Latinos definirán los EUA
Por Michel Leidermann
El auge de la cultura latina en EUA se puede evidenciar en los negocios, el espectáculo y la política del país y es uno de los puntos determinantes en el presente y para el futuro de la nación.
No es sólo el idioma español, sino también sus lazos culturales, los que unen a cerca del 15% de la población estadounidense y que convierten a los latinos en los nuevos protagonistas del futuro socio-económico-político de los EUA.
Desde 1990, la población latina ha experimentado un crecimiento demográfico cercano al 85% en EUA. Según datos ajustados del Censo en julio del 2005, los latinos alcanzaron los 43 millones, siendo ahora la minoría étnica más populosa del país y el grupo con la tasa más alta de crecimiento por inmigración adicional y por nacimientos.
Algunos temen que estas inmigraciones afecten a la identidad estadounidense latinizándola demasiado.
La realidad es que los latinos a pesar de su necesidad de adaptarse a la forma de vida estadounidense, viven orgullosos de sus países de origen. Los latinos se han esforzado en mantener viva su cultura y celebrar sus raíces latino-americanas. No sólo la mayoría conserva el español como lengua materna, sino que la comunidad se ha preocupado por preservar algunos de los valores que son parte esencial de su identidad propia: la unión de la familia, la vigencia de la fé, su gran capacidad de trabajo, y su cultura centenaria a través de los aztecas, mayas e incas, entre muchos otros.
Como un ejemplo para las demás comunidades, cerca del 68% de las familias latinas está conformada por parejas casadas, y el 65% de los hijos vive con ambos padres, lo que señala la importancia del núcleo familiar que pese a la lejanía o las dificultades para mantener la unión familiar, mantiene como una de sus prioridades y valores, la convivencia cercana con sus seres queridos.
Por otra parte, la religiosidad propia de los inmigrantes latinos ha hecho que las celebraciones litúrgicas se conviertan en el elemento que unifica a algunas comunidades y a la propia familia.
En tercer lugar hay que destacar el papel de “maestro” que cada latino lleva a cabo en su radio de acción, con sus amigos, en la escuela, o en el trabajo, lo que ha hecho que consciente o inconscientemente que cada inmigrante sea un “contador de historias de su tierra”. Sus recuerdos, sus creencias, su comida típica, la educación que recibió de respeto y honestidad y que ahora trata de impartir a sus hijos, y los valores morales que considera importantes, son algunas de las manifestaciones cotidianas y casi invisibles de su identidad.
Actualmente, aunque los latinos son una cultura hermanada por una lengua común, su diversidad es palpable en cada nacionalidad y por la oficina del Censo de EUA que ha tratado de representar en 28 categorías a aquellos que se identifican como descendientes de países hispano-hablantes, entre los que se incluye por supuesto a España, pero que excluye a Brasil, que todos sentimos muy latinoamericano.
Pero más allá de interpretaciones, el repertorio de tradiciones propias de cada país hace que los latinos muestren en EUA una identidad solidaria pero a la vez individual. La influencia latina es y seguirá siendo positiva en el crecimiento y características del futuro de los EUA.
En la diversidad de lenguas, de pensamientos, de costumbres, está la ganancia para los Estados Unidos.
Edición de esta semana
LA EDUCACIÓN SUPERIOR ES LA CLAVE DEL ÉXITO PARA LOS LATINOS Y PUEDEN RECIBIR ASISTENCIA PARA COMPLETARLA
Sandra Carmona-García, es una Especialista en Educación del Programa TRIO - EOC del Departamento de Educación de los EE.UU., subvencionado por el gobierno federal, diseñado para apoyar a las personas de Arkansas Central interesadas en continuar sus estudios en una universidad o college o en otra institución vocacional / técnica después de graduarse de la secundaría.    / ver más /
Este año el lunes 19 de febrero, se conmemora el Día de los Presidentes, honrándose especialmente a los presidentes George Washington y Abraham Lincoln.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El problema con la política es la política. Nos hemos acostumbrado tanto a los partidos políticos concentrándose en algunos asuntos “clave” para cada una de sus ideologías que muchos votantes ya no notan que Washington está ignorando los verdaderos designios del gobierno: los mandatos constitucionales para asegurar la tranquilidad doméstica y promover el bienestar general. Estos designios están siendo infringidos por la prisa de Washington en buscar soluciones económicas que enriquezcan aún más a los políticos codiciosos, a los súper ricos y a los intereses corporativos.   / ver más /