Exámenes, análisis, y vacunas
1218A.jpg
Exámenes médicos regulares
Los exámenes médicos le permiten al médico evaluar el crecimiento y desarrollo del niño, realizar análisis o darle las vacunas. Para ayudar al médico a tener una imagen completa de la salud del niño, mantenga al día un registro de la salud de su hijo.
Los exámenes médicos también brindan la oportunidad para que los padres hagan preguntas. Prepare una lista de preguntas y preocupaciones y llévelas con usted. El médico tendrá las respuestas a muchas de las preguntas acerca del niño, tales como si el niño está comiendo mucho o muy poco, si parece tener poca coordinación, o qué hacer si el niño no duerme bien.
Algunos niños pueden necesitar consultar con el médico con más o menos frecuencia que otros niños.

Vacunas
Las vacunas (inmunizaciones) protegen a su hijo contra muchas enfermedades graves. A continuación se encuentra una lista de vacunas y cuándo deben recibirlas. Algunos niños, por ejemplo aquéllos que tienen enfermedades crónicas o residen en ciertas áreas del país, quizá tengan que seguir un programa distinto. El médico del niño puede ayudarle a decidir qué vacunas necesita su niño y cuándo dárselas. Asegúrese de hablar con el médico o la enfermera sobre las posibles reacciones a las vacunas y qué debe hacer si su niño tiene una reacción.
• Hepatitis B: Al nacer, 1 a 4 meses, y a los 6 a 18 meses.
• Difteria, tétanos, tos ferina: A los 2 meses, 4 meses, 6 meses, 15 a 18 meses, y 4 a 6 años.
• Tétanos-difteria: A los 11 a 12 años.
• Haemofilus influenzae tipo B: A los 2 meses, 4 meses, 6 meses, y 12 a 15 meses. Dependiendo del tipo de vacuna que use el médico, la dosis del 6o mes podría no ser necesaria.
• Virus inactivo de la poliomielitis: A los 2 meses, 4 meses, 6 a 18 meses, y 4 a 6 años.
• Sarampión, paperas, rubéola: A los 12 a 15 meses y a los 4 a 6 años. Los niños que no hayan recibido previamente la segunda dosis, deberán hacerlo a los 11 a 12 años.
• Varicela: A los 12 a 18 meses si el niño no tiene un antecedente confiable de haber padecido de varicela.
• Enfermedad neumocócica (vacuna PCV): A los 2 meses, 4 meses, 6 meses, y 12 a 15 meses.
• Enfermedad neumocócica (vacuna PPV): Se recomienda además de la PCV para ciertos grupos de alto riesgo. Consulte a su médico para determinar si la vacuna es necesaria.
• Hepatitis A: Para los niños en áreas selectas o en ciertos grupos de alto riesgo. De los 2 años en adelante; dos dosis con 6 meses de diferencia. Pregunte a su médico.
• Gripe: Cada año para los niños de 6 meses en adelante con factores de riesgo como asma, enfermedades cardíacas, anemia,VIH y diabetes; y los niños que viven con personas del grupo de alto riesgo. Los expertos gubernamentales recomendaron recientemente que todos los niños de 6 a 23 meses reciban una vacuna de gripe anual a partir del otoño de 2004. Los programas de vacunación de la gripe podrían cambiar. Para obtener información actualizada, consulte a su médico o visite al sitio Web: http://www.cdc.gov/flu/.
De vez en cuando también podrían cambiar otros programas de vacunación. Consulte a su médico o visite al sitio Web: http://www.cdc.gov/nip.

Vista y audición
Se les debe examinar la vista a sus hijos antes de los 5 años de edad. Algunos expertos recomiendan exámenes de la vista durante la infancia. Sus hijos también necesitarán exámenes de la vista a medida que van creciendo.
Muchos estados requieren exámenes de audición para los recién nacidos.
Si a cualquier edad su hijo tiene alguna de las señales de alerta de la vista o audición que se indican a continuación, asegúrese de hablar con el médico del niño.
Señales de alerta de la vista
• Los ojos se van hacia el centro (bizcos) o hacia fuera.
• Entrecierra los ojos.
• Dolores de cabeza.
• No le va tan bien en la escuela como antes.
• Vista nublada o doble.
• Señales de alerta de la audición
• Poca reacción o respuesta a ruidos o voces.
• Desarrollo lento del habla o habla de manera lenta.
• Suena raro al hablar.
Advertencia: Escuchar música demasiado alta, especialmente con audífonos, puede dañar permanentemente la audición del niño.

