LAS CIFRAS ASOMBROSAS DEL NUEVO CANAL DE PANAMÁ
LOS BARCOS NEOPANAMÁX QUE AHORA PUEDEN PASAR MIDEN 366 METROS DE ESLORA (LARGO), 49 METROS DE ANCHO Y CON UN CALADO DE 15 METROS Y CAPACES DE TRANSPORTAR 13.000 CONTENEDORES
12024A.jpg

El domingo 26 de junio se inauguró el nuevo Canal de Panamá, la mayor obra de ingeniería de lo que va del siglo XXI. Sus cifras son asombrosas y tendrá una repercusión en el comercio mundial. La infraestructura no ha estado exenta de polémica, por su enorme inversión, el retraso en la terminación y los sobrecostos. 

 

Estos son algunos números del Canal.

• 77 kilómetros. Es el trayecto que deben recorrer los barcos que pasan de un océano a otro (Pacífico/Atlántico), menos de la mitad que el Canal de Suez. La ampliación es un tercer carril que se añade a los dos ya existentes desde 1914, y el ensanchamiento y dragado de toda la vía fluvial.

• Entre ocho y diez horas tardan los buques en cruzar el Canal por esta nueva vía.

• Dos juegos de esclusas se han construido en la entrada del Atlántico (Agua Clara) y del Pacífico (Cocolí), que elevan al barco 27 metros hasta la altura del lago semi artificial Gatún y los recovecos de Corte Culebra y luego lo hacen descender al mar cuando llega a su término.

• El volumen de hormigón empleado en la obra asciende a 4,5 millones de metros cúbicos, equivalente a 450 edificios de 20 pisos.

• 22 Torres Eiffel se hubieran podido levantar con las 220.000 toneladas de acero empleadas en las esclusas.

• 33 metros es la altura que tienen las compuertas más altas que miden 55 metros de largo y pesan 4.300 toneladas. Se fabricaron en Italia. Están a prueba de terremotos y mareas.

• 17 minutos es el tiempo que tardan las tinas en llenarse y vaciarse para levantar y bajar a los buques. Son en total 9 tinas, 3 por cada cámara. Son capaces de reutilizar el 60% del agua empleada en cada maniobra y ahorran así el 7% de consumo de agua.

• No hay bombeo de agua. Las tinas se llenan y vacían mediante la gravedad a través de 152 válvulas fabricadas en Corea del Sur por la empresa Hyundai.

• 10.000 trabajadores de 40 nacionalidades han trabajado en la obra aunque el 95% de ellos (incluyendo técnicos) fueron panameños.

• 20 meses de retraso. Las obras comenzaron en 2007. 

• US$ 5.450 millones es lo que ha costado hasta ahora la obra.

• El coste de cruzar el canal es de US$ 596.000.

• 600 millones de toneladas de mercancías al año pasarán por el canal tras la ampliación, el doble que ahora.

• Neopanamáx es la denominación que se da a los barcos que ahora pueden pasar por la nueva vía y que no lo podían hacer por la antigua. Miden 366 metros de eslora (largo), 49 metros de ancho y tiene un calado de 15 metros y son capaces de transportar 13.000 contenedores.

• US$ 1.500 millones es lo que esperan ingresar al año por el canal ampliado, frente a los US$ 1.000 que facturan ahora. El objetivo es triplicar los ingresos para 2025.

• 4.200 animales se han rescatado (380 cocodrilos) en las obras para llevarlos a otros hábitats. Se han reforestado 2.800 hectáreas en otras áreas del país, el triple de las que se han destruido por la obra.

• 2.500 piezas arqueológicas se han rescatado en las excavaciones del tercer carril con piezas de todas las etapas históricas. También hay huesos de los miles de trabajadores que murieron en las obras del primer canal y del intento francés previo. Y trincheras realizadas por los norteamericanos cuando construyeron el primer canal. El Canal proyecta un museo para exponerlas.?

 

Edición de esta semana
CIRUGÍAS DEL CORAZÓN POR VÍA SUBCUTÁNEA
Nuevas técnicas han permitido las cirugías mínimamente invasivas y tiempos de recuperación mucho más cortos para cientos de pacientes que han sido sometidos al reemplazo de la válvula aortica del corazón por vía de un catéter (cirugía percutánea a través de la piel) en lugar de las mayores cirugías de corazón abierto.    / ver más /
El 15° Festival Literario de Arkansas 2018 incluye en su la lista de autores y presentadores a una variada gama de escritores.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
En todo EE.UU. los maestros se cansaron del tratamiento que sus gobiernos estatales dan a la educación y a los educadores.  Los gobernadores y las legislaturas republicanas están ahora promoviendo aumentar los impuestos para apaciguarlos. Los legisladores están tratando de encontrar maneras de mantenerlos en las aulas, sin darles un aumento.    / ver más /