para el transporte de armas, municiones, e incluso soldados durante la célebre batalla de Puebla del 5 de mayo de 1862 contra el Ejército francés que invadía México y en el que los mexicanos resultaron vencedores. Los túneles habrían sido clave para derrotar a los franceses en un ataque simultáneo por diferentes frentes.

en el que los mexicanos resultaron vencedores. Los túneles habrían sido clave para derrotar a los franceses en un ataque simultáneo por diferentes frentes.

Tras la Revolución mexicana (1910) no se volvió a saber más sobre los pasadizos y las leyendas tomaron el relevo.

Durante el rescate de las estructuras subterráneas también fue hallado un antiguo vestigio: el Puente de Bubas. Esta estructura de piedra del siglo XVII sirvió para cruzar el río San Francisco, el principal cauce de agua de la época, desde los suburbios hasta el corazón de la ciudad. El río fue entubado en la década de los 60 y los restos del puente permanecieron enterrados debajo de una casa antigua.

El Puente de Bubas es llamado así porque conducía a un hospital atendido por la orden de los franciscanos donde se atendían a los enfermos de la peste bubónica. El trayecto también mostraba una distinción de clases, ya que aquellos que vivían en el centro de la ciudad pertenecían a las familias acaudaladas y quienes cruzaban el puente eran parte de las clases bajas.

En el sitio también fue encontrado un antiguo escudo de la ciudad de Puebla tallado en piedra que fue asignado por la corona española en 1790. El puente ha sido remodelado y desde diciembre pasado está abierto para los visitantes.?

 

Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /