MÉXICO MÁS ALLÁ DEL CATOLICISMO MAYORITARIO
UN CATOLICISMO MESTIZO Y POPULAR VA PERDIENDO TERRENO A FAVOR DEL PROTESTANTISMO DE CUÑO ESTADOUNIDENSE, QUE YA SUMA MÁS DE 8 MILLONES DE FIELES
11550A.jpg

La iglesia de San Juan Chamula de Chiapas, uno de los estados mexicanos con mayor presencia indígena, es una iglesia católica. Un catolicismo sincrético, mestizo y popular producto de la asimilación de las culturas prehispánicas. Una mezcla, consentida y hasta impulsada por la Iglesia, que tan buenos resultados le ha dado a lo largo de los siglos como estrategia de captación de fieles. México, como el resto de Latinoamérica, es marcadamente católico precisamente por esa inmersión en las profundidades populares.

Cuando algún vecino de San Juan Chamula cae enfermo, su familia acude a la iglesia con una gallina, un puñado de velas, una botella de aguardiente y otra de refresco. Arrodillados sobre un manto de hojas de pino que asisten al culto vestidos con faldas de lana y cintas de colores, apagan las velas escupiendo aguardiente y estrangulan a la gallina para encomendarse a San Juan Bautista o San Francisco de Asís. 

Los amarres católicos están sin embargo cediendo poco a poco a favor del evangelismo y otras ramas del protestantismo de cuño estadounidense. Si a principios del siglo XX el monopolio católico era incuestionable, las cifras más recientes proporcionadas por la propia arquidiócesis de México, dicen que el 16% declara una creencia diferente a la católica, mientras que los cálculos de la consultora Pew Research Center los sitúan el acelerón de los protestantes en la región a partir de 1970, al pasar de un 4% hasta el actual 19%.

Hoy suman más de 8 millones de miembros con un perfil socioeconómico transversal, según la radiografía del órgano de estadística mexicano INEGI.

El entusiasmo es uno de los denominadores comunes de este ramillete protestante-pentecostal-evangélico. Su técnica es la del predicador subido a un escenario declamando versículos bíblicos ante un auditorio colmado de devotos ardientes que levantan las manos y se emocionan ante la palabra revelada. 

Las iglesias protestantes niegan la tradición católica y subliman las escrituras bíblicas y la fe. No creen en Vírgenes ni en Santos. Tampoco hay por tanto concordancia ni mezcla posible. “Millones de católicos se han sentido frustrados e insatisfechos por una religión con dogmas y liturgias. Por eso experimentan con otras confesiones donde encuentran respuestas a todas sus necesidades cotidianas”, incide el presidente de la Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas, Arturo Farela Gutiérrez.

“El mensaje cristiano evangélico que predicamos los pastores transforma vidas, matrimonios y familias, liberándolas de adicciones, inmoralidad y corrupción”, dice el pastor evangélico Farela. Antes de eso, Farela era también guadalupano. Seguía a la Virgen de Guadalupe, el mayor emblema de catolicismo popular mexicano, la santa chaparrita y de rasgos mestizos que según la tradición se le apareció a un indígena chichimeca llamándole por su nombre con una voz dulce y maternal: “Juanito, Juan Dieguito”.

 “El gran crecimiento del protestantismo en México se debe sobre todo a una crisis interna del catolicismo. Una Iglesia muy defensiva, encerrada en sí misma que fue perdiendo esa religiosidad popular”, sostiene Jorge Eugenio Traslosheros, historiador de la Unam. Su tesis es que la progresiva erosión de la experiencia comunitaria dentro del catolicísimo abrió las grietas por donde se colaron los mensajes de pertenencia y vida congregacional que definen al protestantismo. ?

 

Edición de esta semana
¡SUBIERON BANDERA EN OAKLAWN!
Ubicado en el Parque Nacional de Hot Springs, el Oaklawn Racing & Gaming (# 2705 Central Ave. Hot Springs.1-800-OAKLAWN) es uno de los mejores hipódromos en el país desde 1904, y hogar del afamado Arkansas Derby con un premio de $1 millón al ganador. Hoy en día, Oaklawn también ofrece una gran cantidad de diversión y conciertos y máquinas de juegos de azar, día y noche durante todo el año.   / ver más /
¡Nueva sección!   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El Partido Republicano (GOP) está en problemas más profundos de lo que sugiere la pérdida de un escaño en el Senado en la elección en Alabama. La fuente de ese problema se remonta al 19 de julio de 2016, cuando el GOP aceptó a Donald Trump como candidato a presidente.   / ver más /