LOS IMPUESTOS DE TRUMP
Por Michel Leidermann

Parece que los misterios tributarios de Donald Trump, quien a diferencia de otros candidatos oficiales importantes de la época moderna, se niega a publicar sus declaraciones de la renta, seguirán siendo un tema importante y desconocido para sus oponentes. 

La excusa de Trump, de que no puede dar a conocer públicamente sus declaraciones de impuestos mientras las estén auditando, es una mentira evidente. Por el contrario, el hecho de que le estén haciendo una auditoría (o al menos eso dice él) debería facilitar la publicación de las declaraciones. Después de todo, ya no tiene que temer que eso origine una auditoría (pues ya está siendo auditado y Trump dice que esto ha pasado por varios años. ¿Algo raro en sus negocios y pago de impuestos? No quedan dudas de que debe estar ocultando algo. 

Una podría ser los pocos impuestos que paga. Pero dada la trayectoria de Trump, probablemente se jactaría de que su habilidad para jugar con el sistema tributario demuestra lo listo que es, comparado con todos los demás.

Pero otra más realista es que el secreto oculto en esas declaraciones, es que no es tan rico como pretende ser. La revelación de que su fortuna solo asciende a un par de miles de millones de dólares —puede que incluso menos de mil millones— sería una humillación terrible frente a sus proclamaciones públicas de valer miles de millones (4 billones, 10 billones, ¿qué más da?). 

Por otra parte debemos analizar las propuestas políticas de Trump. Y esto resulta tan revelador como su intento de eludir el escrutinio de sus finanzas personales.

El pasado otoño, Trump dio a entender que rompería con la escrupulosidad republicana subiéndoles los impuestos a los ricos. Pero luego anunció un plan que de hecho, dispensaba rebajas fiscales a los más acaudalados. Y, según análisis independientes, también dispararía el déficit federal al sumar unos $10 billones a la deuda nacional en un plazo de una década.

Ahora bien, la incoherencia entre la retórica de Trump y sus propuestas concretas, no parece haberle perjudicado durante las primarias republicanas, tal vez porque todos los ex aspirantes a la candidatura republicana proponían unas enormes rebajas fiscales para los ricos que quebrarían los presupuestos fiscales. Es verdad que ninguna rebaja era tan disparatada como el plan de Trump, pero esas distinciones probablemente no pesaron mucho entre los votantes de las primarias 

Sin embargo, ahora que se ha asegurado la nominación republicana, Trump siente la necesidad de parecer más respetable y ha vuelto a insinuar que podría subirles los impuestos a los ricos y luego nuevamente se ha retractado, mientras los crédulos medios de comunicación se lo tragaban todo.

Pero la explicación es simple: Trump no tiene ni idea de cómo resolver problemas de gobierno y ni le interesa por el momento (¿quizás cuando sea presidente?). No es como si él mismo tuviese conocimientos de economía, o incluso saber qué es lo que no sabe. Por ejemplo, sigue afirmando que Estados Unidos tiene los impuestos más altos del mundo, cuando de hecho tenemos los más bajos entre los países avanzados.

Ahora bien, tal vez se pregunten cómo es que alguien tan negligente y con tan poca curiosidad ha tenido tanto éxito en los negocios. Ha ganado mucho dinero vendiendo su nombre al mejor postor (casinos, malls, campos de golf, hoteles, etc.) y sacando provecho de bancarrotas legales. Aunque la verdadera pregunta sería de cuánto éxito ha tenido en realidad. ¿Y qué hay en esas declaraciones de impuestos??

 

Edición de esta semana
CIRUGÍAS DEL CORAZÓN POR VÍA SUBCUTÁNEA
Nuevas técnicas han permitido las cirugías mínimamente invasivas y tiempos de recuperación mucho más cortos para cientos de pacientes que han sido sometidos al reemplazo de la válvula aortica del corazón por vía de un catéter (cirugía percutánea a través de la piel) en lugar de las mayores cirugías de corazón abierto.    / ver más /
El 15° Festival Literario de Arkansas 2018 incluye en su la lista de autores y presentadores a una variada gama de escritores.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
En todo EE.UU. los maestros se cansaron del tratamiento que sus gobiernos estatales dan a la educación y a los educadores.  Los gobernadores y las legislaturas republicanas están ahora promoviendo aumentar los impuestos para apaciguarlos. Los legisladores están tratando de encontrar maneras de mantenerlos en las aulas, sin darles un aumento.    / ver más /