Plomo
El plomo puede perjudicar a su hijo, retrasando el crecimiento físico y mental y afectando adversamente muchas partes del cuerpo. La manera más fácil como los niños se envenenan con plomo es cuando están estando cerca de pintura de casas viejas que se estén descascarando o cayendo. Algunas autoridades recomiendan realizar el análisis de plomo al año y dos años de edad.
Lea las preguntas siguientes. Si contesta “sí” a cualquiera de ellas, quizá signifique que su hijo necesita realizarse análisis de plomo antes y con más frecuencia que otros niños.
• ¿Ha vivido o visitado con regularidad una casa construida antes de 1950? (Esto puede incluir un centro de guardería, centro preescolar, la casa de la persona que lo cuida o de un familiar, etc.)
• ¿Ha vivido o visitado con regularidad una casa construida antes de 1978 (el año en que se prohibió la pintura a base de plomo para uso residencial) que estaba en remodelación o renovación recientemente?
• ¿Tiene un hermano o hermana, persona viviendo en la casa o un compañero de juegos a quien hayan tratado por envenenamiento con plomo?

Tuberculosis
Los niños pueden necesitar un análisis cutáneo de tuberculosis si han estado en contacto cercano con una persona con tuberculosis (TB), viven en un área donde la tuberculosis es más común que el promedio (como en asilos para personas sin hogar; o una institución) o se han mudado recientemente de Asia, África, Centroamérica, el Caribe o las islas del Pacífico.

Crecimiento y desarrollo
El médico o la enfermera de su hijo medirán con regularidad la estatura y el peso del niño. El tamaño de la cabeza del niño también se medirá durante los primeros 2 años de vida. Mantenga un registro del crecimiento del niño. Estas medidas le ayudarán a usted y a su médico a determinar si el niño está creciendo adecuadamente.

Los primeros logros
El desarrollo de cada niño es muy individual; cada uno se desarrolla a su paso. Esta tabla muestra las edades a las cuales la mayoría de los niños desarrollan ciertas habilidades. Es normal que un niño haga estas cosas más tarde que la edad indicada aquí. Si su niño no hace muchas de las cosas que se indican aquí para su edad, o si tiene preguntas acerca de su desarrollo, consulte a su médico o a la enfermera del niño.
2 meses
• Sonríe, hace cu-cu.
• Fija la vista en una persona y la sigue con los ojos.
4 meses
• Se ríe a carcajadas.
• Levanta la cabeza y el pecho cuando está acostado sobre el estómago, sujeta objetos.
6 meses
• Balbucea, voltea hacia el sonido.
• Se voltea; sostiene bien la cabeza cuando está sentado.
9 meses
• Responde a su nombre, juega a las escondidas.
• Se sienta solo, gatea, se levanta hasta quedar de pie.
1 año
• Dice “adiós” con la mano, dice “mamá” y “papá.”
• Camina mientras se le sostiene, coge objetos con el dedo pulgar y el primer dedo.
18 meses
• Dice tres palabras además de mamá o papá, hace garabatos.
• Camina solo, come solo usando una cuchara.
2 años
• Pone dos palabras juntas, se refiere a sí mismo por su nombre.
• Corre bien, sube escaleras sin ayuda.
3 años
• Sabe su edad, ayuda a abotonarse la ropa, se lava y seca las manos.
• Tira una pelota por encima de su cabeza, se monta en su triciclo.
4 años
• Conoce su primer nombre y apellido, cuenta cuentos, cuenta cuatro objetos.
• Mantiene el equilibrio en un pie, utiliza tijeras de niños.
5 años
• Puede identificar cuatro colores, cuenta hasta 10.
• Brinca en un pie, se viste solo.

Nutrición
La alimentación de su hijo es importante para su salud. Siga las siguientes normas de nutrición.
Del nacimiento a los 2 años:
• La leche materna es el mejor alimento para los bebés desde el nacimiento hasta los 6 meses. Ofrece una buena nutrición y protege contra infecciones. Puede seguir amamantando hasta el primer año si es posible. Si no es posible amamantar al bebé o no lo desea hacer, debe usarse una fórmula fortalecida con hierro (no leche de vaca) durante los primeros 12 meses de vida. La leche entera de vaca puede usarse para reemplazar la fórmula o la leche materna después de los 12 meses.
• Los niños amamantados, particularmente los de piel oscura que no se exponen con regularidad a la luz solar, podrían tener que recibir suplementos de vitamina D.
• Comience a darle alimentos sólidos a los 4 a 6 meses de edad. La mayoría de los expertos recomiendan el cereal infantil de arroz fortalecido con hierro como la primera comida.
• Agregue los alimentos nuevos uno a la vez para facilitar la identificación de los que causen problemas. Por ejemplo, espere una semana antes de añadir un nuevo cereal, vegetal u otro alimento.
• Use alimentos fortalecidos con hierro, como granos, cereales con hierro y carnes.
• No les dé miel de abeja o sirope de maíz a los infantes durante su primer año.
• No limite las grasas durante los primeros 2 años de vida.
Dos años en adelante:
• Ofrezca una variedad de alimentos, abundantes en frutas, vegetales, y granos enteros.
• Use sal (sodio) y azúcar con moderación.
• Fomente una dieta baja en grasa, grasa saturada, y colesterol.
• Ayude a su hijo a mantener un peso saludable proporcionándole los alimentos adecuados y motivando el ejercicio regular.

