“NADIE CREE MÁS EN AMÉRICA QUE QUIENES LO ARRIESGAN TODO PARA VENIR”
JULISSA ARCE FUE INDOCUMENTADA, PERO TRABAJÓ EN WALL STREET
12251A.jpg

En un momento político en el que el candidato republicano Donald Trump, promueve su plataforma que incluye duras críticas a los inmigrantes, crear muros y deportar masivamente, Julissa Arce se ganó un fuerte aplauso de su audiencia con ese comentario “Nadie cree más en América que quienes lo arriesgan todo para venir”. Ocurrió hace 3 semanas mientras esta mexicana, ex empleada de alta responsabilidad en la financiera Goldman Sachs y Merril Lynch, presentaba su libro “My underground American Dream” (Entre las sombras del sueño americano) en Nueva York.

Es un libro en el que Arce cuenta cómo mientras manejaba complejos productos financieros en Wall Street, Arce escondía el secreto de ser indocumentada. Lo fue durante 15 de sus 33 años. Cuando era una adolescente se le venció la visa de turista con la que estaba con su familia en San Antonio (Texas) pero a pesar de ello fue admitida en la Universidad de Austin, algo que pudo pagar con la ayuda de sus padres y un programa del estado.

En vez de regresar a México con sus padres, decidió comprar un green card y número de seguro social falsos. Con estos dos cruciales documentos terminó trabajando en Goldman Sachs donde fue escalando posiciones. Es algo difícil para una mujer y latina. Impensable para alguien con su situación migratoria ilegal. “Mi mamá siempre me animó y me dijo que era capaz de hacer lo que yo quisiera. Me lo tomé en serio”

“Todo el mundo tiene que tomar decisiones que no son fáciles porque las opciones son difíciles”, razona esta mujer que lamenta no haber tenido “un camino legal para conseguir mi sueño”.

Arce dice que no cree que su historia sea única porque otros indocumentados como el premio Pulitzer, José Vargas o el neurocirujano, Alfredo Quiñones, han conseguido metas y reconocimientos, como ella, siendo indocumentados. No obstante, reconoce que “cuando se piensa en indocumentados, la mayoría trabaja en restaurantes, cuidando de nuestros hijos o en los fresales en California, esa es la imagen. Cuando me presenté a este trabajo en Nueva York, a nadie se le iba a pasar por la mente que yo pudiera ser indocumentada. Ni se imaginaban”.

Con todo, Arce asegura que el corazón le latía a cada rato. “Pensaba, hoy va a ser el día que se den cuenta de que mis papeles son falsos”.

Ese día estuvo cerca cuando el IRS le envió una carta pidiendo clarificaciones a ella y a su empresa sobre su número de seguro social que no era el mismo que tenían en sus archivos. “Fue un miedo horrible pensar que la carta llegó a la empresa y que alguien iba a hablar conmigo. Pero pasó una semana, dos, tres y nunca nadie me llamó. 

La historia de Arce se hizo pública en un reportaje de la revista Bloomberg-BusinessWeek. El matrimonio le permitió hacerse con una green card pero en el proceso de lograrla tuvo que admitir que usó papeles falsos. “Tenía recursos para tener el mejor abogado, podían haber pasado muchas cosas, pero no pasaron. El sistema es arbitrario”. Los derechos de televisión del libro han sido adquiridos por la actriz América Ferrera. Es un proyecto que le gusta, “hay que cambiar la perspectiva de la inmigración también desde el lado del entretenimiento”.

Arce ya no trabaja en Wall Street y centra buena parte de su labor en la defensa de la justicia social, Voto Latino y preside Ascend Educational Fund (que ayuda a estudiantes inmigrantes).?

 

Edición de esta semana
¡SUBIERON BANDERA EN OAKLAWN!
Ubicado en el Parque Nacional de Hot Springs, el Oaklawn Racing & Gaming (# 2705 Central Ave. Hot Springs.1-800-OAKLAWN) es uno de los mejores hipódromos en el país desde 1904, y hogar del afamado Arkansas Derby con un premio de $1 millón al ganador. Hoy en día, Oaklawn también ofrece una gran cantidad de diversión y conciertos y máquinas de juegos de azar, día y noche durante todo el año.   / ver más /
¡Nueva sección!   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El Partido Republicano (GOP) está en problemas más profundos de lo que sugiere la pérdida de un escaño en el Senado en la elección en Alabama. La fuente de ese problema se remonta al 19 de julio de 2016, cuando el GOP aceptó a Donald Trump como candidato a presidente.   / ver más /