CADA AÑO EL MAL DE CHAGAS QUE SUFREN MÁS DE 6 MILLONES DE PERSONAS COBRA 7.000 VIDAS Y US$7.200 MILLONES PERO NADIE LE HACE CASO
AL RITMO ACTUAL SE TARDARÍA 300 AÑOS EN TRATAR A TODOS LOS ENFERMOS
11779A.jpg

A los 7.000 fallecimientos provocados por el Chagas cada año hay que sumar los costes de la enfermedad, que minan la eficacia de los sistemas de salud en zonas vulnerables en ambos lados de la línea que separa a los países pobres de los desarrollados. De acuerdo con los cálculos de un estudio publicado en la revista The Lancet, la suma de costes derivados del Chagas en forma de gastos sanitarios y productividad perdida (años de vida ajustados por discapacidad) alcanza un total global de 7.200 millones de dólares por año. 

Mientras tanto, los pacientes de Chagas mueren en silencio. Los enfermos y sus familias se enfrentan a una maraña de obstáculos que imposibilita una respuesta adecuada a sus problemas y menos del 1% de los afectados recibe el tratamiento que podría controlar o curar su enfermedad.

Cuando se compara con otras patologías que castigan de manera especial a las comunidades más pobres, el silencio político y mediático que rodea al Chagas es poco menos que criminal y las razones para romperlo son tan prácticas como éticas. 

En un contexto en el que cada año se producen alrededor de 36.000 nuevos casos entre la transmisión vectorial y la transmisión congénita —entre el 2% y el 7,3% de las madres positivas— el tratamiento se convierte en un fuente eficaz de prevención.

Ni la enfermedad, ni las muertes, ni el olvido son inevitables. En un documento hecho público por las organizaciones médicas, científicas y sociales que conforman la Coalición Global de la Enfermedad de Chagas se define una agenda posible en la que la acción decidida de las autoridades públicas y los donantes podría marcar la diferencia para una población potencial de riesgo cercana a los 25 millones de personas. 

Sus propuestas incluyen la atención integral a la enfermedad de Chagas dentro de la oferta de servicios de salud, la adecuada preparación del personal sanitario y la mejora de los servicios de información sanitaria en los países prevalentes. También proponen medidas para mejorar los tratamientos y multiplicar los niveles de acceso, un ámbito en el que esta enfermedad se encuentra doblemente marginada.

La esperanza contra el Chagas está en las experiencias de éxito que ya están teniendo lugar en contextos tan diferentes como las zonas rurales de Bolivia, la provincia de Buenos Aires o las comunidades de inmigrantes en California, donde el esfuerzo coordinado de actores públicos y privados ha proporcionado el liderazgo, los recursos económicos y la creatividad que precisan las poblaciones vulnerables afectadas. Estas experiencias muestran el camino a seguir y deben ser replicadas en una hoja de ruta global que ya está siendo impulsada por las organizaciones Mundial y Panamericana de la Salud. 

La Coalición Global de la Enfermedad de Chagas denuncia que al ritmo actual se tardaría 300 años en tratar a todas aquellas personas que lo necesitan. 

La enfermedad o mal de Chagas es provocada por el parásito Tripanosoma cruzi. Se propaga por la picadura de los insectos redúvidos y es uno de los mayores problemas de salubridad en Sudamérica. Debido a la inmigración, la enfermedad también afecta a personas en los Estados Unidos.

Los factores de riesgo para la enfermedad de Chagas incluyen:

Vivir en una choza donde los redúvidos habitan en las paredes

Recibir una trasfusión sanguínea de una persona que porta el parásito, aunque no tenga la enfermedad de Chagas activa

Se considera que una persona es portadora de Chagas cuando tiene el parásito en el organismo. Sin embargo, en 7 de cada 10 casos el parásito no causa daño, por lo que ser portador o “estar infectado” no siempre equivale a desarrollar la enfermedad.

La enfermedad de Chagas tiene dos fases: la aguda y la crónica. La fase aguda puede presentarse sin síntomas o con síntomas muy leves,

Entre las personas que sí manifiestan la enfermedad de Chagas, los problemas más frecuentes son: Problemas de corazón. Se dan aproximadamente en 3 de cada 10 personas; Problemas del aparato digestivo. Se dan en 1 ó 2 de cada 10 personas.

La fase aguda puede presentarse sin síntomas o con síntomas muy leves, que incluyen: Fiebre; Malestar general, Hinchazón de un ojo si la picadura está cerca de éste;;Área inflamada y enrojecida en el sitio de la picadura del insecto

Después de la fase aguda, la enfermedad entra en remisión. Es posible que no se presente ningún otro síntoma durante muchos años. Cuando los síntomas finalmente se presentan, pueden incluir: Estreñimiento; Problemas digestivos;

Insuficiencia cardíaca; Dolor abdominal; Ritmo cardíaco trepidante o palpitante; Dificultades para tragar

En cualquier caso, la mayor parte de los niños y adultos con enfermedad de Chagas no sabe cuándo se infectó y durante toda su vida puede convivir con el parásito sintiéndose bien. 

La fase aguda y la enfermedad de Chagas reactivada deben recibir tratamiento. También se debe tratar a los niños nacidos con la infección.

Se recomienda el tratamiento de la fase crónica en niños y la mayoría de los adultos. Los adultos con enfermedad de Chagas crónica deben hablar con su proveedor de atención médica para decidir si el tratamiento es necesario.

Se usan dos fármacos para tratar esta infección: benznidazol y nifurtimox. Los dos a menudo tienen efectos secundarios. Estos pueden ser peores en las personas mayores. Los efectos pueden incluir: Dolores de cabeza y vértigo; Inapetencia y pérdida de peso; Daño a los nervios; Problemas para dormir; Erupciones cutáneas.?

 

Edición de esta semana
¡SUBIERON BANDERA EN OAKLAWN!
Ubicado en el Parque Nacional de Hot Springs, el Oaklawn Racing & Gaming (# 2705 Central Ave. Hot Springs.1-800-OAKLAWN) es uno de los mejores hipódromos en el país desde 1904, y hogar del afamado Arkansas Derby con un premio de $1 millón al ganador. Hoy en día, Oaklawn también ofrece una gran cantidad de diversión y conciertos y máquinas de juegos de azar, día y noche durante todo el año.   / ver más /
¡Nueva sección!   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El Partido Republicano (GOP) está en problemas más profundos de lo que sugiere la pérdida de un escaño en el Senado en la elección en Alabama. La fuente de ese problema se remonta al 19 de julio de 2016, cuando el GOP aceptó a Donald Trump como candidato a presidente.   / ver más /