LA NUEVA CIUDAD MAYA QUE EL NIÑO CANADIENSE ASEGURA HABER DESCUBIERTO EN YUCATÁN
WILLIAM GADOURY DE 15 AÑOS HA TRABAJADO EN SU PROYECTO DESDE 2014 PERO RECIÉN PUDO ESTABLECER LA UBICACIÓN DE LA POSIBLE CIUDAD PERDIDA
11829A.jpg

Un viaje para adentrarse a los húmedos bosques tropicales del sureste de México es lo que separa a William Gadoury, un canadiense de 15 años de confirmar o ver descartado su descubrimiento de una ciudad maya perdida. En su investigación apunta que en la península de Yucatán existen vestigios de un asentamiento maya hasta ahora desconocido.

Para su descubrimiento empleó herramientas como Google Earth y también imágenes del satélite RADARSAT-2 que le facilitó la Agencia Espacial Canadiense (CSA).

Sin embargo, la conclusión a la que llegó el joven en un proyecto de ciencias que presentó a un concurso en Quebec, ha generado dudas entre arqueólogos en México. Y es que falta la pieza más importante: acudir al lugar para verificar la existencia de la ciudad.

En el texto del proyecto, William parte de la idea de que “los mayas y otras antiguas civilizaciones establecían sus principales ciudades en función de la posición de las estrellas en las constelaciones”. “Según mis cálculos, la correlación entre la posición de las estrellas y estas ciudades está por encima del 95%”, escribió.

William descubrió en los mapas de Google una superficie cuadrada que podría ser parte de la ciudad desconocida. Con la ayuda de publicaciones como el Códice Tro-Cortesiano, o Códice de Madrid, se dio cuenta de que la posición de los asentamientos de los mayas correspondía con la posición de las estrellas que conocían en esa cultura prehispánica.

Pero en una de las constelaciones, en una posición de tres estrellas solo había dos ciudades conocidas, lo que llevó a William a marcar un punto en el mapa en donde debía estar esa ciudad perdida que se encuentra a unos 40 kilómetros de la ciudad maya de Calakmul, al sur del estado de Campeche.

Desde 2014, la zona arqueológica de Calakmul y los bosques tropicales de la zona fueron declarados como “bien mixto” en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO, dado su valor cultural y natural.

En México, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) -la máxima agencia gubernamental en el tema- descartó la teoría de la ciudad maya perdida que hizo William. “Esta información no está fundamentada, arqueológicamente” dijo INAH.

Muchas ciudades mayas han estado ocultas bajo la espesa vegetación de la región, lo que dificulta el trabajo de los arqueólogos a nivel de tierra.

Los mayas tenían profundo conocimiento astronómico y matemático, explica la Sociedad Astronómica de México : “Todas sus ciudades fueron construidas “no nada más por capricho humano, sino que estaban en contacto con la naturaleza, tanto en la tierra como en el cielo. Sobre todo se basaban en el ciclo del año para definir las orientaciones de los edificios y las dimensiones de las ciudades”.

Luego de que la noticia se propagó por medios de América y Europa y tiene planeado visitar la Exposición Internacional de Ciencias que se desarrollará en Brasil en agosto de 2017, donde prevé presentar los resultados de su investigación.?

 

Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /