NEYMAR, CONDENADO POR LA HACIENDA BRASILEÑA POR FRAUDE FISCAL
EL DELANTERO DEL BARCELONA TENDRÁ QUE PAGAR 50 MILLONES DE DÓLARES
11649A.jpg

El delantero del Barcelona de 24 años. tendrá que pagar 50 millones de dólares, ya que la Hacienda Federal de Río de Janeiro ha condenado a Neymar, jugador del FC Barcelona e internacional brasileño, a pagar 188,8 millones de reales (50 millones de dólares) por evasión fiscal cometida al no pagar 63,3 millones de reales (17 millones de dólares) en impuestos al fisco entre 2011 y 2013. Según informa el diario  La Folha de Sao Paulo, la Hacienda multa al delantero azulgrana para compensar así los impuestos atrasados que debería haber pagado anteriormente el jugador.

Además, según asegura Hacienda, Neymar obtuvo grandes ganancias por las que no pagó impuestos en Brasil, fruto de su relación con el Santos, con el Barcelona y con Nike. El jugador puede recurrir la decisión en el Consejo Administrativo de Recursos Fiscales.

En febrero de este año un tribunal federal de Sao Paulo ya bloqueó activos de Neymar valorados en unos 50 millones de dólares entre los que se incluyen un yate, un aeroplano y propiedades inmobiliarias. ?

 

Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /