DONALD TRUMP REITERA SU POSICIÓN RACISTA SOBRE JUEZ QUE VERÁ DEMANDA EN CONTRA DE LA UNIVERSIDAD TRUMP
IGUALMENTE INDICÓ QUE SI LLEGA A LA CASA BLANCA, AJUSTARÁ CUENTAS CON EMPRESAS Y JUECES QUE SE OPONEN A SUS PROPÓSITOS
11918A.jpg

El candidato republicano cree que el juez que se ocupa de la falsa Universidad Trump no está calificado por ser méxico-americano

Quienes pensaban que Donald Trump, una vez asegurada la nominación del Partido Republicano para las presidenciales reduciría su agresividad, se equivocó. No, no tiene ningún interés en parecer presidenciable.

En los últimos días ha indicado que, si llega a la Casa Blanca, ajustará cuentas con empresas y jueces que se oponen a sus propósitos. El objeto de sus últimos ataques ha sido Gonzalo Curiel, el juez federal que se ocupa del supuesto fraude, perpetrado por Trump, con la falsa universidad que llevaba su nombre. Curiel, nacido en el Estado de Indiana y ciudadano estadounidense, estaría descalificado para juzgar la demanda, por sus orígenes mexicanos, según Trump.

Trump sostiene que sus posturas contra los inmigrantes sin papeles y su promesa de sellar la frontera con México, impiden al juez Curiel juzgar con imparcialidad el caso de la llamada Universidad Trump, que en realidad sólo eran unos cursillos para aprender los trucos del negocio inmobiliario. Algunos clientes llegaron a pagar $35.000. En 2013 el fiscal general de Nueva York, Eric Schneiderman, denunció al magnate neoyorquino por “conducta fraudulenta, ilegal y engaños”.

Poco después de anunciar que apoyará a Trump en las elecciones, el presidente de la Cámara de Representantes y cabeza del partido republicano, Paul Ryan, dijo: “El comentario sobre el juez el otro día está fuera de lugar, en mi opinión. Es un razonamiento que no comparto”.

La mezcla de intereses privados (Trump como empresario) y públicos (Trump como candidato) pocas veces ha sido tan descarada en Estados Unidos. Trump dice que, cuando sea presidente, quiere reabrir la Universidad Trump y a  finales de junio viajará a Escocia para reinaugurar de un campo de golf de su propiedad. ¿Cómo candidato presidencial? ¿Cómo empresario? No está claro.

Las amenazas a entidades privadas y cargos públicos ha coincidido con insultos a los periodistas —en una rueda de prensa llamó “ruin”, o “sinvergüenza” a un corresponsal de la cadena ABC— y han producido altercados violentos entre detractores del candidato republicano y seguidores frente a los locales donde Trump hablaría. 

De continuar Trump sus arengas racistas, los altercados seguirán sucediéndose y hasta podrían continuar creciendo si llega a la Casa Blanca.?

 

Edición de esta semana
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
¿Quién sabe exactamente lo que las etiquetas políticas significan? Si un liberal apoya la atención médica asequible para todos, la educación pública de calidad para todos, la reducción de la disparidad de ingresos, una fuerte defensa nacional basada en el liderazgo estadounidense en una coalición de naciones comprometidas con la democracia y los derechos humanos en todo el mundo, entonces es tildado de socialista.   / ver más /