Actividad física
Su hijo necesita actividades físicas regularmente mediante juegos o deportes para mantenerse en buenas condiciones físicas. Los buenos hábitos de actividades físicas que se aprenden en la infancia pueden ayudar al niño a convertirse en un adulto activo y saludable. Los adultos que son activos físicamente tienen menos probabilidades de tener sobrepeso o tener enfermedades del corazón, presión arterial alta y otras afecciones. Los adultos y los niños deben tratar de hacer por lo menos 30 minutos de actividades físicas la mayoría de los días de la semana.
• Fomente la participación en actividades físicas, incluso deportes.
• Estimule la participación en actividades que pueden disfrutarse hasta la edad adulta (por ejemplo, caminar, correr, nadar, baloncesto, tenis, golf, baile, y bicicleta).
• Planee actividades físicas con la familia o los amigos; el ejercicio es más divertido cuando participan otras personas.
• Limite el tiempo que su hijo pasa viendo la televisión a menos de 2 horas al día. Anímelo a ir al parque, al gimnasio, o a la piscina.
• Las actividades físicas deben ser divertidas. No haga que la única meta sea la de ganar.
• Muchas comunidades y escuelas ofrecen programas de ejercicio o de deportes fuera de las horas de clasdes; infórmese de las opciones disponibles.
Salud dental y oral
Su hijo necesita atención dental regular a partir de una edad temprana. Consulte al dentista para programar la primera visita del niño. La buena salud oral requiere un buen cuidado diario.
Para los bebés:
• Si la mayor parte de la nutrición de su hijo proviene de la leche materna, o si usted vive en un lugar donde el agua potable tiene muy poco fluoruro, su niño puede que necesite gotas o tabletas de fluoruro. Consulte con el médico de su hijo o con el departamento de agua local cuánto fluoruro contiene el agua. Después, pregunte al médico si su hijo requiere de gotas o tabletas de fluoruro.
• No use el biberón del bebé como chupón ni acueste a dormir al niño con un biberón. Esto puede causar caries en los dientes e infecciones de oído.
• Mantenga los dientes y las encías de su hijo limpias frotándolas con un pañito limpio y húmedo después de alimentarlo.
• Cuando aparezcan varios dientes, comience a cepillarlos suavemente con un cepillo de dientes suave y una pequeña cantidad (tamaño de una perla) de pasta dental con fluoruro.
Para los niños más grandes:
• Consulte al dentista sobre los selladores dentales. Éstos ayudan a prevenir las caries de los dientes permanentes.
• Use hilo dental para ayudar a prevenir enfermedades de las encías. Hable con el dentista acerca de cuándo comenzar.
• No permita que su hijo fume ni mastique tabaco. Sea un buen ejemplo, no use productos de tabaco usted mismo.
• Si se cae un diente permanente, enjuáguelo suavemente y colóquelo de nuevo en el hueco o en un vaso con leche o agua fría. Lleve al niño y el diente al dentista de inmediato.

