UN FENÓMENO ALARMANTE
11947A.jpg
Por José López Zamorano de La Red Hispana

La masacre de Orlando, el más sangriento de los ataques masivos con armas en la historia de Estados Unidos y que resultó en la muerte de 50 personas y más de medio centenar de heridos --la mayoría latinos--, nos recuerda de la manera más trágica la insensata violencia por las armas de fuego.

Cada año las armas de fuego causan la muerte de más de 33,000 personas en Estados Unidos, dos terceras partes de las cuales son suicidios. Miles de esas muertes corresponden a menores de edad y muchas por accidentes de niños menores de 5 años, sin que parezca existir un sentido de urgencia en el Congreso para confrontar este alarmante fenómeno.

Apenas en enero pasado el presidente Barack Obama no pudo contener las lágrimas cuando recordó en la Casa Blanca la masacre de niños en la escuela primaria Sandy Hook en Connecticut en 2012, por los disparos con arma de fuego de un joven con obvios problemas mentales.

Desde entonces la Casa Blanca anunció nuevas órdenes ejecutivas para expandir la revisión de antecedentes criminales de compradores potenciales de armas en lugares como ferias ambulantes, mercados o a través del Internet. Además, propuso más agentes del FBI y de la ATF, así como $500 millones para programas de salud mental.

Pero sus propuestas fueron recibidas con un balde de agua fría entre legisladores conservadores y grupos defensores de la posesión de armas, a pesar de que las encuestas muestran un sólido apoyo popular para las acciones ejecutivas del presidente en materia de regulaciones a las armas.

Casi 7 de cada 10 estadounidenses favorecen sus medidas, aunque están escépticos de que evitarán las matanzas que ocurren con demasiada frecuencia en escuelas, templos o lugares públicos de Estados Unidos.

Es verdad que ni la más avanzada Ley de regulación de armas impedirá todos y cada uno de los ataques violentos en Estados Unidos, especialmente aquellos que como la tragedia de Orlando, fueron provocadas por un “lobo solitario” sin aparente conexión formal con grupos radicales.

Pero el hecho de que no exista un remedio para resolver con una sola legislación las consecuencias letales de la violencia armada, no debe ser una excusa para cruzarse de brazos y esperar hasta que ocurra una nueva masacre.

Es claro que la opinión pública estadounidense se inclina hacia la idea de que vale la pena hacer algo, dentro del marco constitucional de la segunda enmienda, así sea para la prevención de al menos una sola muerte innecesaria.

Hoy mismo, un criminal o una persona sospechosa e incluida en la lista de exclusión de vuelos comerciales, puede comprar legalmente un arma de fuego en solo unos minutos. También lo puede hacer en una feria ambulante, sin necesidad de que revisen sus antecedentes penales o mentales.

Todos podemos y debemos hacer nuestra parte siendo vigilantes de conductas, acciones o información relacionada con la posible comisión de un acto violento, pero el Congreso debe también debe considerar urgentemente medidas de sentido común que permitan contener el la violencia de las armas sin sentido.?

 

Edición de esta semana
FAMILIA LATINA DE ACTORES EN ARKANSAS CENTRAL
El talento artístico entre los latinos as algo casi natural pero lamentablemente en Arkansas Central son pocos los casos en que se destacan por sus diferentes expresiones artísticas, en especial la actuación teatral.   / ver más /
El consulado de México en Little Rock invita al concierto en Little Rock de Paco Rentería, el talentoso guitarrista y compositor mexicano para celebrar tanto el 208º Aniversario de la Independencia de México, así como el Mes de la Herencia Hispana, el lunes, 24 de septiembre, en el Teatro CALS Ron Robinson (#100 River Market Ave.) de 7 a 8:30 p.m.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Aquellos que hacen de la política un medio para ganarse la vida, a menudo asumen que, a otras personas, la política les importa tanto como a ellos. Pero no es así.   / ver más /