CANDIDATOS
Por Michel Leidermann

Las opciones que tenemos en las próximas elecciones a la presidencia de los Estados Unidos son, en mi opinión, algo atroz.

Por un lado, tenemos a un político de carrera (Hillary Clinton) cuya honestidad e integridad ha sido puesto en duda en casi todos los cargos que ha ocupado. Es alguien que cambia su posición sobre los temas, dependiendo del voto que está tratando de asegurar.

Por el lado “conservador”, tenemos un político no-tradicional, cuya oportunidad en la vida comenzó cuando recibió un millón de dólares de su padre con el fin de empezar su negocio. Su éxito se ha visto empañado por el fracaso y la bancarrota de numerosas de sus empresas comerciales. Un hombre que habla con un odio venenoso y palabras irrespetuosas hacia los demás.

Ambos de estos candidatos dicen representar a la gente de EE.UU. Cada uno pretende ser cristiano, pero creo que ninguno de ellos ha mostrado ninguna evidencia de las enseñanzas cristianas en sus acciones o palabras. 

Este país ha caído realmente en un estado de apatía por los lamentables candidatos nominados de los dos principales partidos políticos ¿Hemos de creer que, de los miles de líderes de negocios honestos o profesionales en este país, estos dos son los únicos dispuestos a ser presidente?

 

TRUMP Y SUS IMPUESTOS

El candidato republicano Donald Trump, dice que su éxito como empresario y constructor es uno de los motivos por los que debe ser electo presidente. Entre sus inmodestas alabanzas a su capacidad empresarial, él asegura que tiene $10 mil millones, pero como en todo lo relacionado a este candidato, el creerle es una cuestión de fe.

Todas las dudas sobre Trump se evaporarían si el neoyorquino siguiera los pasos de los candidatos presidenciales anteriores, que han dado a conocer, sus declaraciones de impuestos.

Este no es un requerimiento legal, aunque pasó a ser una expectativa normal, en nombre de la transparencia, el que un candidato al cargo más alto de la nación dé a conocer el manejo de sus finanzas personales. Esta información revela la riqueza de un individuo, su pago de impuestos y sus contribuciones de beneficencia, entre otros datos. Ahora Trump quiere esconder esta información al decidir que no dará a conocer los detalles de sus impuestos antes de la elección.

El mismo Trump acusó en 2012 al entonces candidato presidencial republicano, Mitt Romney, de demorarse en hacer pública su declaración de impuestos.

La negativa de Trump se abre a las especulaciones. Hay quienes creen que el documento mostrará que es menos rico de lo que dice, que no paga impuestos o el porcentaje es muy bajo, o que no es tan caritativo como dice que es. Lo que se sabe es que en 1981 no pagó impuestos aprovechando ventajas impositivas para los constructores en Nueva York, y que ha repetido una y otra vez que ha hecho todo posible para pagar lo menos posible.

No queda bien que el presidente, el recaudador en jefe de impuestos, sea un evasor fiscal, como el que un millonario pague un porcentaje de impuestos, mucho menor que un trabajador medio.

Trump fundamentalmente demuestra estar muy lejos de asumir el compromiso y sacrificio necesario por quienes tienen vocación y desean llegar a la Casa Blanca. 

Para Trump, proteger la falta de transparencia de sus negocios es más importante que ganar la confianza de los votantes.?

 

Edición de esta semana
FAMILIA LATINA DE ACTORES EN ARKANSAS CENTRAL
El talento artístico entre los latinos as algo casi natural pero lamentablemente en Arkansas Central son pocos los casos en que se destacan por sus diferentes expresiones artísticas, en especial la actuación teatral.   / ver más /
El consulado de México en Little Rock invita al concierto en Little Rock de Paco Rentería, el talentoso guitarrista y compositor mexicano para celebrar tanto el 208º Aniversario de la Independencia de México, así como el Mes de la Herencia Hispana, el lunes, 24 de septiembre, en el Teatro CALS Ron Robinson (#100 River Market Ave.) de 7 a 8:30 p.m.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Aquellos que hacen de la política un medio para ganarse la vida, a menudo asumen que, a otras personas, la política les importa tanto como a ellos. Pero no es así.   / ver más /