¿CUÁNTO CUESTA ELIMINAR A LA AMANTE DEL MARIDO EN CHINA?
EMPRESAS CHINAS HAN ENCONTRADO UN LUCRATIVO NEGOCIO: DESHACERSE DE LAS ‘OTRAS’ CON EL CRECIMIENTO DE SU CLASE MEDIA
11931A.jpg

Han surgido agencias especializadas que en los últimos años en China para que ayuden a librarse de “la otra”.

Por ejemplo la agencia Weiqing por internet se describe como, ante todo, un gabinete de asesoría matrimonial convencional con 15 años de experiencia y que ha aconsejado a más de 50.000 parejas. Pero no es solo la calidad de su asesoramiento lo que les ha permitido contratar a más de 50 personas solo en sus oficinas de Shanghái -una planta entera de espectaculares vistas en un barrio muy acomodado-, abrir 3 sucursales y llegar a contar con 59 centros que llevaron su nombre mediante un sistema de franquicias. Desde hace 3 años se ha especializado en un servicio que ya han emulado otras empresas y que -aseguran- tiene una enorme demanda: salvar matrimonios en peligro alejando a amantes molestas.

El 80% de las eliminadoras profesionales son mujeres, porque “son más persuasivas y cariñosas”, dice la consejera matrimonial Ming Li, cofundadora de Weiqing.

En un día normal -cuenta- pueden atender entre 200 y 300 consultas telefónicas o por internet, y mantener entre 10 y 15 sesiones cara a cara. Su cliente tipo, explica Ming, es una mujer entre los 40 y 50 años y de posición desahogada. Porque las tarifas de Weiqing no son baratas. Una hora de consulta en persona puede costar 2.000 yuanes (unos US$400), según consta en sus carteles. El servicio de eliminación de amantes -o, como prefieren denominarlo, “bloqueo de destructoras de familias”- no baja de los 200.000 yuanes (unos US$40 mil) para empezar a hablar.

Porque, según asegura, no es una tarea fácil ni barata. Las eliminadoras de amantes necesitan ganarse la confianza de la amante o xiaosan -literalmente, la “pequeña tercera” en una relación-, y los métodos varían. A veces alquilan un apartamento y se hacen pasar por una vecina que solo quiere el bien de la muchacha; otras envían a un hombre que les muestre un apasionado interés amoroso y se deshaga en regalos; también es posible que les ofrezcan una compensación económica a cambio de desaparecer de la vida del marido. Puede ser un trabajo de meses.

“Nos ponemos en contacto con las amantes e intentamos convencerlas de que dejen la relación. A veces no saben que él está casado. Si lo saben, les explicamos que esa relación no tiene porvenir, que él no va a dejar a su esposa. Si insisten en que quieren casarse les decimos, ‘¿ves? Ese es tu futuro. Si él deja a su mujer y se casa contigo, te hará lo mismo en unos años”, cuenta Ming Li.

En algunos casos, no obstante, la relación del hombre con su xiaosan es mucho más intensa que con su esposa. Si es así “le decimos a la esposa que acepte un divorcio, y le ayudamos a conseguir un acuerdo lo más amistoso y conveniente posible. Todos quedan contentos, es otra manera de cerrar el caso con éxito”.

El 80% de las eliminadoras profesionales son mujeres, porque “son más persuasivas y cariñosas”, dice la fundadora de Weiqing. Típicamente, contratan a licenciadas en psicología o derecho, mayores de 35 años -para infundir confianza- y que cuenten con dos certificados oficiales de formación en asesoramiento a parejas.

Durante la época maoísta, la práctica disminuyó o se hizo menos visible: aunque el propio presidente Mao Tse-tung (diciembre 1893 - septiembre 1976) tuvo numerosas amantes, para el pueblo llano el adulterio era un asunto muy complicado en una sociedad estrictamente controlada. Pero el explosivo crecimiento económico, la creciente urbanización y el desarrollo de las redes sociales han facilitado un resurgimiento notorio de las aventuras extramatrimoniales, especialmente entre hombres de clase acomodada. Y con ellas, la figura de la xiaosan.

El índice de divorcios ha crecido de modo ininterrumpido a lo largo de los últimos 12 años en China, un país donde casarse es aún casi una obligación social. Según el Ministerio de Asuntos Civiles, en 2014 pusieron fin a su matrimonio más de 3,6 millones de parejas, el equivalente a un 25% de las que se casaron ese año.

Una sociedad donde todo el mundo se conoce y donde una separación puede crear serios problemas con el resto de la familia y la vida colectiva… Con la urbanización, las costumbres han cambiado. Han crecido también las oportunidades de encontrar amantes. Y cuando desaparece el amor -los sentimientos son algo muy inestable- y no hay reparos a separarse.

Pero si los hay y se tiene dinero en el banco, no hay problema. Siempre queda la opción de contratar a un eliminador de amantes. ?

 

Edición de esta semana
LOS DEMÓCRATAS GANAN EL CONTROL DE LA CÁMARA DE REPRESENTANTES, PERO LOS REPUBLICANOS AUMENTAN SU MAYORÍA EN EL SENADO
Aunque las esperanzas de los demócratas estaban puestas en ganar el Senado y la Cámara Baja en las elecciones de noviembre, el partido solo volverá a controlar la Cámara de Representantes después de siete años, pero los republicanos reforzaron su dominio en el Senado aumentado 4 senadores a su mayoría.    / ver más /
El día de Thanksgiving o Acción de Gracias es una de las festividades más importantes en Estados Unidos, se festeja cada cuarto jueves de noviembre.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La orden de Donald Trump de desplegar miles de militares en servicio activo a la frontera sur para detener lo que caracterizó como una inminente “invasión” de las llamadas caravanas de los migrantes centroamericanos, tuvo su función como farándula política para las elecciones de noviembre 6.   / ver más /