EL MURO ILUSORIO DE TRUMP
Por Michel Leidermann

El muro que Donald Trump pretende construir en la frontera con México, y que se ha convertido en uno de los ejes centrales de su campaña, costaría $10,000 millones y demoraría 4 años en construirse. Eso significa que, si se levanta, sería el mayor derroche de dinero de la historia reciente.

Cuando se le preguntó cómo iba a pagar por el muro, Trump reiteró su afirmación de que exigirá que México lo pague. ¿Y cómo hará para convencer a México de que lo pague?, simplemente respondió: “Les dices: ‘¡vas a pagarlo!”.

La reacción del lado mexicano de la frontera fue una gran carcajada.

Es muy probable que el muro de Trump generaría una contrarreacción nacionalista en México, que alejaría a Estados Unidos como uno de sus mayores socios comerciales y perjudicaría a la economía estadounidense. Trump dice cosas ilusorias que a algunos les gusta escuchar, pero que son irresponsables.

Hay varias razones por las que el muro fronterizo sería una insensatez.

Primero, no hay ningún estudio serio que muestre que hay una avalancha de inmigrantes indocumentados mexicanos hacia Estados Unidos. Por el contrario, estadísticas dicen que el número de inmigrantes indocumentados ha caído desde un récord de 12 millones en 2008, a 10.9 millones en la actualidad.

Segundo, alrededor del 40% de los migrantes que entran ilegalmente no lo hacen cruzando la frontera con México, sino que vienen en avión y simplemente se quedan una vez que sus visas han expirado. Un muro fronterizo no va a detener a quienes vienen legalmente por vía aérea o marítima y se quedan ilegalmente.

Tercero, es poco probable que el número de indocumentados mexicanos aumente en el futuro, por razones demográficas. Mientras que México tenía una tasa de natalidad de más de 6 hijos por mujer en 1960, la tasa de natalidad ha caído a 2.2 hijos por mujer hoy en día. O sea, los jóvenes mexicanos, que son los más propensos a emigrar, son un grupo poblacional que se está reduciendo.

Cuarto, un muro fronterizo empujaría a los migrantes a cruzar por rutas más peligrosas, o medios novedosos (túneles, lanchas, aeronaves ligeras, o por Canadá) lo que aumentaría lo que cobran los “coyotes” y haría que muchos más trabajadores temporales, que ahora van y vienen, se queden. 

Quinto, las declaraciones de Trump que tildan a la mayoría de los inmigrantes mexicanos de criminales y violadores y sus llamados a la deportación masiva de casi 11 millones de indocumentados, desencadenaría una reacción antiestadounidense en México y América Latina y en gran parte del mundo.

Hay que recordar que  una guerra comercial con México perjudicaría a Estados Unidos. Las exportaciones de Estados Unidos a México y Canadá sostienen más de tres millones de empleos estadounidenses, según datos oficiales.

Como buen demagogo, Trump se aprovecha de la falta de información y la xenofobia de mucha gente para presentarse a sí mismo como un salvador. Pero, el muro fronterizo sería un colosal desperdicio de dinero, un símbolo del aislamiento estadounidense, y una apertura al declive de Estados Unidos como líder mundial.

El resultado es una política de la alta fantasía. Trump afirma que “las cosas no pueden ir peor, y pregunta ¿por qué no cambiar las cosas en sus cimientos? Cualquier persona que piensa que las cosas pueden mejorar y no ir peor con Trumpo, no entiende nada  y lo arriesga todo.?

 

Edición de esta semana
¡SUBIERON BANDERA EN OAKLAWN!
Ubicado en el Parque Nacional de Hot Springs, el Oaklawn Racing & Gaming (# 2705 Central Ave. Hot Springs.1-800-OAKLAWN) es uno de los mejores hipódromos en el país desde 1904, y hogar del afamado Arkansas Derby con un premio de $1 millón al ganador. Hoy en día, Oaklawn también ofrece una gran cantidad de diversión y conciertos y máquinas de juegos de azar, día y noche durante todo el año.   / ver más /
¡Nueva sección!   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El Partido Republicano (GOP) está en problemas más profundos de lo que sugiere la pérdida de un escaño en el Senado en la elección en Alabama. La fuente de ese problema se remonta al 19 de julio de 2016, cuando el GOP aceptó a Donald Trump como candidato a presidente.   / ver más /