ALEJANDRA BARRALES DIRIGIRÁ EL RUMBO DE LA IZQUIERDA MEXICANA
SU ÚNICA FORMA TOCAR PODER ES EN ALIANZA CON EL PAN TAL Y COMO HA HECHO EN OAXACA O VERACRUZ HACE UNAS SEMANAS
12073A.jpg

Alejandra Barrales, de 48 años, se proclamó como la nueva presidenta del Partido de la Revolución Democrática (PRD) derrotando a Pablo Gómez. En su primer discurso Barrales confirmó que continuarán las controvertidas alianzas con la derecha para desalojar al PRI del poder.

Barrales, una ex azafata de Aeroméxico curtida en la lucha sindical de los sobrecargos es la nueva presidenta del principal partido de izquierdas de México.

Con esta elección se logra un hecho inédito en América Latina; dos mujeres Barrales y Beatriz Mojica, elegida también Secretaria General, dirigirán los rumbos del partido político fundado por el hijo del General Cárdenas hace 28 años.

La sesión para elegir a la nueva presidenta comenzó tan convulsa como la historia reciente del partido, con golpes y empujones, cuando un grupo de disidentes intentó tumbar la valla y acceder al lugar donde se procedería a la votación.

Finalmente, Alejandra Barrales (Ciudad de México, 1967), hasta ahora al frente de la educación en la capital mexicana, fue elegida para dirigir el partido hasta julio de 2017 y terminar así el periodo de su antecesor.

Barrales cumple de esta forma su segundo “sueño”. El primero se consumó, tal y como dice su página personal, cuando, a los 20 años, empezó a trabajar como azafata de Aeroméxico. Dentro de la aerolínea destacó como combativa líder sindical en defensa de miles de puestos de trabajo durante una etapa de despidos.

Incorporada a la política y en 2002 comenzó a trabajar con Lázaro Cárdenas Batel, como Secretaria de Desarrollo Social en Michocán. Se unió después al equipo de Marcelo Ebrard en la capital mexicana donde fue secretaria de Turismo y actualmente se desempeñaba como Secretaria de educación hasta que dimitió para presentarse al cargo.

El último Presidente del PRD, Agustín Basave, estuvo en el cargo ocho meses y abandonó el partido al grito de “no aguanto más, este partido es ingobernable”.

El anterior, Carlos Navarrete, aguantó un año, y así sucesivamente debido a peleas internas.

En los próximos 12 meses, Barrales afrontará retos que van de lo político a lo económico. El PRD, fundado en 1989 por disidentes del PRI como Andrés Manuel López Obrador, Porfirio Muñoz Ledo o Rosario Robles, surgió como depositario de las esencias de la izquierda, pero hoy es una formación quebrada en su ideología y en sus finanzas.

Sin embargo, su poder es evidente, gobierna sobre más de 22 millones de mexicanos en lugares como la Ciudad de México, Morelos o Michoacán y cuenta con más de tres millones de afiliados. En número de votos se trata del tercer partido en importancia después del Partido Revolucionario Institucional (PRI), actualmente en el poder, y la derecha de Acción Nacional (PAN) de Vicente Fox y Felipe Calderón

Además, afronta un grave agujero económico que ha colocado al PRD al borde de la quiebra. Según sus propias cuentas debe a bancos y proveedores 125 millones de pesos. Además, debido a las multas, los próximos dos años recibirá 456 millones de pesos casi un 50% menos que en años anteriores.

Con estos números la única forma tocar poder es en alianza con la derecha tal y como ha hecho en Estados como Oaxaca o Veracruz hace unas semanas.?

 

Edición de esta semana
CIUDAD DE LITTLE ROCK CELEBRÓ EL LANZAMIENTO DE LA TARJETA DE IDENTIFICACIÓN MUNICIPAL
El pasado sábado 7 de julio se inició oficialmente el proceso para que las personas mayores de 14 años que residen dentro de los límites de la ciudad de Little Rock, sin importar su estatus migratorio, puedan obtener oficialmente una tarjeta de identificación municipal. Será muy beneficiosa para personas que no tienen otro medio oficial de identificación y también les serán útiles para conseguir trabajo.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La reunión entre los presidentes Donald Trump y Vladimir Putin en Helsinki será recordada por el bochornoso papel del presidente de Estados Unidos: indigno y lastimoso.   / ver más /