LA RED DE AGUA POTABLE EN EL DF ESTÁ HECHA DE UN MATERIAL CANCERÍGENO
EL ASBESTO HA SIDO CALIFICADO COMO CARCINÓGENO PERO EN MÉXICO AÚN PROLIFERA SU USO
11598A.jpg

El agua potable en la Ciudad de México se distribuye a través de tuberías de asbesto, un material reconocido como cancerígeno por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Los tubos son reemplazados por otros de polietileno cuando se rompen, pero la mayor parte de la red sigue siendo de asbesto.

El daño más reconocido del asbesto a la población es el de los obreros que tienen contacto directo con el material, sin embargo, todos los organismos internacionales de salud advierten de que no existe un nivel seguro de exposición. Aun así, México es el principal importador de asbesto en Latinoamérica.

“Todas las formas de asbesto son cancerígenas para el ser humano”, especifica la OMS en una nota de 2014 sobre las enfermedades relacionadas con este material de construcción. La agencia estadounidense para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades refiere que el agua potable puede contener asbesto de fuentes naturales o de cañerías. “Las fibras de asbesto no se evaporan al aire ni se disuelven en agua”, advierte, por lo que su inhalación o ingestión provoca que las partículas se alojen en los pulmones o el tubo digestivo, dañando sus células.

Los riesgos del asbesto –o amianto- son tan conocidos que más de 50 países han prohibido o limitado su uso.México, lejos de limitarlo, se ha opuesto al convenio de Rotterdam, que obliga a los países exportadores a etiquetar este producto como cancerígeno. México es el principal importador de amianto en la región, principalmente desde Brasil.

 “La mayor parte de la red de abastecimiento de agua potable es de asbesto”, reconoce el director del Sistema de Aguas de la ciudad de México (Sacmex). La  red tiene un promedio de 60 años de antigüedad y fue construida antes de conocerse sus efectos nocivos. Los tubos son reemplazados por otros de polietileno de alta densidad pero sólo hasta que se presenta una fuga o alguna falla que vuelva urgente el reemplazo. 

Las fugas también son un factor de riesgo, según los expertos, pues al romperse el asbesto libera partículas que no se desintegran y quedan en el agua, además de que los trabajadores que reparan la fuga entran en contacto directo con el material.

En referencia al riesgo de que la población desarrolle cáncer por consumir agua de esas tuberías, Sacmex rechazó esta posibilidad, pues según afirma que sólo los trabajadores lo desarrollan por el contacto directo, “y aquí ya ni hay fábricas”. La razón por la que las tuberías de asbesto deben ser reemplazadas, según el director de Sacmex, no es el riesgo de cáncer, sino su fragilidad, que provoca hasta un 40% de fugas.

“Se hacen trabajos de reparación pero se requiere invertir mucho más en ese renglón, por eso tenemos una incidencia alta de fugas”, admitió el funcionario, e indicó que se requieren al menos mil millones de pesos por año (unos US$ 54 millones) para la sustitución de tuberías, adicionales a los 12.000 millones (US$652 millones) que actualmente asigna el congreso local al Sistema de Aguas.

Los expertos no se aventuran a decir que el consumo de agua que fluye por tubos de asbesto sea causa directa de cáncer, pero llaman a no esperar muertes cuando ya se sabe que el amianto es cancerígeno. 

 

Edición de esta semana
GOBERNADOR FIRMA LEYES QUE PERMITEN LICENCIAS DE ENFERMERÍA Y MATRICULA UNIVERSITARIA ESTATAL A BENEFICIARIOS DE DACA 
Por Michel Leidermann
La legislatura de Arkansas finalmente aprobó dos proyectos de ley que benefician a jóvenes DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia) y el miércoles 10 el gobernador de Arkansas, Asa Hutchinson, las firmó para entrar en vigencia de inmediato en todo el Estado.   / ver más /
Por Michel Leidermann El gobernador republicano de Arkansas, Asa Hutchinson, dijo a reporteros el miércoles 10, que planeaba firmar un proyecto de ley del Senado SB411 contra el estado de “ciudad santuario” y aprobado por los legisladores el último día de la sesión legislativa, a pesar de su preocupación de que una disposición dentro de la ley podría conducir al más perfilamiento racial.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El proyecto de ley SB 411 de Arkansas contra las “ciudades santuario”, es un ataque dirigido principalmente a Little Rock, que no es una ciudad santuario. Fue aprobado por la legislatura republicana de Arkansas y promulgada por el gobernador Asa Hutchinson   / ver más /