Prevención de lesiones
Más niños mueren por lesiones que por cualquier otra causa. Las buenas noticias son que la mayoría de las lesiones pueden evitarse con unas directrices de seguridad fáciles de seguir. Consulte a su médico sobre las maneras como puede proteger a su hijo de lesiones.
Lea la lista siguiente y marque cada norma que usted y su familia ya siguen. Adopte las otras.
Bebés y niños pequeños
Use un asiento infantil de seguridad para auomóviles en todo momento hasta que su hijo pese por lo menos 40 libras.
Utilice un asiento de seguridad infantil en donde el niño quede mirando hacia atrás, por lo menos hasta que cumpla un año de edad o pese 20 libras. Ver abajo información actualizada sobre los asientos de seguridad para niños más grandes.
Utilice un asiento de seguridad infantil adecuado para su automóvil y de acuerdo al peso del niño. Lea las instrucciones de instalación y uso tanto del fabricante del asiento de seguridad como del fabricante del automóvil.
Mantenga los medicamentos, las soluciones y líquidos de limpieza y otras sustancias peligrosas en recipientes a prueba de niños, guardados con llave y fuera del alcance de los niños.
Use rejas de seguridad en las escaleras (arriba y abajo) y protectores en las ventanas del primer piso.
Mantenga la temperatura de los calentadores de agua menos de120 grados F.
Mantenga los tomacorrientes cubiertos con tapitas de plástico.
Supervise constantemente a los bebés cuando usen andadores. Bloquee el acceso a las escaleras y a los objetos que puedan caerse (como lámparas) o causar quemaduras (como estufas o calentadores eléctricos). Si usted usa andadores para bebés, utilice uno que no pueda pasar a través de una entrada normal o que tenga sostenedores que lo detengan en la esquina de un escalón.
Mantenga los objetos y los alimentos que puedan asfixiar alejados de su hijo. Esto incluye objetos como monedas, globos, piezas pequeñas de juguetes, perros calientes (enteros), cacahuates (maní) y confites duros.
Use cercas que rodeen completamente las piscinas, y mantenga los portones cerrados.

Niños mayores
Los niños más grandes deben usar los cinturones de seguridad del auto y deben sentarse en el asiento trasero en todo momento.
Los niños deben utilizar un asiento de seguridad elevado “booster” en el asiento trasero, a partir de los 4 años de edad o cuando pesan por lo menos 40 libras, y hasta que cumplan 8 años de edad o midan por lo menos 4 pies 9 pulgadas de alto.
Asegúrese de que el niño use un casco siempre que ande en patines o montado en bicicleta.
Asegúrese de que el niño use equipo protector cuando ande en patineta o patines (casco, protectores de muñecas y rodillas).
Advierta a su hijo sobre los peligros de consumir alcohol y drogas. El consumo de bebidas alcohólicas y drogas causa muchas lesiones en los deportes y accidentes de automóvil.
Para todas las edades
Use detectores de humo en su casa. Cambie las baterías cada año y revíselas una vez al mes para ver si funcionan.
Si tiene una arma en su hogar, asegúrese de que la pistola y las balas estén bajo llave y separadas y manténgalas fuera del alcance de los niños.
Nunca maneje después de consumir bebidas alcohólicas
Use cinturones de seguridad siempre.
Enseñe a sus hijos a tomar medidas de precaución con el tráfico. Los niños menores de 9 años necesitan supervisión al cruzar las calles.
Enseñe a sus hijos cómo y cuándo llamar al 911.
Aprenda acciones básicas de primeros auxilios (CPR).
Coloque el número del Centro de Control de Envenamiento (1-800-222-1222) cerca de su teléfono desde todos los lugares en los Estados Unidos. En Arkansas 1-800-376-4766. No intente tratar el envenenamiento hasta que haya llamado al Centro de Control de Envenamiento.
Edición de esta semana
CENTRO COMUNITARIO SEIS PUENTES
El pasado sábado 11 el Centro Comunitario y de Educación Seis Puentes (#4202 Camp Robinson Rd., North Little Rock) celebró con gran éxito e imponente asistencia de papás y alumnos, su feria de regreso a clases 2018 repartiendo mochilas y útiles escolares y tarjetas de regalo de WalMart a los presentes. / ver más /
El consulado de El Salvador en Dallas ((469) 274-2708 o 1-888-301-1130), a cargo de la cónsul Verónica Patricia Pichinte Cubillos, sostuvo un consulado móvil en el Centro Comunitario del Southwest en Little Rock (#6401 Baseline Road) los pasados días 10 y 11, entregando nuevos pasaportes así como registros de nacimiento, matrimonio y defunción; autorización para menores; registros y sobrevivencias; antecedentes penales y policiales. / ver más /
Los campistas latinos tienden a usar los servicios de acceso al internet para mantenerse conectados con sus empleos y cualquier persona que los necesita.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Un joven recién casado estaba sentado junto a su padre. Mientras el joven hablaba sobre la vida adulta, el matrimonio, las responsabilidades y las obligaciones, el padre le lanzó una mirada clara y seria y le dijo: “Nunca olvides a tus amigos, se volverán más importantes a medida que envejezcas. Independientemente de lo mucho que ames a tu familia, siempre necesitarás amigos. Recuerda juntarte con ellos ocasionalmente (si es posible), pero de alguna manera logra, mantenerte en contacto con ellos”.   / ver más /