Bush pide a Congreso que permita entrada de más inmigrantes
1197A.jpg
CRAWFORD, Texas- Con 6,000 efectivos de la Guardia Nacional desplegados en los estados del suroeste, el presidente George W. Bush dijo el sábado 5 desde su hacienda cercana en Texas, donde se encuentra en unas vacaciones, que ha cumplido su promesa de reforzar la seguridad fronteriza y desafió al Congreso para que apruebe una ley que dé la bienvenida a más extranjeros en el país.
En su discurso semanal por radio, el mandatario dijo que la reforma migratoria sólo puede ser exitosa si el refuerzo en la seguridad fronteriza va acompañado con oportunidades para que más inmigrantes entren legalmente al país.
“Al aprobar esta reforma migratoria de amplio alcance, haremos respetar nuestras leyes, permitiremos que nuestra economía satisfaga sus necesidades y mantendremos a Estados Unidos como lo que siempre ha sido: una puerta abierta al futuro, una tierra prometida y bendecida, una nación bajo Dios”, afirmó.
Bush desea proporcionar más permisos para trabajadores temporales a los extranjeros dispuestos a aceptar trabajos de salarios reducidos, y permitir que los inmigrantes ilegales que han trabajado en Estados Unidos durante cierto tiempo se conviertan en residentes.
“Encontraremos una vía intermedia racional entre la ciudadanía automática para los inmigrantes indocumentados y las deportaciones en masa de gente que ha estado viviendo aquí durante muchos años, con trabajos, familias y profundas raíces en este país”, puntualizó el presidente.
Pese a la insistencia de Bush en la necesidad de aprobar una reforma “integral”, el debate migratorio se encuentra estancado en el Congreso, a la espera de que se produzca el proceso de armonización bicameral de los respectivos proyectos legislativos que aprobaron la Cámara de Representantes y el Senado, lo que supondría el último paso para la aprobación definitiva de la reforma.
Algunos republicanos de la Cámara Baja han convocado una serie de nuevas audiencias sobre este asunto, en lo que los demócratas ven como una clara estrategia de torpedear el proceso y retrasarlo más.
El retraso del Congreso a la hora de aprobar la reforma migratoria ha hecho que muchos estados hayan decidido tomar la sartén por el mango, con la aprobación de medidas que dificultan el acceso a los servicios públicos y la búsqueda de trabajo de los indocumentados.
Más de 30 estados, entre ellos Colorado, Luisiana, Illinois, Wyoming, Idaho y Pensilvania, han dado luz verde ya a medidas de ese tipo.
“La llegada de las unidades de la Guardia Nacional ha permitido que la Patrulla Fronteriza coloque más agentes en posiciones en la línea frontal, y esta mano de obra adicional está dando resultados”, afirmó Bush en el mensaje radiofónico. “Con el apoyo de la Guardia Nacional, los agentes de la Patrulla Fronteriza han incautado más de 17.000 libras (7.710 kilos) de drogas ilegales y han detenido a más de 2.500 inmigrantes ilegales desde el 15 de junio”, agregó.
Bush no mencionó que sólo aproximadamente la mitad de los soldados asignados a los cuatro estados fronterizos con México ya están laborando junto a la frontera. Muchos siguen en entrenamiento, indicó la Guardia Naciuonal el pasado lunes 31 de julio.
El presidente señaló que la “reforma migratoria racional y amplia debe comenzar con la seguridad fronteriza, y tenemos más por hacer”. Dijo que le pidió al Congreso que financie incrementos en número de hombres disponibles y tecnología, incluyendo muros de alto nivel tecnológico, cámaras infrarrojas y vehículos aéreos no tripulados para evitar los cruces ilegales.
Sin embargo, señaló que la reforma migratoria también debe incluir otros 4 objetivos para ser exitosa:
_Un programa de trabajadores temporales.
_Más formas para que los empleadores verifiquen si los trabajadores se encuentran legalmente en el país.
_Una serie de acciones a realizar para que los inmigrantes ilegales que ya trabajan en el país puedan obtener la ciudadanía.
_Herramientas para ayudar a los inmigrantes a aprender inglés e integrarse al país.
En el mismo discurso igualmente recordó que las empresas que contraten a indocumentados afrontarán cargos criminales y propuso mejorar los sistemas que permiten verificar la identidad de un trabajador.
“Necesitamos hacer cumplir nuestras leyes de inmigración en los centros de trabajo de nuestro país”, indicó Bush e indicó que su gobierno ha lanzado varias redadas recientes contra empresas que contratan “a sabiendas” a trabajadores indocumentados.
“Hemos presentado cargos penales contra esos empresarios”, dijo Bush, quien insistió en que recaerá sobre esas compañías todo el peso de la ley.
El presidente propuso “herramientas más efectivas” que permitan verificar el estatus legal de los trabajadores y “ayudar a los empresarios honestos a cumplir la ley”.
Esas herramientas deberían incluir, dijo Bush, un documento de identidad a prueba de fraude para los trabajadores extranjeros legales y llevaría incorporada información biométrica.
El adoptar esas medidas haría que a las empresas les resultase más fácil obedecer las normativas, explicó Bush, quien afirmó que de esa forma no habría “excusas” para violar las leyes.
Edición de esta semana
FAMILIA LATINA DE ACTORES EN ARKANSAS CENTRAL
El talento artístico entre los latinos as algo casi natural pero lamentablemente en Arkansas Central son pocos los casos en que se destacan por sus diferentes expresiones artísticas, en especial la actuación teatral.   / ver más /
El consulado de México en Little Rock invita al concierto en Little Rock de Paco Rentería, el talentoso guitarrista y compositor mexicano para celebrar tanto el 208º Aniversario de la Independencia de México, así como el Mes de la Herencia Hispana, el lunes, 24 de septiembre, en el Teatro CALS Ron Robinson (#100 River Market Ave.) de 7 a 8:30 p.m.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Aquellos que hacen de la política un medio para ganarse la vida, a menudo asumen que, a otras personas, la política les importa tanto como a ellos. Pero no es así.   / ver más /