Mexicanos inundan ahora el noreste de EUA
En los últimos años nuevos inmigrantes de México han cambiado la demografía del noreste de Estados Unidos, abriendo negocios y trabajando en la agricultura, la construcción y las tareas domésticas.
Por primera vez en décadas, el noroeste del país ha comenzado a sentir el impacto de la inmigración mexicana, que ya conocían estados del suroeste de la nación.
Los mexicanos son el grupo de más rápido crecimiento en el país. Ahora se trata del grupo de más rápido crecimiento en la zona.
El crecimiento de la población en estados como Pensilvania, Massachusetts y Connecticut sería bastante más lento si no fuera por los nuevos residentes, que están provocando el mayor cambio demográfico de la región en varias generaciones.
Es natural que México sea la principal fuente de emigrantes latinos en Estados Unidos por su cercanía y su gran número de habitantes.
A unos 97 kilómetros al norte de la ciudad de Nueva York, Newburgh ha tenido históricamente una pequeña comunidad puertorriqueña. Pero actualmente, la cantidad de mexicanos que labora en huertas, granjas y fábricas supera a la de puertorriqueños, de acuerdo con algunos especialistas en demografía. En el 2000, los 4,500 mexicanos que había en la ciudad representaban la mitad de todos los latinos. Ahora, los mexicanos componen las dos terceras partes de ese grupo, estiman los expertos.
Durante mucho tiempo en Estados Unidos, la mayoría de los residentes nacidos en México se concentraba en California y Texas. Hace unos 15 o 20 años atrás, no habían muchos mexicanos fuera de algunas áreas de los estados del suroeste y del área de Chicago.
A comienzos de los años 90, las dificultades que atravesaba la economía californiana y el creciente sentimiento antiinmigración, llevó a los inmigrantes mexicanos hacia nuevos lugares con trabajos abundantes como Carolina del Norte, Georgia, y la ciudad de Nueva York.
A medida que siguieron arribando nuevos inmigrantes -a una tasa de más de 600,000 por año alrededor de 1999 o el 2000- muchos se unieron a amigos y familiares en esas áreas nuevas.
Decenas de miles se dirigieron directamente desde el estado mexicano de Michoacán a trabajos en el sector del envasado de carnes en Tar Heel, Carolina del Norte; y desde Puebla a laborar en restaurantes y casas privadas de Manhattan.
Otro de los factores que alentó los cambios fue el auge de las ventas de bienes raíces, que generó un persistente crecimiento de los empleos del sector de la construcción. El año pasado, casi uno de cada cinco latinos nacidos en el extranjero trabajaba como obrero de la construcción, y sólo el 38% de los inmigrantes mexicanos vivían en California, según información del centro Pew, en comparación a 1990, cuando el 58% de los mexicanos vivían en California.
Edición de esta semana
¡LA COMUNIDAD LATINA TAMBIÉN CRECE EN NORTH LITTLE ROCK!  
Por Michel Leidermann
Cuando se piensa en la comunidad latina en el área metropolitana de Little Rock, mucha gente cree que principalmente está en las áreas del Southwest de la capital, circundada por las calles 65, Geyer Springs y Baseline. Pero la realidad es que la creciente comunidad latina se vive a ambos lados, norte y sur, del río Arkansas.   / ver más /
El objetivo de este evento deportivo es mejorar la colaboración y la confianza entre los pobladores latinos y los oficiales de policía, mucho de los cuales son de origen latino, afín de ayudar a que los policías puedan realizar aun una mejor función de proteger y servir a la población. El juego será el sábado 27 de julio a las 6:00 p.m. en el Otter Creek Park (#11500 Stagecoach Road, Little Rock).   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Con Donald Trump, Estados Unidos ha recuperado una prosperidad propia de los felices años 60.   / ver más /