UBER EMPEZARÁ PROGRAMA PILOTO DE AUTOS SIN CONDUCTORES EN PITTSBURG CON UN FORD FUSION MODIFICADO
VERTIGINOSA VELOCIDAD CON LA QUE LAS EMPRESAS ESTÁN DESARROLLANDO Y ADOPTANDO LA CONDUCCIÓN AUTOMÁTICA EN “AUTOS ROBOT”
11930A.jpg

En las próximas semanas Uber empezará un programa piloto de conducción automática en las calles de Pittsburg, el último del creciente número de experimentos que el sector del automóvil está realizando para perfeccionar la tecnología de la conducción automática.

Aunque el experimento es de Uber, la compañía que en poco tiempo ha revolucionado el modelo del negocio de los taxis en gran parte del mundo, gran parte de la carga de la prueba la lleva Ford, que a finales de abril formó una “coalición” con Uber, Google, Volvo y Lyft para avanzar en la conducción automática.

Uber utilizará en las calles de Pittsburg un Ford Fusion modificado por Ford y el Centro de Tecnologías Avanzadas de Uber para circular sin conductor aunque durante las pruebas el vehículo tendrá una persona al frente del volante por razones de seguridad.

Uber explicó en un comunicado: “En el futuro, creemos que esta tecnología supondrá menos congestión, transporte más asequible y accesible y una reducción en el número de vidas pérdidas en accidentes de automóvil”.

Por otra parte Google patentó un barniz para vehículos de conducción automática para minimizar el daño a los transeúntes en caso de un posible accidente. El barniz actuaría como un adhesivo que sujetaría al transeúnte en el capó del vehículo en vez de lanzarlo por efecto del impacto.

También se supo que varios antiguos ejecutivos de Google han impulsado un proyecto llamado Otto para aplicar la conducción automática a camiones de carga, un sector que solo en EE.UU.  representa $700.000 millones al año. Otto ha empezado a trabajar para modificar los camiones existentes hoy en día con tecnologías de conducción automática que harán innecesarios a los conductores, el principal costo fijo del sector del transporte por camión.

Asimismo a principios de mayo, el grupo Fiat Chrysler y Google anunciaron un acuerdo para trabajar de forma conjunta en el desarrollo de la tecnología vehículos sin conductor. Las dos compañías utilizarán una flota de 100 monovolúmenes Chrysler Pacifica para adquirir datos y experiencia.

General Motors (GM) también tiene en marcha varios programas para el desarrollo de vehículos autónomos. GM, junto con Lyft, la rival de Uber, empezarán a probar taxis de conducción automática basados en el eléctrico Chevrolet Bolt a finales de este año.

GM ha adquirido por 1.000 millones de dólares la empresa Cruise Automation, una compañía creada hace tres años para desarrollar vehículos autónomos, para acelerar la tecnología que cree que como muy tarde empezará a estar integrada en los automóviles de venta al público en 2020.

Y por supuesto, Tesla, el fabricante de vehículos eléctricos de lujo, ya presume de que su sistema de conducción automática Pilot, que equipa las versiones más caras de sus automóviles, está prácticamente lista para su utilización masiva.?

 

Edición de esta semana
GOBERNADOR FIRMA LEYES QUE PERMITEN LICENCIAS DE ENFERMERÍA Y MATRICULA UNIVERSITARIA ESTATAL A BENEFICIARIOS DE DACA 
Por Michel Leidermann
La legislatura de Arkansas finalmente aprobó dos proyectos de ley que benefician a jóvenes DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia) y el miércoles 10 el gobernador de Arkansas, Asa Hutchinson, las firmó para entrar en vigencia de inmediato en todo el Estado.   / ver más /
Por Michel Leidermann El gobernador republicano de Arkansas, Asa Hutchinson, dijo a reporteros el miércoles 10, que planeaba firmar un proyecto de ley del Senado SB411 contra el estado de “ciudad santuario” y aprobado por los legisladores el último día de la sesión legislativa, a pesar de su preocupación de que una disposición dentro de la ley podría conducir al más perfilamiento racial.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El proyecto de ley SB 411 de Arkansas contra las “ciudades santuario”, es un ataque dirigido principalmente a Little Rock, que no es una ciudad santuario. Fue aprobado por la legislatura republicana de Arkansas y promulgada por el gobernador Asa Hutchinson   / ver más /