LA VERDADERA HISTORIA DE ‘EL RENACIDO’
A PESAR DE GRAN NÚMERO DE FRACTURAS, HUESOS ROTOS, PARTES DE SU CUERPO DESGARRADOS POR LOS FEROCES ZARPASOS DE UNA OSA, HUGH GLASS EMPRENDIÓ UN INCREÍBLE VIAJE DE REGRESO
11543A.jpg

Uno de los mayores estrenos cinematográficos de la temporada fue sin lugar a dudas, la película ‘El Renacido’ (The Revenant) dirigida por Alejandro González Iñárritu y protagonizada magistralmente por Leonardo DiCaprio. Un film nominado en una docena de categorías de los próximos Premios Oscar y que, de momento, ya ha conseguido llevarse el de mejor película, director y actor en la 73ª edición de los Premios Globo de Oro.

‘El Renacido’ está basada en la vida real de Hugh Glass, uno de aquellos legendarios aventureros que se hicieron famosos en el viejo Oeste durante las primeras décadas del siglo XIX (en plena fiebre del oro) y que protagonizó un increíble viaje tras regresar de entre los muertos.

Glass se ganó la vida explorando el terreno y, sobre todo, como trampero, intentando cazar animales salvajes en las condiciones más inhóspitas. Fue precisamente durante uno de sus viajes explorando los terrenos del río Misuri, mientras trabajaba para el afamado comerciante de pieles William Henry Ashley, donde nació la leyenda que lo llevó a la fama y a ser recordado a través de los tiempos.

En 1822 fue contratado por el empresario peletero, junto a un nutrido grupo de aventureros, con la misión de remontar el río Misuri, explorar los terrenos y colocar numerosísimas trampas con las que cazar un buen puñado de animales (especialmente osos grizzlies).

Enfrentaban un terreno prácticamente desconocido, animales salvajes que podrían aparecer en cualquier momento y, sobre todo, varias tribus de nativos salvajes entre los que se encontraban los arikaras, conocidos por no ser nada hospitalarios.

Pero no fueron esos indígenas el mayor peligro en aquella aventura sino que fue una osa grizzly que intentaba defender a sus cachorros, quien lo atacó, dejándolo tan destrozado y malherido que sus propios compañeros lo dieron por muerto.

Mientras el resto de la expedición continuó con el trabajo, dos de ellos se quedaron junto al cuerpo de Hugh Glass para amortajarlo y darle sepultura, desconociendo que realmente (a pesar de la apariencia) seguía todavía con vida. La presencia de unos arikaras hizo huir a esos dos hombres, dejando abandonado lo que ellos creían que era un cadáver, por lo que se llevaron consigo todas las pertenencias de Glass.

A pesar de tener un gran número de fracturas, huesos rotos, partes de su cuerpo desgarrados y a la vista por los feroces zarpasos que le dio la osa, la increíble fortaleza física de Hugh Glass hizo que éste volviese en sí y tras intentar curarse las heridas emprendió un increíble viaje de regreso a través de terrenos totalmente inhóspitos, sin ningún tipo de arma ni herramienta y con el cuerpo hecho trizas.?

 

Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /